Posts etiquetados ‘San Juan’

Mis amigos Isaac Ocampo y Alberto Chirif comparten algunas notas que me han tenido pensando, reflexionando y analizando nuestra realidad amazónica en estos días de San Juan.

Isaac Ocampo, que es un tenaz y constante difusor de la cultura amazónica en su web Lorito.com.pe digitaliza una nota fechada en 1978, donde Alfonso Navarro Cauper,  bitácora viviente de la historia loretana del siglo XX, cuenta un poco los detalles de la celebración de San Juan en nuestra región.

En la nota, titulada “La Fiesta de San Juan Bautista, Patrón de Iquitos”, publicada el 23 de junio de 1978, Navarro Cauper nos cuenta algunos datos poco conocidos por el grueso de la colectividad. Por ejemplo menciona que desde los primeros años del presente siglo se organizaron en San Juan, aparte de la festividad religiosa, “alegres y divertidas fiestas sociales y populares amenizadas con pifano (especie de quena pequeña), tambor y bombo, para más tarde añadir el clarinete, la flauta, la concertina, el acordeón y la guitarra, y, seguidamente con orquestas de diversos instrumentos musicales”. También recuerda el recorrido que se hacía entre Iquitos y el primitivo San Juan (que estaba situado hace tres décadas a la altura del fundo Guayabamba, más tarde fue trasladado kilómetros más allá del Sur de su antigua posición), a pie, a caballo, a mulo, bicicletas y carretas. El cronista recuerda, además, a “gallardos jinetes montados en briosos corceles, como también mulos, que añadían a la romería un alto grado de distinción”. Puntualiza que la música nativa era interpretada constantemente, y sus variantes más bailadas eran el chimaichi y el citaracuy, mientras otras danzas convocadas eran la marinera, el vals, la polca, la mazurca, la samba y el maxixe brasileños.

Según Navarro Cauper, puntilloso y preciso en el dato histórico, la confirmación oficial de la festividad de San Juan Bautista, partió de la ordenanza del 15 de mayo de 1919 expedido por Monseñor Sotero Redondo y Herrera. Obispo de San León de Amazonas. En tanto, la Municipalidad de Iquitos tomó acuerdo señalando feriado el 24 de Junio, quedando instaurada la festividad y el patrón del pueblo de San Juan de aquél entonces. Muestra el caso del prefecto Temístocles Molina, quien en 1927 dispuso que no se considerara feriado dicho día. Igual, el pueblo celebró y se zurró en la disposición de dicha autoridad (militar, para más señas). El 9 de junio de 1956 se expidió un Decreto Supremo declarando feriado en Iquitos, refrendado por el Decreto Supremo Nº 32 del 9 de junio de 1965, que dice: “Declárese feriado en el Departamento de Loreto el día 24 de Junio de cada año, con motivo de celebrarse la tradicional fiesta de San Juan”

No me imagino ahora una celebración como las de antes. No me imagino antes una celebración como ahora, donde los puntos más altos serán los señores de grupos tan “magníficos” y “maravillosos” como Adammo y Líbido.

Alberto Chirif (gran analista de temas amazónicos, que hoy se presenta en un necesario debate sobre Bagua con los congresistas Lombardi e Isla), en cambio me hace recordar un drama cotidiano, infelizmente: el de los pobladores de la zona de Saramuro, distrito de Urarinas, bordeando la reserva Pacaya-Samiria, donde se han vertido 400 barriles de petróleo al río Marañón y se ha generado un grave daño ecológico y social.  Este drama, que no es de ahora y que ha sido negado por los responsables coyunturales, ha sido groseramente minimizado por el ministro de Energía y Minas, Pedro Sánchez, quien ha dicho que la cantidad vertida a las aguas “no es para alarmarse”, e incluso del mismo Ministro del Ambiente, Antonio Brack, oxapampino de nacimiento y supuestamente interesado en los temas que se refieren a nuestra selva.

Chirif comparte conmigo un manual sencillo pero imprescindible para entender algunos temas culturales desde el  pensamiento  del  pueblo  indígena  kukama  kukamiria, habitantes de la zona del derrame, escrito por los sacerdotes Miguel Ángel  Cadenas y Manolo  Berjón.

Algunas cosas valiosísimas son reproducidas, como una forma de entender por qué accidentes como el sucedido hace unos días son graves atentados a la forma de vida de una colectividad. Por ejemplo, los  kukama–kukamiria  piensan  que  cuando  una  persona  se  acuesta  con  sed,  su  cabeza  sale  del  cuerpo  en  la  noche  para  tomar  agua. También el que todo  ser  vivo  tiene  “madre”.  Estos  espíritus  forman  parte  de  la  vida.  El  ruido  y  la  contaminación  provocan  la  huida  de  las  “madres”  que  retirarán  a  los  peces. Por otro lado, bañarse  no  es  únicamente  “meter el cuerpo, o parte de él en el agua o en otro líquido, por limpieza, para refrescarse o con un fin medicinal”, sino entrar en comunión, habitar con la luna.  Para los kukama,  la  luna  es  agua.

Acotan Cadenas y Berjón: “la población  del  Marañón  no  ha  tenido  agua  potable.  Ni  la  Pluspetrol,  ni  las  autoridades  han  cumplido  con  un  servicio  humanitario  básico.  Algo  que  no  se  debería  negar  ni  a  los  enemigos.” Del mismo modo, comentan todas las plantas afectadas por la contaminación, que tienen importancia gravitante para la salud de la comunidad, como la guama, el gramalote, el putu putu, el ipururu. Se  han  encontrado  peces  muertos  con  las  branquias  machadas  por  el  crudo.  Finalmente, los autores recogen una frase vital del  líder  Indígena  kukama  Alfonso  López  Tejada:  “no  estamos  dentro  de  la  Reserva  (Nacional  Pacaya  Samiria),  la  Reserva  está  dentro  de  nosotros”.

Luego de leer todo esto, mi pregunta es simple: ¿Cuánto hemos hecho para mantener la tradición y la historia viva dentro de nuestras mentes y nuestros corazones?

¿Cómo habrán pasado las festividades de San Juan las 28 comunidades afectadas por el derrame de crudo?

¿Cuánto nos habremos acordado de aquellos, ciudadanos de provincia lejana, descendientes indígenas, mientras comíamos opíparamente y nos llenábamos de alegría sobredimensionada mientras la chiquititud se engolosinaba con los empalagosos de Ádammo y Líbido y el resto bebía cerveza por doquier?

¿Cómo será tomar cerveza e imaginar que loretanos como uno han visto su medio de vida ser pervertido por una mancha voraz, mortífera?

¿Cómo será tomar agua potable mientras en Urarinas no hay agua potable y ahora tampoco hay agua de río limpia para tomar?

¿Cómo será hoy celebrar San Juan en Saramuro? ¿Cómo será?

Extra: El reportero gráfico Teddy Arrué publica en Pro & Contra una serie de imágenes sobre las consecuencias del derrame en el río Marañón. Aquí algunas de las imágenes captadas por Arrué (la de arriba también es suya):

[tweetmeme source=’pacobardales’ only_single=false]

Anuncios

Ayer se iniciaron las actividades por el 1º Festival del Libro y la Lectura Verde promovido por el IIAP, como parte de las celebraciones de San Juan.  En esta oportunidad, la Dirección Regional de Cultura de Loreto nos envía los afiches de tres de sus actividades a fin de tener una alternativa en estos días de celebración amazónica en Iquitos.

Por otro lado, el viernes 25 a las 11 a.m.  se llevará a cabo el conversatorio “Los Sucesos de Bagua”, en el auditorio del Vicariato Apostólico de Iquitos. Participarán como expositores los parlamentarios Guido Lombardi y Víctor Isla y el  antropólogo Alberto Chirif.  Como moderador del evento estará el periodista Rubén Meza.

En tanto, cerrando la semana de actividades culturales sanjuanina, el lunes 28 en el auditorio del Colegio San Agustín, desde la 8 de la noche se llevará a cabo un concierto que ofrecerá el monstruo de la canción Raúl Vásquez, . Ambas actividades forman parte de las celebraciones por los 17 años que cumple este mes el diario Pro & Contra.
[tweetmeme source=’pacobardales’ only_single=false]

La campaña electoral caldea y en Loreto también se ha iniciado con fuerza. Aquí lo más reciente de las noticias políticas loretanas:

1.- El candidato favorito a la Alcaldía de Maynas, Charles Zevallos, ha festejado alborozado su absolución de la Corte Suprema, en una harto polémica decisión judicial que le enmendó la plana a la Corte Superior de Loreto.  Esta decisión pesaba como una espada de Damocles sobre su candidatura. Zevallos es un candidato muy controvertido, no sólo por su estilo personal, sino también porque debido a su gestión como alcalde del distrito iquiteño de Punchana (1999-2002) fue acusado por  delitos de  malversación de fondos y peculado. Feliz de la vida, Zevallos ha contestado a sus opositores:

Este gran resultado nos satisface, yo tenía fe porque la Fiscalía dio una buena opinión a favor de Charles Zevallos porque nosotros habíamos devuelto el dinero en la misma gestión. Han pasado más de ocho años de juicio y recién la Suprema nos da la razón.

La resolución dice que la sanción debió ser administrativa y no penal, por lo tanto el Fiscal y la Sala penal han pedido la absolución. Esto ha demorado muchos años porque no se había hecho el peritaje contable que pedíamos.

Primero tienen que arreglar sus juicios igual como yo, hay una nueva ley que no les va a permitir postular. Así como han salido a hablar que ya no estoy en contienda, ahora quiero escuchar que digan lo mismo. A la población solo le pido que voten por la mejor propuesta.

2.- Otro que parece estar feliz de la vida, aunque hace mucho tiempo estuvo perdido y despistado de la lid política, es el ex alcalde de Maynas, Juan Carlos del Águila, quien ha anunciado su nueva aventura política: la candidatura a la vicepresidencia de la región Loreto, acompañando al ex presidente Robinson Rivadeneyra, por el movimiento UNIPOL. Así lo manifestado el propio Del Aguila en su cuenta de Facebook: La decisión esta tomada: He aceptado la propuesta de Robinson Rivadeneyra para candidatear a la vicepresidencia regional con UNIPOL. Agradezco a todos los que confían en mi, mis ideas y propuestas. Las sostendré en el escenario regional. Nadie entiende aún esta presunta alianza antinatural (durante sus respectivas gestiones, Del Aguila y Rivadeneyra fueron rivales más que encarnizados), pero como se dice, en la política todo es posible.

3.- Los representantes de cinco partidos políticos y cuatro movimientos regionales que participan en la presente campaña electoral en la región Loreto han decidido denunciar el uso de fondos públicos que presuntamente estaría realizando el partido gobernante Fuerza Loretana, liderado por el presidente regional Iván Vásquez. En un comunicado han rechazado este uso, por las  claras muestras “de soberbia y falta de respeto a las leyes viene desarrollando con total impunidad el pintado de paredes de instituciones del Estado con lemas y colores que identifican a su agrupación política, utiliza fondos del GOREL para viajes con fines políticos como es el caso del viaje a Lagunas, Balsapuerto, y Yurimaguas, transgrede la prohibición de publicidad estatal copando casi todos los medios de comunicación”.  El pronunciamiento está firmado por representantes de Restauración Nacional, APRA, Partido Nacionalista Peruano, Acción Popular y los movimientos regionales Loreto Restaurado, Frente Independiente Loreto, Mi Loreto y Unidos por Loreto.

4.- La reciente y desatinada campaña para notar la presencia de focos de venta y consumo de drogas en el distrito de San Juan Bautista que realizó el candidato a la alcaldía Juan Carlos Galvez Mondragón  (uso de carteles que se pusieron en el distrito con el lema “Bienvenidos a Iquitos, acá se vende drogas” o el uso de escolares en horario de clases para marchar contra este comercio) ha tenido una extraña actitud de la policía iquiteña. El video levantado en el canal Youtube de Pro & Contra lo muestra:

Como vemos, la cosa está que quema. Y eso que recién se inicia.

Un juane

Publicado: 23 junio 2009 en Paco Bardales
Etiquetas:, , , , ,
Pruebe usted un juane, estimado lector, y entenderá un poquito de lo que la sensación amazónica le tiene prevista en cualquier momento de su existencia.

(Imagen: Perú Mucho Gusto)

El juane es una necesidad vital en el variado menú alimenticio de esta parte del país, pero también es una explicación esencial sobre el simbolismo. Detrás de un plato, se entretejen una serie de factores sociales, culturales, históricos e incluso económicos, que a su vez dan forma a la idiosincrasia local.

Un juane se convierte por estas épocas en amo y señor, venerado espécimen que busca guardar sus semejanzas con el personaje del cual deriva su nombre, San Juan Bautista, venerado seguidor de Jesucristo, quien perdió la cabeza, episodio mediático aparte, en una prueba de fe. La imagen, vívida, del caído en una metáfora cargada de humor negro e ironía religiosa, levanta las faldas de las festividades del 24 de junio, una mezcla de gran juerga que celebra el mero hecho de la reunión. Hay baile, tragos y un elemento de sensualidad y erotismo incomparables. El santo patrono lo permite todo, se tapa los ojos y deja que lo demás pase, de modo natural. El resto,corre por cuenta de los simples mortales, quienes, a menudo – felizmente – no son modelos de continencia ni falsa virtud.

En medio del frenesí y el boato, sobrevive el delicioso aroma de esta acumulación de ingredientes que se envuelven en hojas de bijao. En bandeja de plata, en tabla de topa, en plato de loza, en vajilla de porcelana. No hay ingrediente más importante que la destreza de quien lo prepara. No hay elemento secreto más exitoso que el de la encantadora alegría colectiva en que se convierte su preparación.

Es cierto que el sacrificio del Bautista se repite en el genocidio de gallinas y pollos, quienes pierden el pescuezo y la vida a favor de una misión aún más elevada. Aunque sería mejor no participar del degollamiento de las aves, la sola presencia de una de aquellas, engordadas con comida casera, con cuidado y delicadeza de virgen vestal a punto de ser entregada a las fauces del dios, rumbo al sacrificio – y a la olla – es un acontecimiento de conmovedora sensación. Las madres de casa, mujeres-matronas-matriarcas, se encargan de acomodar las circunstancias para que la carne esté disponible. En tanto, se acondicionan los demás elementos. Si es posible, no debe faltar en la cocina una buena radio que amenice el ritual (es regla no escrita – tip gastronómico – que es bueno batir el arroz en las enormes ollas al ritmo de una pandillada o una alegre tonada que interpreta cualquier grupo local).

Aunque el juane común es el de arroz (que se prepara además con diversos ingredientes, entre ellos el palillo, que le da el sabor característico a una buena presa) existen variantes, poderosas, subversivas y por demás deliciosas. Debo añadir que estas heterodoxias se deben agradecer por su Por ejemplo, el nina juane, le debe gran parte de su consistencia a la clara y la yema de huevo de alguna pechugona gallina de corral. Pero si, por ventura de su sabiduría, decide usar chonta (palmito) – y usted es experto(a) cocinero –, caray, mejor no le cuento las innumerables muestras de cariño y agradecida admiración que recibirá. Claro, desde el indomable departamento San Martín, en especial Moyobamba (cuna ancestral de gran parte de la cultura amazónica), pueden encontrarse variedades más exóticas y elaboradas como el avispa juane (elaborado con carne molida). Más de una vez alguien nos ha invitado variantes del platillo en las que la carne predominante era paiche. Por su parte, el recordado periodista Guillermo Flores Arrué, en su libro Inguirito Machacado, nos legó la receta para preparar una verdadera rareza: juane de suri.

Claro está, nuestras madres y abuelas nos han indicado que más allá del sabor y de los elementos usados, importa mucho la forma en que éstos se conservarán. Por favor, candoroso lector, sepa escoger las hojas que alojarán su futuro juane. Las recomendables son, obviamente, las de bijao. Algunos han intentado usar hoja de plátano, pero no es garantía de sabor. Luego de ello, viene lo verdaderamente heroico: amarrar la preparación. Sea cuidadoso. Consiga pabilo resistente, amarre con mucha dedicación, fijándose si no deja ningún resquicio a la intemperie o por donde pueda entrar el agua (puede ser el preludio de un desastre mayúsculo). Una vez que esté seguro de la operación, los atados deben ir a la olla por una hora aproximadamente. Todo listo para ser servido, con plátano o yuca cocidos, acompañado por perfumadas y poderosas salsas de cócona o de cebolla finamente picada y sonrosada.

Buen provecho y feliz San Juan. Que los juanes les sean propicios.