Posts etiquetados ‘Venezuela’

Era obvio que tanta frivolidad le iba a pasar la factura a los Kirchner. Luego de la derrota electoral reciente, en la cual perdieron gran parte de su caudal en bastiones de toda la Argentina, lo que se ha ido sucediendo dentro del gobierno son tumbos tras tumbos, que han degenerado en actitudes impopulares.  La presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, ha tenido que soportar una serie de reclamos ante la crisis económica que tiene alarmantes visos de reactivarse, no obstante se haya descubierto que al matrimonio presidencial no le haya ido nada mal, pues desde el año 2003 ha sextuplicado su fortuna conyugal.

Pero a pesar de los problemas, una nueva amenaza se ciñe sobre el manejo estatal argentino. Y éste es la extraña dependencia y camaradería que han iniciado los Kirchner con Hugo Chávez, el mandón de Venezuela.  La reciente y desmesurada  irrupción de 200 agentes de tributos de la AFIP (suerte de SUNAT argetina) dentro de las oficinas del grupo Clarín, que edita el diario más importante de ese país, para “comprobar irregularidades” en el pafo de impuestos de la empresa,  ha sido un claro intento de amedrentamiento sobre la línea periodística del medio, quien ha realizado una serie de denuncias de irregularidades en el manejo de los fondos públicos en esta gestión.

La AFIP está dirigida actualmente por Ricardo Echegaray, hombre de confianza de Nestor Krichner, y maneja información muy sensible que afecta a diversas empresas. Está claro que las forma del gobierno argentino tienden a endurecerse, pues el propio ex presidente ha indicado que “no le teme a los monopolios de la información” y su mujer, la Presidenta, íntima amiga de Chávez, impulsa una propuesta legislativa para quitarle poder a los medios grandes. La senda del autoritarismo y la amedrentación de los opositores parece iniciarse en la Argentina.

El editor de Clarín, Ricardo Roa, reseña la situación de esta manera:

Nunca se había hecho un operativo como el de ayer en una empresa. Lo normal es enviar un supervisor con 4 o 5 inspectores. Como mucho, 20 o 25 si se trata de un barrido especial que incluye ver sueldos, detectar trabajo en negro y verificar en el lugar la cantidad de personal. Invadir con 200 agentes el edificio de la redacción como si fuese La Salada es demasiado sospechoso o definitivamente claro: fue un acto que pretendió intimidar y acabó por convertirse en un grotesco.

La AFIP debería ser un organismo exclusivamente técnico, al servicio del Estado y ajeno a cualquier operación política. Muchos de los inspectores que llegaron en banda y rodearon la manzana donde trabaja la redacción ni siquiera sabían a qué venían ni para qué los habían reclutado. Y se vio cómo la mayoría perdió el tiempo en charlas de entrecasa con los compañeros. “Pregúntele a Kirchner”, respondió al fin una de las agentes cuando un periodista la interrogó sobre qué estaba haciendo. Todos confundidos como el seleccionado de Maradona ante Paraguay.

Pero deja de ser un chiste si se lo pone en contexto: escraches violentos contra el diario y sus directivos, pasquines y afiches difamantes, el propio Kirchner usando cualquier tribuna para atacar al diario. Y maltratando a un periodista de Clarín porque le preguntó sobre la asombrosa sextuplicación de su fortuna personal. El operativo de la AFIP es parte de una campaña que arrancó por la cobertura periodística de la pelea K contra el campo. Más de lo mismo. Si la excusa de Echegaray es increíble, ¿cómo creerle al Gobierno que su ley de medios busca democratizar a la prensa y defender la libertad de expresión? Más bien lo contrario: lo de ayer es una señal de lo que puede venir con cualquiera que se atreva a criticar al kirchnerismo. Lo único que falta es que digan ahora que el operativo de intimidación fue armado por Clarín para desprestigiar al Gobierno.

En tanto, la presidenta Fernández sale al lado de todos los amigos de  Hugo Chávez  en la región, en un extraño documental de Oliver Stone.

alvarovargaslllosa

El diario El Tiempo de Venezuela informa la detención del periodista Alvaro Vargas Llosa, hijo del escritor peruano Mario Vargas Llosa, en el Aeropuerto de Maiquetía, del país venezolano, cuando se disponía a participar en un evento intelectual sobre libertad y democracia:

Rafael Alfonso, presidente de Cedice, indicó que Álvaro Vargas le fue retenido el pasaporte en el aeropuerto internacional Simón Bolívar y que lleva 40 minutos desde que llegó a Venezuela.

Por su parte, Álvaro Vargas, en un contacto telefónico con le programa “Aló Ciudadano” informó que lo tenían retenido y que todavía no sabía cual era la razón. Luego autoridades del aeropuerto le pidieron que cortara la llamada, pero Llosa dejó de hablar pero no cortó la comunicación para que se escuchara loque pasaba en el lugar.

Álvaro y su padre estarán en el país para asistir al encuentro que se realizará por los 25 aniversario de Cedice. Además el escritor estará promocionando su nuevo libro e informó que venía a Venezuela a debatir sobre la libertad y la democracia en Latinoamérica.

Alvaro Vargas Llosa, crítico acérrimo, junto con su padre, del régimen de Hugo Chávez, había declarado en la víspera que el oficialismo venezolano no debe temerle a los intelectuales que visitarán próximamente este país para participar en un foro internacional, porque sólo estaban “armados” con sus ideas.