Mi primer negro

Publicado: 10 mayo 2009 en Miss Lizzy
Etiquetas:, , ,

boy-girl

Estaba sentada en mi salón de clase, mi carpeta era para dos personas (las clásicas, de esas que tienen un espacio vacío para meter los cuadernos o la basura, y un listón donde se acostumbra poner los pies), estaba en quinto año de secundaria, en un colegio mixto (los dos últimos años me cambiaron del colegio de mujeres al mixto), tenía yo un compañero muy morenito y delgadito, que se computaba el “más, más”, porque según él tenía mucho dinero y podía comprar lo que quisiese y eso me incluía.  Me molestaba muy seguido, a la hora de recreo me invitaba a comer, acepté su invitación dos veces, ya que aparte tenía otros amigos y amigas que querían comer conmigo y yo prefería mil veces comer con ellos que con Matías. 

Pero este “amigo” mío no sólo era pesado, sino que también tenía la mente un poco enfermita como la mayoría de muchachos de su edad, cuando hablaba yo nunca le creía, un tiempo empezó a hacerme bromas pesadas, llegaba a clases y se acercaba a mí y me decía: 

“Anoche te soñé, en mis sueños estabas conmigo y estábamos en mi cama…”  

Y ustedes se imaginarán el resto. 

Me daba tanta rabia lo que me decía porque lo escuchaba tan vulgar, además que detestaba su voz y tenía unos labios bien gruesos por lo que le decían “Burro”.   Lo mandaba a rodar y le amenazaba con contárselo a su mamá que era una señora muy linda y creía que su hijo  era un santo. 

Un día en eso que se acerca  y me empieza a decir cosas feas, yo le dije:  

  • Eres un mentiroso aguantado, como me sigas molestando voy a la dirección y le digo a la promotora todo lo que me estás diciendo.

 

  • Matías: No, no vayas, no te molesto más pero no vayas, le pueden decir a mi mamá.

 

Con esto yo pensé que me había librado de la plaga. Pero no, a la semana siguiente empezó de nuevo a molestar, recuerdo que teníamos educación física, los hombres se cambiaban en presencia nuestra sin ningún roche y nosotras íbamos al baño a hacer una colaza o entrábamos entre cuatro para que ellos no nos viesen, pero a mí me parecía una tontería eso de amontonarse, después de haber estudiado en un colegio en el que te podías quitar todo sin incomodarte y normal, así que me quedé en mi asiento, me quité la blusa, porque dentro tenía mi polo (eso lo aprendí en mi colegio anterior, y sabía muy bien como camuflarlo para que a la salida no me manden al baño a quitármelo), luego me puse un short y me quité la falda, me cambié los zapatos por zapatillas y ya estaba lista para salir, cuando de pronto,  Matías se acerca, sin polo, y se pone a hablar sonseras: 

  • ¡Hey! Te va muy bien ese short.

 

  • ¿Te he preguntado acaso?

 
 

  • No, pero sólo digo, ¿quieres saber qué hay debajo de mi bermuda?

 

  • Jajá… no, lo que sea que haya no me interesa.

 

  • Bien que te mueres por saber, ahorita así te voy a hacer ver, te haces la tonta, bien que te mueres por estar conmigo, igual un día vas a estar conmigo porque no te va quedar de otra, yo te puedo dar todo.

 

  • Deja de decir sonseras y retírate.

 

  • Espera, ven (no había quedado nadie en el salón sólo nosotros dos), no te vayas (y me jala del brazo)

 

  • ¿Qué rayos te pasa? ¿estás loco?… ¿qué haces? ¡ponte el pantalón! ¿qué tienes?

 

  • Te lo voy a mostrar.

 
 De pronto entre sus piernas veo algo, una cosa negra, muy negra, ¿ya saben de lo que se trata?  

Mi amigo tenía la mente más podrida que he conocido en mi vida y la cosa más negra que he visto hasta ahora, en el acto me salí corriendo del salón, asqueada, detestándolo aún más, y él riéndose de mí, estúpido ¿cómo se atreve a mostrar esa cosa tan personal como si fuese lo más cotidiano? 

Yo había visto con anterioridad miembros masculinos, los de mis hermanos (no se los digan), los de las revistas que ustedes ya saben, los de los enfermos en el hospital, pero nunca uno así, en vivo, tan negro y morboso. Ni siquiera los que vi después eran tan feos como ese, en la universidad se los vi a los muertos y no eran tan negros a pesar del formol y el bórax (si no me equivoco), sí eran pequeños, porque estaban resecos pero tan negros, lo que me impresionó fue el color más que otra cosa, ni siquiera me fijé en el tamaño ni nada, sólo me dio asco, y salí corriendo.

¡Iuuuu!

Anuncios
comentarios
  1. FRANZ MAX dice:

    iuuuuu!!! iuuuu! iuuu (al mismo estilo de la Irina)

    pero k tipo pa enfermo!!!
    hay k experiencia !!

    ajaja

  2. Remi dice:

    Jajaja, al margen del elevado morbo del negro, el relato es divertidísmo.

  3. Ke Racista!!

    solo porque era negrito!!

    haber si era gringito

    jejeje

    bromita 😀

    SAluos Laurita, sigue escribiendo con ese estilo tan divertidisimo 🙂

  4. L dice:

    si q me divertí flaca. buenaaa a esa y todo lo q ya has visto no? jaa

  5. Gino dice:

    El artículo se llama “mi primer negro”, ¿con los siguientes te pasó lo mismo?

  6. Jajajaa Que Chistoso!!! Te Pasaste… Y Yo Creia Que Lo Que Escribo Es Absurdo 😀 saludos, sigue asi esto esta chvr xD

  7. Pepelucho85 dice:

    jajaja… que moreno para más mañoso…. ojalá no lo lleguen a meter preso (si es que ya no lo han hecho) 😄

  8. Shipibo timido dice:

    Are you sure Laurita that you were afraid of the color or were you afraid of the size? (smiles). It doesn’t matter, everything goes and there’s no rules.
    Furthermore, you have great ideas on how to keep the public in suspense to find out the outcome of the story and at the same time you make it very entertaining.

    Go for it…. If it’s true that you’re 18 years old, you have a great future. Don’t stop

    “The sky is the limit”
    ” Don’t settle for anything less than your best”

    Great job !!! ( she needs a pay raise or a promotion, I think) smiles.. Great job

  9. PRICKEER dice:

    ME HE DIVERTIDO ON BUEN CON TU RELATO ESE NEGRITO SI QUE ERA TERRIBLE . MUY BIEN CONTADA LA HISYORIA.

    “”tenía la mente más podrida que he conocido en mi vida y la cosa más negra que he visto hasta ahora””

  10. esandro dice:

    Bueno, en tu relato te noto un poco pinocha pero en fin q´hay de los siguientes negros xq´porq´los hay no?

  11. F dice:

    no era un enfermo, a esa edad suele ser la combinación de hormonas + machismo+ estupidez; hay que saber defenderse, y ponerle un poco mas de estilo a la narración… igual el título es sugerente, y la imagen hasta casi tierna.

  12. LnN dice:

    uhmm me tope kon ezta pagina i ta muy wenah tu iztoria !!! fezlizitazionez !
    LnN*

  13. sergio dice:

    Boba, debiste esperar a que creciera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s