Posts etiquetados ‘Sudor’

Esto salió en el suplemento dominical de El Comercio, sobre el proyecto cinematográfico “Sudor”, que tiene la alianza estratégica entre Alberto Fuguet y Audiovisual Films , con la idea de grabar en Iquitos el segundo semestre del próximo año.

*****

Se acabaron los pendientes. El escritor y (desde hace un tiempo) cineasta Alberto Fuguet dice que ha llegado el momento de volver a “Sudor”, ese extraño y seductor proyecto que nació de casualidad. “Missing”, la novela de no ficción sobre la búsqueda del hermano de su padre, extraviado en el sombrío laberinto del sueño americano, empieza a cosechar éxitos. “Velódromo”, el largometraje que acaba de terminar, le ha devuelto la fe: se puede hacer “cine garaje”, absolutamente independiente, de bajísimo presupuesto y buena calidad. Solo hace falta sensibilidad, honestidad y afecto.

En una entrevista publicada en este diario el domingo pasado, Fuguet, a propósito de “Sudor”, declaraba: “Ahora tengo paz y espacio en mi disco duro. Creo que ahora puedo escribirla, hacerla y conectarme con ella”. “Sudor” nació de un feliz malentendido entre Fuguet y el escritor y promotor cultural Paco Bardales (hoy director del INC-Loreto), que lo invitó a participar en la Primera Semana Audiovisual de Iquitos. Ahí, en el viaje, entre la luz amazónica y la copiosa transpiración, surgió la base argumental: la historia de un chileno, ex corredor de bolsa en N.Y., perdido en medio de sí mismo y de la exuberancia de Iquitos.

      • *

Ahora Bardales trabaja junto a Fuguet —a pesar de la distancia física— en la producción del proyecto. Un proyecto que se alimenta de la revitalizada energía de la movida cinemera de Iquitos: ““Sudor” ha ido madurando a partir de las posibilidades y las necesidades. Con Alberto planteamos un proyecto de guion que en el fondo es la moral de la historia que se quiere grabar”. Bardales es hoy —y esto viene de antes y no tiene nada que ver con su labor en el INC— productor general de “Sudor”, a través de la coordinación de la productora que maneja junto al cineasta loretano Dorian Fernández.

—*¿Cómo definirías el proyecto “Sudor”?, ¿cómo te imaginas, en todo caso, que podría ser la película?*
“Sudor” pretende ser cine hecho con creatividad, austero pero digno, de calidad sin necesidad de esperar las fanfarrias ni las bendiciones tardías de la industria cinematográfica. Cine alternativo que seduzca, conmueva y mantenga una moral. Aun con Alberto podríamos estar en la idea de encontrar un estilo, pero creo que coincidimos en que debería ser todo natural, menos efectos, más transpiración, muy onda hermanos Dardenne, quizás con el compromiso ético de las películas de Terence Mallick. En todo caso, la estética y el sentido lo manejaría Fuguet, con total autonomía y libertad creativa.

*Hay una entusiasta voluntad por reflotar una tradición cinemera en Iquitos, gracias a gente como Dorian Fernández o tú mismo*.
Creo que en la Amazonía y, concretamente, en Iquitos, se está produciendo una fuerte renovación de la movida audiovisual. En mi libro “IQT (Remixes)” narro algunas etapas importantes en la historia del cine hecho en nuestra región. Ahora se busca reflotar aquella tradición que data de 1936, cuando se filmó la primera cinta local, “Bajo el sol de Loreto”, de Antonio Wong Rengifo. Existen productos concretos y, además de Audiovisual Films y Dorian Fernández, también involucran propuestas de la asociación La Restinga (a través de miniseries y videos) y otras.

      • *

De llegar a concretarse, “Sudor” será una coproducción peruano-chilena (la cultura, para variar, da el ejemplo), a través de Audiovisual Films y Cinépata. Una parte del equipo será chilena y otra enteramente iquiteña. Bardales, por cierto, no cree que debamos mirar el eco que está teniendo la cultura amazónica en los últimos años como una moda sino como un proceso, que tiene implicancias también políticas. “Las propuestas culturales pueden ser un espléndido modo para responder las variadas interrogantes que nos hacemos con el fin de entender una gran región del país que no todos hemos aprendido a descifrar o reconocer cabalmente. La inclusión en ese sentido es vital. Y la producción audiovisual, a través de proyectos como “Sudor” y muchos otros, sin duda es parte de ese proceso”.

Link: Fuguet y Cinépata.com en Lima (Cinencuentro)

Cinencuentro y Cinepata.com tienen el agrado de invitar a la comunidad cinéfila peruana a la presentación de Un Garage Propio: cine no industrial en el siglo 21, encuentro y conversación con el cineasta y autor chileno Alberto Fuguet.

Fuguet, además de escritor (inaugurará la 30ª Feria del Libro Ricardo Palma con la presentación de su más reciente libro “Missing”), es realizador cinematográfico y cinéfilo acérrimo. Guionista, crítico y editor de libros sobre cine (como Una vida crítica, recopilación de críticas cinéfilas del chileno Héctor Soto; y Mi cuerpo es una celda, sobre el escritor y crítico colombiano Andrés Caicedo), ha dirigido el largometraje Se arrienda (éxito de taquilla y de crítica en el año 2005) y los cortometrajes Las hormigas asesinas y 2 horas, éste último seleccionado oficialmente en el Festival de Rotterdam. Actualmente se encuentra en proceso de edición de su segundo largo, titulado Velódromo, grabado este año y tiene en mente un proyecto titulado Sudor, que tendría como locaciones a Iquitos y la selva peruana.

Fuguet es socio e impulsor Cinépata.com, una website eminentemente cinéfila, donde pueden encontrarse largos, cortos, clips y diverso material audiovisual de calidad, independiente y con personalidad, todos de procedencia latinoamericana, con una particular sensibilidad: lanzarse a crear cine, producir y concretar. La moral que quiere transmitir es buscar alternativas fuera de la gran industria cinematográfica para crear y producir cine latinoamericano de bajo costo, los cuales tengan además canales de distribución y llegada al gran público. La idea es dar espacio a creadores que se sientan cercanos a la sensibilidad del proyecto y deseen tener una plataforma ordenada y ad-hoc donde mostrar sus trabajos. Todo el material subido a Cinépata puede ser descargado gratuitamente (bajo la única licencia de Creative Commons), en diversos formatos, de gran resolución. Entre los trabajos que se han colgado, adicionalmente a los de Fuguet, figuran los de prestigiosos cineastas como Luis Ospina, Rodrigo Rey Rosa, Ezequiel Acuña y Claudio Polgati.

Este evento, posible también gracias a La Mula.pe y Audiovisual Films de Iquitos, incluirá la presentación de material de Cinépata y otros, así como también un adelanto exclusivo de Velódromo, el reciente trabajo de Fuguet, que tiene como protagonista al destacado actor y director chileno Pablo Cerda. Finalmente la cita se convertirá en convocatoria abierta para que todos aquellos realizadores que tengan material inédito y sientan afinidad con el proyecto puedan entregar su material, a fin de tener la posibilidad de ser difundido en Cinépata.com.

La charla/proyección se realizará el sábado 28 de noviembre a las 5 p.m. en el local de la Red Científica Peruana (Av. Pablo Carriquiry 410, San Isidro, a la espalda del Colegio San Agustín) y tendrá como presentador y moderadores al autor y productor audiovisual Paco Bardales y el equipo de Cinencuentro. El ingreso es libre, la casa tiene espacio limitado. Pasen la voz.

Link: Publicado primero en Cinencuentro

Link: Alberto Fuguet habla sobre Missing y Sudor en El Comercio y Caretas

velodromo

C0n ustedes, la nueva aventura cinematográfica de Alberto Fuguet, a ser rodada y dirigida en Chile, antes de la vertigonosa carrera rumbo hacia Sudor.

Velódromo

Nuevo largo, una cinta-garage…

Pedaleando hacia Cinepata.com

Pablo Cerda es Ariel Roth

VELODROMO— en rodaje, ahora, en SCL

Ariel Roth no le pide mucho a la vida. ¿Acaso eso es mucho pedir?

Bienvenido otra vez al largometraje, Fuguet.

PD: El 16 de agosto es el día final. Prepárense.

cinepata

Al fin, desde hoy,  la nueva página Cinépata.com abre su material al mundo,  un site eminentemente cinéfilo (o cinéfago, en las palabras de Andres Caicedo),  donde pondrán encontrarse largos, cortos, clips y diverso material audiovisual alternativo, de calidad, independiente y con personalidad, todos de procedencia latinoamericana, con una particular sensibilidad: lanzarse a crear cine, producir y concretar. En otras palabras, atinar, audiovisualmente hablando.

La página es considerada el brazo digital de la productora de Cinépata, y es parte de un proyecto largamente  estudiado y anhelado por el escritor/cineasta chileno Alberto Fuguet (con el apoyo técnico del ingeniero comercial Mauricio Varela y otros).  La idea de Cinépata es de “gente que se siente cercana a la sensibilidad de Cinépata y desea tener una plataforma ordenada y ad-hoc donde mostrar sus trabajos.”

Lo más interesante de Cinépata.com es  que desde ella podrás descargar, gratuitamente, filmes, cortos y otro tipo de material audiovisual “para el uso que estimes conveniente,  podrás bajar clips para tu celular o largos para tu iPod. Podrás bajar cintas en la mejor resolución para verlas en tu ordenador o en tu televisior o, si lo deseas, quemar dvds para tus amigos”.

Cinépata ha iniciado sus labores, con la presentación para descarga de “Tanto Tiempo“,un largometraje de 71 minutos del cineasta Claudio Polgatti y “2 horas“, el reciente cortometraje de Alberto Fuguet, que fue estrenado  a nivel peruano  en la ciudad amazónica de Iquitos en febrero, en la visita que hizo Fuguet con el fin de sondear un proyecto cinematográfico, titulado Sudor, que podría ser filmado en esta ciudad y parajes de la selva .

Larga vida  a Cinépata.

Las manifestaciones culturales loretanas se han dinamizado enormemente. Una de las más importantes movidas que han surgido en Iquitos es la del cine.

A principios de febrero se llevó a cabo la 1ª Semana Audiovisual de Iquitos, en las que se presentaron más de una veintena de cortometrajes, documentales y trabajos hechos por  joven talento local. El invitado estrella fue el chileno Alberto Fuguet, quien estrenaba su cortometraje “2 Horas”. Además, daba inicio a un nuevo proyecto, titulado Sudor.

blog1

Fuguet llegó a Iquitos una soleada y ardiente tarde, transformada rápidamente en tronante chaparrón. Invitado especialmente para este evento, dedicó algunos esfuerzos para dictar un taller de cine y literatura y presentar en estreno nacional “2 Horas”, filmado en Chile con una cámara Lumix y muy bajo presupuesto.

“Este corto me dio la posibilidad de entender que se puede hacer un cine como pobre, pero muy honesto”, indica Fuguet, mientras mira con entusiasmo el río Itaya desde Padre Cocha, una pequeña comunidad de artesanos, al lado de su inseparable cámara digital, lejos del posmoderno Hotel Dorado donde se alojó. Lo que le ha sorprendido es la capacidad natural con que la ciudad cambia de colores en cada momento. “La luz es impresionante”, suelta, a modo de exclamación. 2 Horas fue parte de la selección oficial del último Festival de Cine de Rótterdam, y forma parte de la lucha interior de Fuguet por sacudirse del trauma de no haber podido filmar Perdido, un largometraje en el cual había invertido demasiado tiempo y energías, que se perdió entre la desidia y el olvido de productores y financistas. “El hecho de no haber podido grabar Perdido me dejó enojado, sin muchas ganas de seguir en el camino”. Pasar de una euforia creativa al marasmo no debe ser fácil, para nadie, menos para alguien que se considera a sí mismo como cinépata.

Fuguet es consciente que el gran público probablemente recuerda más libros como Mala Onda o Las películas de mi vida que su película Se arrienda (escrita y dirigida por él, estrenada en el año 2005, éxito de taquilla en Chile). Incluso, es consciente que, al menos en Perú,  muchos asocian el título Tinta Roja más como una cinta de Francisco Lombardi que una novela del líder del famoso como polémico movimiento narrativo McOndo. Pero la intensa y casi orgánica relación con el cine le había dejado un vacío existencial que debía ser llenado casi con urgencia. La transpiración no solo es epidérmica, sino creativa.

Llegar a este estado de nueva gracia no fue complaciente ni divertido. Ocho meses antes, en junio, los caminos de la vida lo cruzaron con la oportunidad real de visitar la Amazonía, casi por accidente. “Recibí un mail de alguien muy amable que me invitaba a dar unas charlas por Iquitos y decidí pasar porque tenía una sobrecarga fuera de Chile y quería descansar, pero dije que me gustaría volver más adelante, con una cámara, pero de fotos”. El interlocutor virtual entendió que Fuguet quería llegar a Iquitos para filmar algo de ficción. “Luego de que se me planteara la propuesta, que me pareció descabellada en un primer momento, y analizando mejor, me dije ‘por qué no’, podría hacer algo”. Hubo resistencia, es cierto (más que todo por el pasado inmediato), pero también algo de apuesta, aventura y fe.

“Iquitos es un sitio que me parece mucho menos chirriante y exótico a como se pretende venderla”, señala Fuguet, mientras recorre el Jirón Próspero y el Malecón. Y además la gente es mucho menos excéntrica que en otras grandes ciudades”.  Una de las cosas que más llaman la atención es que Iquitos tiene una tonalidad que se ha ido destilando, amodorrando con el paso del tiempo. Una ciudad menos imaginaria, pero más real; pobre, pero mirando hacia el mundo. Una ciudad que suda intensamente, a chorros. Más allá de las diferencias sociales y raciales, aquí todos sudan. Quizás esa sea la única característica que hermana a la gente.

El filme que pretende filmar Fuguet se llamaría “Sudor”. Implica el recorrido de un yuppie chileno que se dedica a especular con la bolsa de valores en Wall Street y se ve envuelto en la crisis económica mundial, que lo lleva no solo a perder el trabajo sino a plantearse serios dilemas que lo hacen naufragar existencialmente, perderse en la globalización. Por diversas causas y azares, llega a la selva, donde empieza una nueva existencia como ayudante en algunos espacios que venden el mercado alrededor del Amazonas. La acomodada vida del chico rico-pero-latino en NY se va transformando en la historia de joven-se-hace-hombre-y-crece y finalmente se encuentra consigo mismo, con telón de fondo de IQT. Uno de los espacios donde se podría filmar sería el crucero turístico “El Delfín”, que lleva pasajeros en viajes paradisíacos a través de la majestuosa e imponente geografía fluvial.

“Es una nueva oportunidad, y creo que es muy posible concretarlo”, dice Fuguet, mientras mira el río Marañón desde la proa de “El Delfín”.

blog31

Fuguet y Dorian Fernández,cineasta loretano y creador de Audiovisual Films

Audiovisual Films sería la compañía productora local encargada de trabajar, en asociación con Cinépata de Chile, la producción de Sudor.  Fuguet indica que su deseo es filmar en digital, con el protagonismo de Pablo Cerda y nuestra conocida Vanesa Saba.  Fuguet camina por la noche iquiteña, mientras empieza a dar forma a la complejidad de un relato que, de concretarse, será uno de los más importantes puntales del nuevo cine charapa, mucho más allá de las experiencias compartidas – y no siempre tan gratas – de Pantaleón y las visitadoras y El lugar donde estuvo el paraíso.

Como para sudar con la cámara caliente en ristre.