Posts etiquetados ‘Perú’

Por: Fermín Rodríguez Campoamor (*)

En el mismo día un doble aniversario: de muerte y de nacimiento

La muerte, después de un año, estaba todavía presente y viva en las lágrimas que desbordaron silenciosamente los ojos apretados de Violeta Piitug Wampush, viuda de 28 años y madre de cuatro hijos.

El nacimiento sonreía en los grandes e inocentes ojos abiertos de su hija en brazos que cumplía su primer año de vida.

En realidad –nos precisó Violeta con toda exactitud– la niña nació aquí en esta casa de Wawás el once de Junio del año pasado, seis días después de que mataran a su padre el día cinco en Bagua. Pero en la familia decidimos, para no aumentar los gastos, celebrar los dos aniversarios el mismo día. Entre mi madre y yo vamos a preparar la cena para toda la familia. Ustedes, si lo desean, están invitados a la fiesta de esta noche.

Así, cuando todavía no nos habíamos presentado, fuimos sorprendidos por una acogida tan espontánea, tan sincera y familiar. Niños y jóvenes entraban y salían de la casa para conocer a los visitantes. Allí se encontraban sus cuatro hijos y sus primos y primas. Todos son huérfanos de padre. Un hermano de Violeta murió joven hace tres años; la abuela se hizo cargo de sus hijos. Se han reunido hoy todos para la celebración del doble aniversario. Poco a poco se fueron retirando una vez satisfecha su primera curiosidad. Violeta para sorprendernos aún más, en un extremo de confianza y franqueza, añadió, con toda naturalidad, una más íntima precisión:

Les dije que tengo cuatro hijos pero no es así: una de las niñas es sólo hija de Felipe y no mía. La tuvo con una hermana mía. Sin embargo yo la atiendo, junto a sus tres hermanitos, como si fuese mía.

Nunca antes habíamos hablado con ella. Le bastó saber que veníamos a acompañarla en el aniversario de Felipe para, de pronto, brindarnos este excepcional recibimiento totalmente inesperado.

Sentados con ella en el mejor banco de la casa nos recordó que durante el año había recibido muchas visitas de periodistas de todo el mundo. Sólo citó tres países: Inglaterra, Canadá y Nicaragua.

Entonces sufría tanto que les pedía a los periodistas me ayudasen para dar de comer a mis hijos. Ellos me respondían que el Estado tenía que ayudarme y que ellos lo iban a reclamar pero ni ellos me ayudaron ni tampoco el Estado.

Luego -siguió contando- recibió una gran alegría cuando el Presidente de ORPIAN vino a anunciarle que había recibido del extranjero una ayuda para hacerle una casita de la que ya se habían levantado cuatro columnas de cemento delante de su casa. Allí en el suelo se amontonaban más sacos de cemento para terminar algún día la obra y pasar con sus hijos a vivir en ella donde pondría, además, una tiendita con la que ganar algo para vivir.

Por fin nos presentamos mi amigo, el profesor awajun Alejandro Tsajuput, y yo. Había hablado ella sola con calma y seguridad y en un buen castellano muy fluido pero acaso comprendió que nosotros también teníamos algo que decirle y se replegó en un silencio muy atento momento que aprovechó su hijita para reclamarle el pecho. Le conté que conservaba un reportaje de La República, publicado pocos días después del cinco de Junio, con una fotografía suya que me ayudó a reconocerla entre las otras jóvenes, sus sobrinas, al entrar en la casa. También le dije que por la mañana había celebrado dos eucaristías, una en Wachapea y otra en Chiriaco en las que recordamos el nombre de Felipe Sabio César su marido junto con los demás 34 fallecidos hoy hace un año. Y pedimos también por sus familiares y especialmente por sus viudas. Pensé, después, celebrar este aniversario más cerca de quienes más sufrieron en ese día. Por eso hemos venido a saludarte.

Alejandro le habló después en awajún. Fue entonces cuando comenzó a emocionarse y ya no pudo contener sus lágrimas que fluyeron suavemente humedeciéndole toda su cara que secaba con sus dedos.

Felipe fue uno de los cinco indígenas caídos el día 5 de Junio. Pero él no estuvo en la Curva del Diablo. No tenía ninguna arma ni siquiera una lanza. Fue alcanzado en Bagua el mismo día cinco por una bala certera que le quitó instantáneamente la vida cerca del Hospital. Allí se dirigía, como corresponsal de Radio Marañón, para recoger datos de los muchos heridos que iban llegando desde la carretera. Se dice que la bala vino desde un tejado y la disparó un AKM. A plena luz del día toda la gente aterrada lo vio de pronto inmóvil en plena calle sobre su propia sangre. Aquel día en Bagua las balas quitaron la vida a otros dos ciudadanos no nativos: Abel Ticlia Sánchez y Jorge Ángel Pozo Chipana. ¡Qué poco se habla y se sabe de ellos!.

Violeta, cuando lo supo, quiso ir a buscarle pero no le dejaron: estaba a punto de dar a luz. La familia llevó el cadáver a Wawás y Violeta lloró abrazada a él y cantó en awajún sus penas y lamentos como viuda y madre de cuatro huérfanos. La acompañaron todas las mujeres. También lloraron en silencio hombres y niños. Le enterraron en el cementerio al día siguiente. Ella siguió llorando sola en su casa hasta que las lágrimas del duelo se juntaron a las del parto seis días después. Sus ojos, empañados por unas y otras lágrimas, vieron nacer la vida nueva de su hija que la reclamaba totalmente a la esperanza.

Todos los viajeros que entran o salen de la selva conocen Wawás, a pocos kilómetros de Chiriaco, por la tranca que corta la carretera. La vigila el puesto de la Ronda Campesina Awajun desde donde se acerca siempre un rondero que libera el paso después de controlar el carro y agradecer amable la atención recibida. Wawás es, al pie de la letra, parada obligatoria para todos. Su Ronda prestó, hace pocos años, un servicio fundamental en la pacificación y la seguridad de esta carretera donde se multiplicaban alarmantemente los asaltos y el terror.

Pero vale la pena una visita no obligada a la comunidad. No se ve desde la carretera. Es preciso atravesar a pie, si no se encuentra una canoa, la quebrada, que baja paralela a la carretera y rodea la comunidad, para entrar a continuación en ella por dos puertas de madera levantadas con sus marcos sobre el campo sin paredes: son la entrada y salida del cerco escolar de alambre de la I.E.de Menores n° 16723. La primera nos da la bienvenida en nombre de la Institución Educativa y nos permite caminar ante la fachada blanca casi cegadora de la Escuela en aquella tarde tan soleada. Por la segunda entramos en la calle principal de Wawás La casa de Violeta, que fue también de Felipe Sabio, es una de las primeras a mano izquierda. Actualmente destaca por las cuatro columnas de cemento que señalan las cuatro esquinas de la futura casa de sus cuatro hijos.

Son las tres de la tarde. El sol castiga fuerte a la comunidad sin más protección que sus pocos árboles. Sólo seis enormes pavos pasean tranquilamente llenando todo el ancho de la calle. Nos dejan pasar no de muy buena gana. A la derecha buscamos la sombra de una espléndida pomarrosa. Unos niños han trepado alto dentro de ella y otros más pequeños los miran con envidia desde el suelo. Nos sorprende allí la “losa deportiva”: todo un campo de fútbol “reglamentario” con un césped verde que ya quisieran los nuevos estadios surafricanos del Mundial. Una joven mamá con su bebito en brazos atraviesa rápida el campo seguida por otro hijito llorando. Un “muunta” desde una casa se compadece de nosotros al sol y sale muy amable para invitarnos a compartir el masato de su nuera. Conversamos y al despedirnos, después de la segunda pininga, nos sugiere que podíamos ir a ver los videos del 5 de Junio que estaban pasando cuatro casas más allá.

Efectivamente, el local está lleno de niños sobre el suelo y personas mayores de pie o sentadas. Dos jóvenes se levantan para ofrecernos sus asientos. En la pantalla todos identifican al hombre herido que es cargado por dos o tres nativos huyendo de la balacera de la policía. Lleva en alto la mano agujereada por una bala: “¡es el Director del Túpac Amaru de Chiriaco!”. Luego sólo uno de los portadores, el de más anchas espaldas, carga al herido y hace un gesto para acomodárselo que provoca la risa de algunos niños. No pierden detalle de cuanto se oye y mueve en la pantalla donde se marca segundo a segundo la hora exacta de aquella huida de heridos por la carretera. Eran entonces las 6.45 a.m. hace justamente un año.

La vida sigue en Wawás y seguirá. La hija de Violeta crecerá y llegará a conocer las trágicas circunstancias de su nacimiento para ya jamás olvidarlas a lo largo de su vida señalada para siempre, año a año, con su doble aniversario de muerte y nacimiento. A sus quince años, cuando celebre en su nueva casa, ya terminada, su fiesta de quinceañera ¿todavía llorará su madre por su padre? ¿Los niños de Wawás seguirán viendo los mismos videos? ¿Para entonces ya todo estará realmente en calma? ¿Se conocerá, por fin, toda la verdad de lo sucedido y será aceptada por todos? ¿Sabrán, por ejemplo, quien disparó aquel AKM el 5 de Junio en Bagua? ¿Se habrá hecho toda la justicia necesaria para vivir en paz? ¿Y el Estado, por fin, también se habrá compadecido de Violeta y sus hijos asignándoles alguna generosa pensión?

Esperamos que, para entonces, lo sucedido quince años antes se recuerde como el nacimiento de algo nuevo que está llenando a todos de esperanza en un futuro en el que nadie piensa ya en solucionar los problemas entre peruanos con la violencia de las armas sino únicamente con el diálogo, el respeto y el entendimiento entre todos que buscan ya sinceramente el gozo posible de una paz al alcance de todos a lo largo y ancho del Perú, es decir, desde la frontera del Ecuador a la de Chile y desde la costa a la selva, todos incluidos.

Chiriaco, 5 Junio 2010

(*) Ex parroco de Santa María de Nieva, río Marañón.
[tweetmeme source=’pacobardales’ only_single=false]

Anuncios

[tweetmeme source=’pacobardales’ only_single=false]

Imágen: Incógnito

En la víspera de la conmemoración del primer aniversario de los hechos de #Bagua, las redes sociales se han convertido en un espacio importante para la reflexión, el pronuciamiento y la concientización de varios de los dilemas e incertidumbres de la Amazonía peruana.

Twitter es al mismo tiempo un medio de comunicación y una de las redes sociales  más activas y dinámicas de la web 2.0. Hicimos una pregunta a un grupo de tuiteros  ¿Qué significa #Bagua para ti? , con el fin de que nos respondieran en un tuit, es decir, en 140 caracteres.  Esto fue sobre lo que nos respondieron.

TigresaOriente Bagua, significa libertad, patrimonio, selva y cultura. Que forma el rompecabezas exacto de nuestro Perú.

heduardo50 Bagua es más que la herida que tanto nos duele, Bagua es el abrazo que le debemos a Santiago Manuín y sus sueños, Bagua somos nosotros

eljauregui Hace un año, Bagua desnudó la herida más sangrienta de la inequidad en el Perú. Al no haber cicatriz, habrá más sangre. Y la selva será roja

AlanEle Bagua dejó de ser un referente geográfico para convertirse en herida abierta, un lugar de la memoria, una necesidad inmediata de justicia

elfondodelvaso Creo que lo puedo resumir como lo dijo mi prometida: “Bagua demuestra que tu país lo gobiernan animales intolerantes”, me dio roche

uterope Ahora, al menos, ya no la ignoran. Por fin la Amazonía está en el mapa mental de las élites limeñas.

jgodoym El país se ha vuelto más consciente acerca de los problemas que puede tener la Amazonía  y se ha vuelto más sensible frente a los mismos

alansalinas El país siempre supo que la Amazonía existía. La pregunta sería si las élites ven a la Amazonía distinto después de Bagua

bobsparz Construir consensos de desarrollo mínimos y garantías que permitan que los diversos entes puedan convivir de manera armónica

elmorsa Estamos más preocupados por sacar los recursos que hacer efectiva la ciudadanía de los habitantes de la Amazonía.

Cyberjuan A riesgo de sonar pesimista, diría que muy poco ha cambiado. La mayoría de la gente sigue ignorando a la selva a menos que haya muertos

huambrilla Bagua significa desconocimiento y desinteres de todos los peruanos por la forma de vida y los derechos indígenas

jfowks:  Bagua, una fractura triste y también la posibilidad de un país que reconozca y garantice derechos a los ciudadanos por igual

mildemonios Significó un hito en el que caímos en cuenta en que el crecimiento económico trae conflictos que deben ser resueltos civilizadamente

DarkClaw Bagua confirma que el Estado no ha madurado ni crecido como la economía,dejando de lado la realidad social porque no es Lima

Trobass Bagua: impunidad ominosa, herida que no cierra, ciudadanos de segunda, silencios cómplices, periodistas presos, presidente asesino.

MiguelCheca2906 Es el mercantilismo llevado al paroxismo por un modelo económico deshumanizado.Resultado de la ignorancia y la arrogancia del efímero poder.

chapulina Es el dolor sufriente e indignante por la ausencia del reconocimiento indígena por parte de un gobierno q prefiere la inversión extranjera.

markopunk El quiebre entre el Perú de ellos y el Perú de nosotros

esthervargasc Bagua, una tragedia nacional que para variar este gobierno no pudo evitar

cappurro Bagua tiene dos acepciones una de dolor. Dolor por los que murieron. Y la otra es fe, porque al final las palabras nos fueron estériles.

CarlosCook Una sociedad q sufre y se siente marginada.policías q sólo saben cumplir ordenes.todo se resume a ignorancia controlada y manipulada. #Bagua

psecada Trágica comprobación que estamos lejos de volver a ser civilizados. Intolerancia, improvisación e inmorales intereses particulares ganaron.

llinijoplin La conservación vs el extractivismo mercantilista

PercyMeza Fue un acontecimiento terrible que pintó el cuadro más oscuro del peruano: ¿Matándonos entre nosotros por nuestras propias riquezas?”

JEESxorcismo El Gobierno no entiende que la tierra es divina para algunos y no una mercancía. Prefiere las estadísticas a la vida.

InO_MoXo #Bagua Es una muestra del divorcio del gobierno y el pueblo. La falta de comunicación y los intereses creados de ambas partes.

YoDash Bagua es la eterna ineficacia del estado, el reclamo popular violento acostumbrado y la ignorancia patente del público: “dónde queda Bagua?”

jsudaka Bagua es lo peor q puede pasar de la tensión entre ineptitud política, interés económico y la ley del Talión.

amnesico Vivi Bagua al minuto por mi labor en @enlacenacional, algo que me enseñó la gran responsabilidad que conlleva informar hechos tan complejos

penetracultura Alan de Mierda, eran peruanos, hombres, hermanos, hijos, padres, EXAGERADO!!!.no jodan, de las injusticias nace el fanatismo y terrorismo

oscar_baldeon Significa la manera cómo el poder intentó explotar un territorio sin tomar en cuenta la integridad de una comunidad con otra cosmovisión

olenkanovich #Bagua es cultura, historia, artesanía, paisaje, es idioma y leyenda. Un paraíso peruano del que tenemos que aprender y que debemos respetar.

piacostar: #bagua es la demostración de cuán desconectados estamos los peruanos y el poco interés por entendernos y tolerarnos

Catalina #Bagua Irresponsabilidad política, falta de respeto al otro, amnesia, salvajismo, dolor, historia inconclusa [otra vez]

SickboyRawrs Bagua se ha convertido mas que un evento, es ahora una lucha. Olvidar lo que pasó allí sería una total falta de respeto a los que cayeron

jozecarloz Bagua = abandono histórico de la selva + prepotencia del gobierno central + falta de diálogo real (mecida)

luzape Una colisión de voces y cuerpos llenos de furia producto de la indeferencia de aquellos que olvidan la importancia de escuchar y entender.

hunterXSjavier #Bagua, sinónimo de pueblo luchador que quiere que se haga respetar los derechos y las leyes

gabrieldelcine Es el choque cultural más significativo en el nutrido mapa de fracturas de nuestra sociedad, y un freno al poder para que no abuse otra vez

esquinabaja Recordatorio permanente de que dependiendo del lado en que te ubiques, la vida del de enfrente vale menos que la tuya. Injusticia para todos

luhram Esperaría que Bagua fuese el punto de quiebre de la larga cadena de desencuentros entre el mundo oficial peruano y el andino-amazónico

larryportera Bagua suma el olvido de todos, la soberbia del presidente y Ms. Araoz al no disculparse y la Negligencia de M. Cabanillas.

El drama nacional se alimenta de la amnesia voluntaria, que evita auscultar, reflexionar, interiorizar y sanar procesos colectivos traumáticos. Debido a ella muchas preguntas que se abrieron a partir de la terrible tragedia de Bagua, el 5 de junio de 2009, no han tenido respuesta o, lo peor, ni siquiera se ha intentado procesarlas. Causas, motivos y  objeciones que condujeron a dicho cataclismo social siguen vigentes e, incluso, se han acentuado.

En Bagua murieron 34 peruanos y desaparecieron algunos más. También se desnudó en todo su patético esplendor el drama de nosotros, los amazónicos, los olvidados por el Perú oficial. Un drama que viene de siglos, apenas visibilizado, incomprendido o ignorado por quienes tienen el deber de descubrir procesos de integración. Un drama que no se acaba en radicalismos ni politizaciones electoreras o endurecimiento de las medidas represivas.

Creer que la tragedia se debe a arrestos de “ciudadanos de segunda clase” es no querer entender que la Amazonía es un todo de múltiples visiones y formas de entender el mundo, algunas muy lejanas a la mentalidad occidental, que tienen no sólo el derecho sino la obligación de ser integradas al país. En suma, persistir en el error (y el horror).

Pensar y recordar Bagua, un año después, también implica percibir a la Amazonía no como un territorio inhóspito y exótico, sino como un espacio físico y espiritual que aspira a convertirse en posibilidad concreta, valiosa, sustentable para el progreso y el desarrollo del Perú. Para eso es necesario, urgente e imprescindible empezar a recordar la tragedia y sus motivaciones para que no vuelva a suceder. Nunca más.

Recuerda, recuerda: Bagua

Publicado: 31 mayo 2010 en Paco Bardales
Etiquetas:, , , ,

Esta semana se inician los actos conmemorativos de la tragedia de Bagua, la cual desnudó el aún más grande drama amazónico. Cuando la lucha regional se chocó contra el Perú oficial.

(Imagen: Ronsoco Azul)

Hoy, como nunca, mantenemos vivo el espíritu de la demanda del pronunciamiento de este blog cuando sucedió lo del 5 de junio pasado:

Demandamos por encima de todas las cosas, en medio de esta tragedia de incalculables consecuencia, que los dirigentes, analistas, formadores de opinión analicen el drama amazónico con realismo y sin prejuicios, que perciban a la Amazonía no como un territorio inhóspito, exótico o abigarrado, sino como un espacio físico y espiritual que alberga la mayor extensión del país, la mayor reserva de flora y fauna, el más importante depósito de cosmovisiones, la más dinámica fuente de identidades culturales. La Amazonía no debe ser el territorio al cual vayan a morir todos los sueños de codicia, de colonialismo decimonónico, no puede ser  un lugar en que los peruanos tengamos que matarnos entre nosotros, sino aspirar a convertirse una posibilidad concreta, valiosa, sustentable para el progreso y el desarrollo del Perú

En Diario de IQT conmemoraremos con dignidad, sin estridencias, con esperanza, con arte y cultura este infausto aniversario, en la idea de que no vuelva a pasar.

Esta es una de las más radicales y directos cuestionamientos que ha recibido las recientes leyes inmigratorias de Arizona, Estados Unidos, y la fórma cómo todo el país ha manejado la presencia de indocumentados legales en dichos país. Sucedió en una escuela elemental de New Hampshire. Una niña, de origen peruano, del segundo grado,  confronta a la Primera Dama norteamericana, Michelle Obama, y le señala por qué el gobierno de su esposo está persiguiendo “ilegales”.

En un momento en que Michelle Obama trata de explicar a la niña el problema, ésta responde, directa, inocente y crudamente “Mi mamacita no tiene papeles”, hablado sobre la situación legal de su progenitora en USA

Las leyes migratorias aprobadas en Arizona han recibido múltiples críticas por ser abiertamente discriminatorias, inhumanas, de contenido sibilinamente racista y violatorias de los derechos humanos. En contraposición, un 59% de los estadounidenses aprueba el hecho que los inmigrantes deban tener sus papeles en regla, aunque han pedido que se flexibilicen las condiciones para adaptar a la formalidad a los millones de indocumentados que actualmente residen en Estados Unidos.

La UNAP, el IIAP, Lorito y la Biblioteca Amazónica, con al apoyo de otros actores de diversas instituciones han unido esfuerzos para la celebración del Día Mundial de Internet, cuyo día central es hoy 17 de mayo.

Este evento se realizará en 3 jornadas que se inician el día de hoy en la tarde con la jornada ““La Amazonía en la sociedad$ de la información” a realizarse en la sede de FACEN – UNAP, y direccionado para el sector informático . El evento continua mañana en la sede del IIAP con la jornada titulada “Internet y desarrollo regional”, y direccionada para empresarios, gobiernos locales, estudiantes, etc. Para terminar el miercoles en la Biblioteca Amazónica con la jornada Seminario “Aprender y enseñar con Internet”, dirigido para docentes escolares.

La principal limitante que tenemos los iquiteños respecto a las TIC, es la banda ancha, y los bajos niveles de penetración.

El programa es el siguiente:

Conferencias
“La Amazonía en la sociedad de la información”

Auditorio de la Facultad de Ciencias Económicas y de Negocios – UNAP
Calle Nanay N° 352 – Iquitos

Lunes 17 de mayo
03:30 p.m. Recepción de invitados
04:00 p.m. Palabras de bienvenida
Ing. Carlos García Cortegano
Coordinador FISI – UNAP
04:10 p.m. Del Internet a la sociedad de la información
Ing. Alejandro Reátegui Pezo
UNAP
04:30 p.m. Conversatorio: Software Libre vs
Software Propietario
José García Díaz – UNAP
Carlos Zumaeta Sánchez – Consultor Municipalidad de San Juan
Comentaristas Invitados y Participantes
05:30 p.m. Conversatorio: “La Ingeniería de Sistemas e Informática en la segunda década del Siglo XXI”
Ing. Enrique Pastor Castillo
Universidad Federico Villareal
Comentaristas Invitados y Participantes
06:30 p.m. Cierre de la Primera Jornada

Conversatorios
“Internet y desarrollo regional”

Auditorio del IIAP
Av. José A. Quiñones Km. 2.5

Martes 18 de mayo
9:30 a.m. Recepción de invitados
10:00 a.m. Palabras de bienvenida
Ing. Luis Campos Baca
Presidente del IIAP
10:10 a.m. Amazonía, internet y desarrollo
Ing. Hernán Tello
Director del Programa de Investigación BIOINFO del IIAP
Enrique Rodríguez Morales
Intelectual, periodista y ensayista
11:00 a.m. Experiencias amazónicas en gestión de la información
Isaac Ocampo Yahuarcani
Programa BIOINFO del IIAP
Sofía Herrera
Directora de Biblioteca Amazónica
11:50 a.m. Banda ancha y fibra óptica en Loreto
César Changaray
Jefe de la oficina de OSIPTEL en Iquitos
Alejandro Reátegui Pezo
Facultad de Ingeniería de Sistemas UNAP
12:30 p.m. Clausura del evento

Seminario “Aprender y enseñar con Internet”
Auditorio de la Biblioteca Amazónica
Malecón Tarapacá N° 354 – Iquitos

Miércoles 19 de mayo
10:00 a.m. Recepción de invitados
Entrega carpetas y CD de publicaciones del IIAP
10:30 a.m. Palabras de bienvenida
Sofía Herrera
Director de la Biblioteca Amazónica
10:40 a.m. Las tecnologías de información y su rol en la educación
Fernando Salazar
Gobierno Regional de Loreto
11:00 p.m. Uso de las fuentes de información amazónicas en el aula
SIAMAZONIA: Jim Vega Arenas
SIFORESTAL– Isaac Ocampo Yahuarcani
PROMAMAZONIA – Javier Montoya Zumaeta
Biblioteca Amazónica on Line – Sofia Herrera
LORITO.COM.PE – Brian Gomes Flores
12:30 a.m. Redes sociales y redes educativas
Francisco Bardales
Director de Diario de IQT
Isaac Ocampo Yahuarcani
Programa BIOINFO del IIAP
12:40 a.m. Uso de material interactivo “Conservando nuestros recursos”
José Cruz Guimaraes
Docente de la IEP “Nuestra Señora de la Salud”

El verbo contar tiene un doble sentido: significa tanto narrar historias como ser tenidos en cuenta por otros.  Así lo cree Jesús Martín Barbero. Según él, para ser reconocidos necesitamos contar nuestro relato, pues no existe identidad sin narración ya que ésta no sólo es expresiva sino constitutiva de lo que somos.

¿Cuáles son los relatos que son tomados en cuenta en el cine, música y literatura peruana? ¿Qué identidades de género, clase, región o nación contribuyen a construirlos? ¿Cómo garantizar que la mayor diversidad posible de relatos sobre nuestra diversidad puedan ser contados? son tres de las preguntas que se buscarán responder en el ciclo de charlas “Contando culturas. Arte e identidad en el Perú” a través de la opinión tanto de especialistas provenientes de las ciencias sociales y las humanidades como de músicos, escritores y cineastas de distintas regiones de nuestro país.

Un interesante recorrido por el rol cumplido por la mujer en la historia de la música popular tendremos el martes 11 de abril con la charla “Contando y cantando: mujeres voces de la música popular” con la participación de Milagros Soto “La Princesita Mily” (primera mujer que incursionó como cantante en la cumbia peruana), Olga Zevallos (pionera del folclor andino en la industria fonográfica) y Graciela “Chela“ Polo, ex integrante del dúo femenino más afamado de la historia del canto criollo: “Las limeñitas”.

La narrativa regional ha tomado en los últimos años un poder y una presencia que reta a los viejos cánones literarios de la ciudad letrada de Lima. Tema que será tratado el miércoles 12 en la conferencia “Contando y narrando: Las regiones en la ciudad letrada” a cargo de Oswaldo Reynoso, escritor arequipeño y autor de clásicos de la literatura peruana como \”Los Inocentes\” y \”El escarabajo y el hombre\”. Estará acompañado por Augusto Rubio de Chimbote, autor del volumen de crónicas \”Mundo Cachina\”; y Julián Pérez de Ayacucho, autor del libro \”Retablo\”, ganador del Premio Nacional de Novela Federico Villarreal 2003. Alfredo Villar, escritor y editor independiente, moderará y presentará la mesa

El jueves 13 culmina el ciclo con una mirada al cine regional en “Contando y filmando: los andes representados”, en donde tres cineastas explicarán las historias que cuentan, cómo toman en cuenta la vida en la región andina y las implicancias de no contar con políticas de promoción del séptimo arte: el puneño Percy Pacco, director de la pasional película “Amor en las alturas”; el ayacuchano Lucho Berrocal, cronista de la violencia política; y  el huancaíno Nilo Inga, creador de la terrorífica cinta “El Tunche”. Alonso Quinteros, profesor de la Maestría  en Antropología Visual, presidirá el rodaje de la
conversación.

El evento es organizado por el Centro Cultural de España y la Asociación Civil Tándem-Gestión cultural para el desarrollo con el objetivo de reconocer  el rol del arte en la construcción de identidades, combinando la perspectiva de académicos y artistas sobre la música, literatura y cine nacional.

La cita es en Natalio Sánchez 181, Santa Beatriz a las 7:30 p.m. El ingreso es libre.