“Al fondo hay sitio” o el mito de la “huambrilla alegre”

Publicado: 7 junio 2010 en Paco Bardales
Etiquetas:, , , , , , , , , , , , ,

Por: Ana Karina Junes Vásquez

Cuando de niña mi mamá me contaba sus anécdotas de Iquitos solía imaginarla como una pequeña que tenía una casa en pleno monte, que vestía pajas y vivía como Tarzán. Tal vez las películas de Johnny Weissmüller influenciaron en esa percepción que tenía al sentirme hija de una loretana, después de todo hablar de la selva en esos años era como hablar de un mundo extraño y casi inaccesible para una niña que recién empezaba a crecer en la caótica capital. En ese entonces jamás pasó por mi diminuta cabeza que en un futuro sería abrazada por todas aquellas visiones amazónicas, que dejaría la ciudad y usaría chinelas, que calzaría botas para el fango, que viajar en moto se volvería una de mis diversiones favoritas y que transportarme en bote se volvería tan cotidiano como cuando en Lima me subía a una combi.

Para mí  la selva es sinónimo de magia, de energía y de fuerza, quizás porque crecí rodeada de miles de historias de mi madre y mi abuela pero a medida que iba creciendo empezaba a notar las distorsiones que a ella le daban, cuándo el orgullo con el que decía que mi familia materna es completamente amazónica y se transformaba en el estereotipo de la típica broma, por tus venas corre sangre caliente. Entonces podía entender a mi madre y me enojaba, entendía cómo le molestaba cuando ella, una muchacha de 18 años, recién salida de Iquitos en busca de mejores oportunidades tuvo que soportar aquel estereotipo y burla de ser una mujer selvática. Mismo estereotipo que hoy por hoy se ve reforzado en los medios con la tan popular serie “Al Fondo Hay Sitio” y el personaje de la inquieta Gladys a quien El Comercio califica como la sensual ama de llaves cuyos movimientos han conquistado al jefe.

Lo que aparentemente se puede entender como una queja feminista es en realidad una reflexión ante los antecedentes vividos en nuestra televisión nacional, una falta de coherencia entre lo que el usuario reclama y lo que no. Inicialmente fue con la Paisana Jacinta y luego con el Negro Mama lo que generó el debate acerca de los personajes y a los grupos que representan en nuestro país. La gente saltaba en pro y en contra si dichas interpretaciones eran denigrantes tanto para la mujer andina como para los afro-peruanos. Entonces me interrogo ¿Acaso el personaje de Gladys no debería encender el mismo debate? ¿O es que ese estereotipo ha calado tanto en el colectivo que ya no importa?

De todo hay en estas viñas del señor y no pretendo negar que a muchas mujeres les guste explotar aquel calificativo que sus calurosas tierras le dan, pero esas son decisiones propias de personas que independientemente basan su valor en ello. No pretendo hacer un juicio ni de santificar la región, sólo llamar a la reflexión que detrás de esos estereotipos se encuentran muchos rostros serios y trabajadores de muchachas o madres jóvenes que no necesitan movimientos sensuales para poder salir adelante.

(Tarapoto, junio 2010)

[tweetmeme source=’pacobardales’ only_single=false]

comentarios
  1. 2M dice:

    Buena comparación. Efectivamente comparado con lo del negro mama o la paisana Jacinta debería incluirse como un personaje discriminatorio. Por lo mismo considero que lo hecho al negro mama y a la paisana jacinta no es discriminación, luego también creo que el personaje de Kukuli no es discrimintario.

    “Miguel el hecho que te vayas a estudiar a USA y un fin de semana te sexualizas con una mujer norteamericana, pero que la misma fémina al día siguiente te diga que se va de camping el resto de la weekend con un sólo amigo (a sexualizar) no es algo para generalizar a todas las mujeres norteamericanas. Son formas de comportamiento -dice mi profe de ingles – que a tu entender peruano es liberalismo sexual y es antimoral (huevadas) pero quizás allá sea comprendido de distinta manera.

    Imaginen “Sex in the City” eso sería extremadamente discriminatorio para los norteamericanos. O la genial serie Californication sería discriminatorio también.

    Hay personas que usualmente generalizar este tipo de personajes. Me encanta la variedad de comportamientos, algunos me parecen tranquilos otros más alegres, quizás , ami entender, de naturaleza coqueta o quizás sea mi mente morbosa, y el morbo es tiene varias ópticas.

    Bueno creo que ya perdí la idea. Chau. TMR tengo que trabajar…..

  2. Clonpi dice:

    Muy de acuerdo, aunque no me molestan ni la paisana jacinta ni el negro mama, si me parece un estereotipo un tanto discriminatorio. Mi mamá viene de Iquitos, y yo sé de los valores que nos inculcó a mi y a mis hermanos.
    De todo hay, en todos lados, eso es lo que la gente no quiere entender, espero que eso cambien con el tiempo, y la gente que viene de provincia a buscar un mejor modo de vivir ya no sea discriminada, ni acosada por los torpes prejuicios de muchos limeños.
    Un saludo.

  3. CHARAPAS ARDIENTES

    Cuando se habla de las conductas sexualizadas de la mujer loretana, de la calentura casi febril con las que actúan, no hago más que indignarme al escuchar, que la mujer loretana es una ninfómana y que si por ella fuera tuviera sexo todos los días, entregándose en cuerpo y alma a cuanto turista se le cruce en el camino y procreando alegre y despreocupadamente, como las charapas. Si, de ahí nace el dichoso calificativo: “procreando como las charapas”.
    Los mencionados quelonios ponen una gran cantidad de huevos en las playas en un determinado período del año, son lentas y, al fin y al cabo, son animales; pero, permitir semejante calificativo, es como si un hermano de la sierra dejara que lo tilden de “auquénido” ”vicuña” o el popular “ñañañañaña”.
    La mujer loretana, por cuestiones climáticas, usa ropas ligeras, frescas, al igual que un gran sector de hombres utilizamos polos, bermudas y sandalias, pero, carambas, eso no significa que estemos propensos al sexo fácil.
    Las mujeres limeñas son las primeras en criticar a su congénere de esta tropical zona; y aquí va mi primera pregunta: ¿dónde creen ustedes que hay más hoteles, hostales, hospedajes, night club, sala de masajes, casa de citas y afines?, ¿dónde se ve con más libertad el ejercicio de la prostitución de manera callejera? No estoy en contra de las hermanas T.S. (Trabajadoras Sexuales), esa es la decisión madura y responsable que asumieron para poder subsistir, y ahí están, luchando por sus derechos, pero, es inadmisible aceptar que Iquitos y la Amazonía sean tildadas de focos de prostitución, incluida la infantil; existe la prostitución, es cierto, la hay como en cualquier lugar del Perú y del Mundo; en Ámsterdam se promocionan las europeas y algunas inmigrantes en escaparates a la vista y paciencia de la población en general, a plena luz del día y con toda la legalidad del caso, pero… ¡Iquitos no es un burdel! Eso comentaba un amigo a quien no he vuelto a ver hace muchos años: “Si a Iquitos le pusiéramos techo sería una enorme casa de citas” En buena hora no lo volví a ver.
    Y todos los loretanos que leen conmigo esta modesta reflexión, y aceptan estos calificativos, estos motes de “charapa ardiente” “mujer caliente y tropical”, estarían aceptando que, nuestras madres, hermanas, hijas, primas, amigas y enamoradas, son soberanas prostitutas.
    Pero la historia dice todo lo contrario, pues si conocemos mejor a nuestros héroes locales, vemos que la mujer asume un papel muy importante. He ahí la verdadera imagen de la mujer loretana.
    Aquí un fragmento de un texto publicado en Kanatari número 900, de la pluma del polémico Martín Reátegui, sobre la historia de Belén, y con el cual termino esta reflexión:

    “Pero Belén no sólo será un espacio de venta y compra, un espacio de construcción y embarcaciones. De Belén nacerá la primera rebelión popular. En agosto de 1908, la vaciante del río trajo como consecuencia una aguda escasez de alimentos de primera necesidad. Los comerciantes acaparaban los productos y los alimentos sólo se podían adquirir pagando altos precios. En los pozos de Sachachorro se gesta la rebelión. Las mujeres de Pijuayo Loma y del puerto son como hadas y aparece por necesidad histórica la dirección de una mujer belenina llamada Rosa y apodada “La capitana”. Entre los días 11 y 12 de agosto organizaron marchar pero el último día se impulsó el saqueo a los comercios que previamente habían sido marcados con una cruz negra.
    A raíz de esto el gobierno declaró una liberación a todos los productos alimenticios de pagar los derechos de importación por un período de 6 meses, hasta enero de 1909. Esta acción no será la única que mostrará la fuerza de la mujer belenina. El 13 de julio de 1915 las vendedoras de pescado encabezarán la primera huelga de la ciudad.”

  4. Diario de IQT dice:

    Dato para tener en cuenta sobre “Al fondo hay sitio”: Esta es una de las temporadas más exitosas en términos de raiting: ha logrado audiencias históricas de hasta 43 puntos. Medio país mirando la serie.

    Gladys es hasta el momento una de las nuevas caracterizaciones que mayor expectativa ha generado en la audiencia usual de la teleserie.

    Increíble, pero cierto

  5. M dice:

    ¿No se acuerdan del blog de Renato Cisneros y su nota sobre sus prejuicios de la mujer amazónica?

    http://blogs.elcomercio.pe/busconovia/2008/09/el-libro-de-la-selva-busco-nov.html

    ….Y a ese le llaman intelectual.

  6. 2M dice:

    Se me ocurre algo ¿se debe tomar en cuenta una opinión estereotipada? , creo que no.

    Acá en el sur son agresivos – dice mi amiga –

    PRIMERO, y es natural, me jode, (cerebro reptiliano)
    SEGUNDO, luego me da pena que piense así, debe ser acomplejada digo o me quiere incomadar por lo cual le niego el pase para ver mi expresión de disgusto y le muestro una sonrisa, (neocortex)

    Las personas usualmente generalizan, lo que no está del todo bien. Luego no se puede hablar de la totalidad, sino de una mayoría, por lo tanto se justifica la generalización. Pero hay generalizaciones estúpidas. Yo no conozco IQT sólo por lo que hablan de ella, y creo que tendré mucho sexo, como también lo hago en Tacna puesto que BUSCO CHICAS OPEN MIND, curiosamente libre de prejuicios y donde vaya haré lo mismo si busco.

    Por otro lado qué tiene de malo que a una mujer le guste el sexo TMR, qué tiene de malo que los de piel negra resistan más al sol, qué tiene de malo que el esquimal diferencie 7 tipos de blancos, qué tiene de malo eso. En todas partes hay diferencias culturales.

    ………… TMR otra vez la chamba…. mierda…………. Pero lo último recuerdo recuerden que: “los varones y el machismo inventaron el término ninfómana para que se siente verguenza de su actuar y no disfrute de su sexualidad”

    TMR son las 9:22… me van a botar de la chamba… jajajaa…. saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s