Posts etiquetados ‘Christian Bendayán’

La importante crítica de arte peruana Élida Román escribe en el diario El Comercio una nota alertando el abandono y riesgo potencial en que se hallan dos murales del gran artista amazónico César Calvo de Araujo, los cuales fueron extraidos del antiguo palacio municipal de Iquitos y han sido abandonados a su suerte por la gestión edil del actual alcalde Salomón Abensur, uno de los más ineptos y, además, nefastos en cuanto a la promoción y desarrollo de manifestaciones artísticas en la provincia de Maynas. Aquí el texto completo de Román:

César Calvo de Araujo (Yurimaguas, 1910-Iquitos, 1970), pintor y poeta, es el nombre más reconocido como artista de la Amazonía en los dos primeros tercios del siglo pasado. Autodidacta y apasionado de su tierra, sus obras recorrieron EE.UU., Brasil, Bolivia, Colombia y Argentina. A él se deben los dos murales instalados en la Municipalidad de Maynas, uno que representa el descubrimiento del río Amazonas, por Francisco de Orellana, y el otro, la llegada de los vapores que enviara Ramón Castilla a la aldea de Iquitos (1864), entonces puerto fluvial, origen de la ciudad actual.

En el 2007, el actual alcalde, Salomón Abensur, víctima de la fiebre modernizante y cementera, decidió construir un nuevo palacio municipal, e inició la demolición del existente, y provocó la inmediata reacción de artistas e intelectuales, que exigieron detener tal acción (ver Diario de IQT), y lograron, como resultado, la intervención del INC, que estableció exigencias específicas en relación con el cuidado y conservación de los citados murales, condición indispensable para otorgar el permiso correspondiente.

En noviembre del 2009, sin embargo, se retomó el proceso de demolición, sin autorización del INC, con el resultado de que la grúa que trasladaba los murales cayó sobre la vecina casa Fitzcarrald, patrimonio arquitectónico y el inmueble más antiguo que se conserva en Iquitos.

Si bien los murales no sufrieron, fueron desterrados al parque zonal, y permanecieron al aire libre, hasta febrero del 2010. Entretanto, el alcalde firmó un acta por la que se comprometía a reparar el daño en la casa afectada y dar tratamiento adecuado a las obras de Calvo, lo que, por supuesto, no se ha llevado a cabo hasta la fecha.

En marzo, el INC-Loreto, bajo la dirección de Christian Bendayán, ha entablado demanda contra la municipalidad. Como dato final, se conoce un proyecto de nueva sede, provisto con un pintoresco diseño de fachada, en que espejos y neones completarán esta historia difícil de calificar.

Habría que hacer algo urgente para salvar estos tesoros del patrimonio cultural amazónico ¿verdad? La comunidad loretana y la comunidad artística local, nacional e internacional tienen la palabra.

EXTRA: El INC Loreto ha invitado a una reunión a toda la comunidad artística y general para discutir y debatir el abandono y riesgo en que se encuentran los dos murales de César Calvo de Araujo, extraídos del antiguo palacio municipal de Iquitos y abandonados a su suerte por la gestión del actual alcalde Salomón Abensur. El encuentro se realizará este jueves 27 de mayo en el INC- Loreto (Malecón Tarapacá 382 Altos) a horas 8:00 p.m. Es hora de asumir nuestra responsabilidad como ciudadanos y artistas loretanos, exigiendo a las autoridades se respete el arte y la historia de nuestra región.

El Instituto Nacional de Cultura de Loreto, bajo la batuta de su flamante director  Christian Bendayán,  viene organizando para este sábado 27 de febrero el conversatorio “Aproximaciones a la música indígena amazónica”, cuya exposición central estará a cargo del investigador en temas amazónicos James Matos Tuesta.

En esta visión panorámica de la música indígena amazónica el expositor abordará cuál fue la percepción sobre la música, de los españoles que ingresaron por primera vez a la amazonía peruana, luego, la percepción de los misioneros católicos, hasta llegar a las primeras grabaciones en elepés de la cantos y danzas de los indígenas de Loreto, Ucayali y Amazonas.

Asimismo, dará a conocer sobre las últimas grabaciones de cantos indígenas en discos compactos de los pueblos Shipibo-Conibo, Awajún-Wampis, Kukama-Kukamiria, entre otros. Finalmente, el expositor hablará sobre el fenómeno musical de “cumbia amazónica indígena” que viene ocurriendo entre los pueblos indígenas de Ucayali y Amazonas, con la aparición de conjuntos musicales indígenas que interpretan sus composiciones en sus propios idiomas pero en ritmo de cumbia. Durante la exposición se podrá escuchar las primeras grabaciones hechas en el Perú sobre cantos indígenas y se podrá apreciar en video el fenómeno musical de la cumbia indígena amazónica.

El expositor, James Matos Tuesta,  es natural de Pucallpa. Es abogado y comunicador social por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Egresado de la Maestría en Estudios Amazónicos de la Universidad de San Marcos. Actualmente, viene investigando sobre la historia de Juaneco y su Combo, y la historia de la cumbia amazónica peruana. En los comentarios estará el antropólogo Alberto Chirif.

Durante el año 2009, esta columna publicó entrevistas a diversos personajes de la vida cultural, tecnológica, artística y amazónica y sus diversas reflexiones sobre muchos ámbitos de la vida en general. He aquí que como una forma de recordar aquellos momentos importantes, hemos considerado una selección de los mismos, como una forma de abordar el recuerdo, la polémica, el debate y el consenso.

– Prolifera el comercio de fauna ilegal en los mercados, y seguimos comprando dejando a nuestro bosque vacío y negando a las generaciones venideras apreciar nuestra riqueza natural, que si no cambiamos de actitud pronto el lagarto o el venado, serán solo un mito y podrán ser vistos sólo yendo a Quistococha ¡qué pena! (Cristina Alegría, ex directora regional de Turismo)

– Hay una gran fijación de la selva en la literatura de Vargas Llosa, más que la sierra, como por ejemplo, en La Casa Verde, Pantaleón o las Visitadoras, o El Hablador (aunque esta última se desarrolle en Madre de Dios). Pero yo siento que esa imagen de la selva es muy pintoresca, exótica, trata de ver un poco los aspectos que le pueden interesar a un lector extranjero, como los relatos mágicos, o la época de la explotación del caucho (Jorge Coguila, escritor y editor)

– Lo interesante del arte amazónico que se está consumiendo actualmente es que no se limita al tema de la alegría, el vacilón y la desfachatez como sucedió durante mucho tiempo, creo que la oferta actual incluye una mirada introspectiva, un reconocimiento de nuestros orígenes, un mensaje de respeto y conservación de la naturaleza y especialmente una cantidad de información sobre mitos, leyendas y otras “realidades” paralelas en las que conviven los amazónicos (Christian Bendayán, artista plástico)

– Sin las adecuadas comunicaciones nuestras empresas e instituciones nunca podrán cumplir dichos estándares.  Los grandes negocios del mundo ahora están basados en las tecnologías de la información, investigación y conocimiento. Hay un discurso político denominado “Loreto región productiva”, yo hasta podría añadir “Loreto región productiva de software”. Si antes hemos salido a las calles a luchar por el Canon petrolero, o en mi caso por la carretera Iquitos-Nauta, creo que ahora los loretanos deberíamos comenzar a luchar por la supercarretera de la información (Isaac Ocampo, promotor de nuevas tecnologías de la comunicación)

– ¿El lado oscuro existe?

¿Dónde podemos ubicarlo?

En los blogs que no leo.

(Marco Sifuentes, líder indiscutido de la blogósfera nacional)

– Iquitos huele a pollo frito, de las pollerías. Huele también a nubes negras. Al humo de las mototaxis. Creo que sabe a ensalada de coto. Quizás la textura son las sábanas húmedas por la transpiración. De todo lo sensorial, lo más impactante fue la luz, sobre todo a partir de las 4 y 45 de la tarde (Alberto Fuguet, escritor y cineasta chileno)

– Definitivamente no considero que haya algo notable que destacar de la época republicana, que está más bien marcada por los atropellos contra los pueblos indígenas (Alberto Chirif, investigador de temas amazónicos)

– El verde borde se levanta; como escucho decir a algunos intelectuales de Lima, poco a poco y de muchas formas expresa su verdad que debe ser valorada y respetada (Pablo Taricuarima, artista plástico)

– Yo pienso que no hay “la identidad amazónica” sino que hay muchas identidades amazónicas, es más, cada persona tiene su identidad y no sé si eso implica tener ventajas sobre las otras identidades (Ana Varela, poeta)

– Uno siente aquí la enorme ingratitud que el Perú le ha tenido a la Amazonía ¿no? El desamor y la desatención de Lima en relación a la Amazonía es clamorosa ¿no? Es algo clamoroso, inaceptable además. Y es bueno, por eso, venir aquí y recordar cuán blindada está Lima para captar los reclamos del interior. Y cuán suicida es Lima, precisamente, por ese blindaje y por esa ceguera (César Hildebrandt, destacado periodista nacional)

– Que sigan insistiendo en el deporte o el arte que les guste, con perseverancia y dedicación los resultados vienen solos. No duden en arriesgarse a las oportunidades que se les presenten, porque, definitivamente, hay muy pocas (Cori Rodríguez, campeona mundial juvenil de karate)

– ¿En qué reside la esencia del ser amazónico?

Identidad, ante todo (Jaime Choclote, artista)

– Conocer la ciudad en general es una galería de arte abierta a los ojos de todos,  Yo recomendaría al viajero primero subirse a un motocarro y pasear por la ciudad (Miguel Saavedra, artista plástico)

– De eso se trata mi pintura, de acercarme a la cosmogonía amazónica, de entenderla, de aprehenderla y recrearla. Pero esa fuente de misterio, de magia, de mitos y leyendas es inacabable. Más investigas y descubres que solo has tocado la superficie. Yo tengo cientos de cuadros en mi cabeza por pintar y miles que están en ideas. El asunto es si tendré vida para pintar y plasmar todo lo que quisiera hacer (Gino Ceccarelli, artista plástico)

– En los últimos años, después de la saludable renovación impuesta por Germán Lequerica, considero que el panorama de esa literatura camina segura hacia un destino mejor, donde las obras perdurables sean estrictamente amazónicas para que alcancen la tan esquiva universalidad.  Al parecer, gracias al esfuerzo de tirios y troyanos hay una mejor relación con las otras provincias y hasta con el estúpida Lima (Percy Vilchez, escritor y periodista)

– Yo empecé a dedicarme particularmente a la pintura desde la secundaria, al ver que las posibilidades de surgir a través de una casa de estudio (universidad) se me cayeron. Yo deseaba estudiar. Fue en ese momento que decidí dedicarme a la pintura. No tenía otra opción, de hecho de donde vengo no hay opciones, es como ese poema que dice: “A veces no nos dan a escoger entre las lágrimas y la risa, sino sólo entre las lágrimas y entonces hay que saberse decidir por las más hermosas”. Yo me decidí por una de esas lágrimas hermosas (Rember Yahuarcani, artista plástico)

– Solemos decir que no hay apoyo para el artista, pero creo que el arte es creación, y el artista debería usar esa capacidad creadora no solo en sus obras, sino que debe ser creador de situaciones favorables en su entorno para el desarrollo de su arte, no esperar sentado a que alguien se digne a darle un espaldarazo de apoyo. El artista no debe ser un mendigo de su propio trabajo (Rolando Riva, creador del festival cultural Estamos en la Calle)

– Uy, si hablamos de sabores, el gusto  ahumado de la comida en un choza en el bosque. Ahora, si la pregunta va por el lado del “feeling” creo que nuestro sabor es el de la hospitalidad. He conocido toda clase de personas durante mis andanzas, los que habiendo estado en la amazonia, nunca hablaron mal de su gente (Rafo Díaz, narrador oral)

– Aprendí a vivir, he pasado mucho tiempo, cosas muy importantes en mi vida, estoy desde que tenía 12 años y ahí me he desarrollado, aún sigo aprendiendo, creo que La Restinga es un buen espacio para darte la oportunidad de que te den cosas. Hay muchos chicos que tienen talento y ganas, gente que es mucho mejor que yo, si no les dan oportunidades no habrán cosas  importantes. Yo encontré un espacio (Luis Chumbe, director de miniserie juvenil Colegio Nacional)

Acaba un año más para el hombre de la ciudad, largo y corto tiempo a la vez para una vida. El 2009 nos deja la esperanza de que algunas cosas cambiaron en el país, pero también nos deja el recuerdo de un dolor que marcó a la Amazonía toda: el enfrentamiento en Bagua y las muertes que trajo consigo. Un hecho que  generó sufrimiento e indignación, pero que también significó un cambio para el hombre y las comunidades amazónicas que alzaron su voz y transformaron la historia, poniendo un alto a la indiferencia y la arrogancia de los poderosos. En el resto del Perú, manifestaciones de solidaridad se levantaron, a pesar del manejo mediático por parte de un  gobierno que desconocía su responsabilidad y un presidente que, con lamentables calificativos, aumentaba la discriminación que sufren los hombres y mujeres de la selva.

Como un reflejo de estos eventos políticos, la acción por parte de intelectuales y artistas de distintas disciplinas, fue determinante para generar un mayor conocimiento sobre la selva y sus pobladores. Fueron iniciativas particulares, sin que nada tuvieran que ver las autoridades y gobernantes de turno. Pero esta identificación con los ideales de los pobladores amazónicos y de amor por la selva,  esta suma de voces y acciones, hacen que podamos llamar orgullosamente a este año que se va como un año amazónico.

Si enumeramos las manifestaciones artísticas de temática amazónica que se produjeron en el 2009, difícilmente acabaríamos. La selva mostró su calor y color en pinturas, fotografías, películas, obras de teatro, cine, video, cuentos, murales, ropa, comida, libros, música, etc. Grandes iniciativas se convirtieron en grandes proyectos, exposiciones multidisciplinarias, festivales multitudinarios,  intervenciones artísticas en las calles, mesas de discusión, publicaciones de todo formato. El arte indígena rompió la barrera de los espacios protegidos, exhibiéndose en galerías comerciales y subastas de arte, dejando atrás la idea de que el arte indígena solo podía ser visto como materia antropológica. Artistas populares de Iquitos, artistas boras, huitotos, shipibos, y de otras naciones amazónicas, exhibieron sus obras en galerías, museos y centros culturales en el Perú y el extranjero. Muchísima gente participó de este movimiento; artistas y gestores culturales de distintas procedencias, son ahora tan amazónicos, y a través de su aporte, la selva encuentra  nuevas posibilidades de expresión y expansión.

De pronto, casi al cierre del año, otro evento entristece el panorama con una amarga noticia; partió para otros mundos el pintor qué más ha influido en la producción amazónica: Pablo Amaringo, hombre nacido en el corazón del pueblo y que compartió con su gente y sus alumnos, hasta el final, todo lo que poseía. Nos deja un invaluable legado; una amplia y compleja obra que es un compendio de sabiduría sobre las infinitas realidades de la Amazonía; Amaringo es el punto de partida para un arte que reúne tradición y modernidad en la selva; él es a la pintura, lo que Juaneco y su Combo, a la música. Eternos, únicos,…después de tantos años seguimos vacilando con ayahuasca, como dice mi compadre Ashuco: ¡Wilindoro vive, no se ha muerto mi abuelo!

En el 2009 el Amazonas se desbordó como nunca antes, sus aguas dulces trajeron sabiduría, arte, música, al corazón de los peruanos; ahora sabemos que todos somos amazónicos. Que en los años venideros, suene otra vez el manguaré y que su voz ruja infinitamente en nuestra conciencia.

editorial (large)

El Museo de Arte de Lima – MALI y tiendas Ripley han lanzado “10×10” (diez por diez), una colección limitada de polos, cada uno con un diseño realizado por un artista contemporáneo peruano inspirado en una obra suya que forma parte de la colección del MALI.

Mariella Agois, Luz María Bedoya, Christian Bendayán, Fernando Bryce, Sandra Gamarra, Gilda Mantilla, Benjamín Moncloa, Enrique Polanco, Juan Javier Salazar y José Tola son los artistas que han participado en este proyecto.

Con esta iniciativa buscamos ampliar el conocimiento del arte contemporáneo peruano, al mismo tiempo que se difunde la importancia de la creación artística y la colección del MALI como legado de la identidad cultural del país.

Los polos están a la venta en ocho tiendas Ripley de Lima (Callao, Chorrillos, Jockey Plaza, Miraflores, Primavera, San Isidro, San Miguel) y Trujillo.