Posts etiquetados ‘Salomón Abensur’

Por: Lando

(Detalle de mural de César Calvo de Araujo: Llegada de vapores envíados por Ramón Castilla a Iquitos)

El día martes 03 de noviembre de 2009 a aproximadamente las 5 y media de la tarde, sobre la ciudad de Iquitos se iniciaron fenómenos naturales de vientos huracanados y tormenta eléctrica . Doña Luz Valdez de Achong se apresuraba a juntar la ropa que había lavado y se había estado secando en su tendedero. Oye mujer a donde vas que te vas a mojar que ya está lloviendo, regresa, le había dicho su esposo Don Lucho Achong. Ella inmediatamente le hizo caso y regresó rauda a su sala en el segundo piso de la Casa Fitzcarraldo. Seguidamente se escuchó un estremecedor estruendo.

La casa Fitzcarraldo es patrimonio arquitectónico de Iquitos y su edificación data en aproximadamente 200 años de antigüedad. Su construcción fue dirigida por unos arquitectos moyobambinos. La pared del frontis hecha con material único, una mezcla de barro, chancaca, clara de huevos, estiércol de ganado y paja sobre una base de palos y madera de amarre u horcones, amarrados, valga la redundancia, con pona. Le dicen la casa Fitzcarraldo por que allí vivió el cauchero durante 6 años desde 1893 hasta 1899, según nos cuenta el Sr. Luis Achong Arellano (actual propietario) cuyos abuelos se mudaron a ocupar este edificio en el año 1917.

Aquel estruendo que dejó helados al Sr. Achong y a su esposa fue justamente originado por la caída, sobre el tendedero, de uno de los dos murales del pintor Casar Calvo de Araujo (1910-1970) instalados en la vieja casona de la Municipalidad de Maynas, uno que representa el descubrimiento del río Amazonas, por Francisco de Orellana, y el otro, la llegada de los vapores que enviara Ramón Castilla a la aldea de Iquitos (1864), entonces puerto fluvial, origen de la ciudad actual. Lo que pasa es que en el año 2007, el actual alcalde, Salomón Abensur, decidió construir un nuevo palacio municipal, e inició la demolición del existente, provocando la inmediata reacción de artistas e intelectuales, que se opusieron a tal acción.

Así, Abensur, con la sin-querer-queriendo complicidad de los contratistas empleados para este caso, los elementos y de la pluma de una endeble grúa, lograba que un patrimonio cultural, un pesado mural del pintor Cesar Calvo de Araujo, cayera estrepitosamente sobre otro patrimonio cultural, la antigua casa Fitzcarraldo, casi destrozándole el techo y parte de su valiosísimo e irrestaurable frontis.
Los detअल्लेस्दे lo que sucede en la actualidad y las acciones que están tomando los artistas en general liderados por el INC Loreto y su Director el también renombrado artista plástico Christian Bendayan, para protestar ante estos despropósitos los podrán encontrar en este vínculo de Diario de IQT .

El motivo de esta crónica es mostrar el archivo gráfico de lo que sucedió aquella vez. La siguiente es la secuencia de fotos:

La importante crítica de arte peruana Élida Román escribe en el diario El Comercio una nota alertando el abandono y riesgo potencial en que se hallan dos murales del gran artista amazónico César Calvo de Araujo, los cuales fueron extraidos del antiguo palacio municipal de Iquitos y han sido abandonados a su suerte por la gestión edil del actual alcalde Salomón Abensur, uno de los más ineptos y, además, nefastos en cuanto a la promoción y desarrollo de manifestaciones artísticas en la provincia de Maynas. Aquí el texto completo de Román:

César Calvo de Araujo (Yurimaguas, 1910-Iquitos, 1970), pintor y poeta, es el nombre más reconocido como artista de la Amazonía en los dos primeros tercios del siglo pasado. Autodidacta y apasionado de su tierra, sus obras recorrieron EE.UU., Brasil, Bolivia, Colombia y Argentina. A él se deben los dos murales instalados en la Municipalidad de Maynas, uno que representa el descubrimiento del río Amazonas, por Francisco de Orellana, y el otro, la llegada de los vapores que enviara Ramón Castilla a la aldea de Iquitos (1864), entonces puerto fluvial, origen de la ciudad actual.

En el 2007, el actual alcalde, Salomón Abensur, víctima de la fiebre modernizante y cementera, decidió construir un nuevo palacio municipal, e inició la demolición del existente, y provocó la inmediata reacción de artistas e intelectuales, que exigieron detener tal acción (ver Diario de IQT), y lograron, como resultado, la intervención del INC, que estableció exigencias específicas en relación con el cuidado y conservación de los citados murales, condición indispensable para otorgar el permiso correspondiente.

En noviembre del 2009, sin embargo, se retomó el proceso de demolición, sin autorización del INC, con el resultado de que la grúa que trasladaba los murales cayó sobre la vecina casa Fitzcarrald, patrimonio arquitectónico y el inmueble más antiguo que se conserva en Iquitos.

Si bien los murales no sufrieron, fueron desterrados al parque zonal, y permanecieron al aire libre, hasta febrero del 2010. Entretanto, el alcalde firmó un acta por la que se comprometía a reparar el daño en la casa afectada y dar tratamiento adecuado a las obras de Calvo, lo que, por supuesto, no se ha llevado a cabo hasta la fecha.

En marzo, el INC-Loreto, bajo la dirección de Christian Bendayán, ha entablado demanda contra la municipalidad. Como dato final, se conoce un proyecto de nueva sede, provisto con un pintoresco diseño de fachada, en que espejos y neones completarán esta historia difícil de calificar.

Habría que hacer algo urgente para salvar estos tesoros del patrimonio cultural amazónico ¿verdad? La comunidad loretana y la comunidad artística local, nacional e internacional tienen la palabra.

EXTRA: El INC Loreto ha invitado a una reunión a toda la comunidad artística y general para discutir y debatir el abandono y riesgo en que se encuentran los dos murales de César Calvo de Araujo, extraídos del antiguo palacio municipal de Iquitos y abandonados a su suerte por la gestión del actual alcalde Salomón Abensur. El encuentro se realizará este jueves 27 de mayo en el INC- Loreto (Malecón Tarapacá 382 Altos) a horas 8:00 p.m. Es hora de asumir nuestra responsabilidad como ciudadanos y artistas loretanos, exigiendo a las autoridades se respete el arte y la historia de nuestra región.

Excelente y atinado editorial del diario Pro & Contra de Iquitos ante el nuevo injustificado e inexplicable proceso arboricida que se viene realizando en Iquitos, esta vez en la calle Nanay , contra árboles que pretenden ser reemplazados , sin ningún sustento técnico ni científico, por palmeras americanas, en una nueva y desatinada actitud, casi patólogica, de la Municipalidad Provincial de Maynas. Aquí el texto en su integridad:

El 19 de febrero de 1926, el parroquiano Héctor Jarama, en evidente estado de ebriedad,  fue detenido y depositado en el calabozo de la intendencia de policía. Su delito fue agredir, maltratar, aporrear,  a los árboles del malecón de Iquitos. Es posible que el novedoso agresor tuviera un agudo trauma contra lo verde, la clorofila, el mundo vegetal. Salvando las distancias, los años transcurridos y  el consumo de licor,  el burgomaestre de Maynas, don Salomón Abensur Díaz,  como que tiene un nada secreto trauma contra los árboles. Un mal, al parecer.  Incurable. De otra manera no se explica su otro exterminio vegetal que acaba de perpetrar.

El otro arboricidio del respetable alcalde se consumó ayer, cuando agresivos operarios ediles, vestidos de faena laboral y portando sendas motosierras,  procedieron a aniquilar a las bellas y frondosas castañas de esa arteria. Como si nada, como si no fuera un atentado contra la salud de las personas cercanas a esos ejemplares. La palabra exterminio no es una exageración. Es la pura verdad de la milanesa. Los árboles, como víctimas de un atropello enconado, de un vendaval de furias, acabaron convertidos en fragmentos, en pedazos, en lonjas.  El único recuerdo de que allí crecieron y brindaron inapreciables servicios a los humanos, quedará entonces en las memorias de los vecinos de esa calle.

El agresivo señor Jarama, cada vez que empinaba el codo, se iba para el malecón y la emprendía furiosamente contra los pobres árboles.  El señor burgomaestre de Maynas es igual de reiterativo, de obsesivo. Porque ni las protestas de los moradores, ni la acción legal de don Aurelio Tang Ramírez le han hecho cambiar.  En aras de la lucha contra la contaminación urbana, de respeto a todo lo verde, de culto a la naturaleza que beneficia a todos y todas, exigimos al señor alcalde que explique a la ciudadanía qué ventajas trae a la ciudadanía el exterminio de los árboles que crecen en esta urbe.

Podar antes que arrasar
El día de ayer fue publicado en el diario Pro & Contra un artículo sobre la tala indiscriminada a los árboles en las inmediaciones de la UNAP por parte de la Municipalidad Provincial de Maynas (MPM). Todo apunta a señalar que la misma UNAP había pedido a la Municipalidad el retiro de los mismos ya que las ramas chocaban con los cables de alta tensión provocando corto circuitos.
Hoy me levante temprano para poder hacer un recorrido por las calles. Desde que salí de casa fui dandome cuenta del abandono en el que se encuentra nuestros árboles, los cuales fueron sembrados para darnos sombra y oxigeno y a la vez embellecer la ciudad.
En la calle Távara 4ta cuadra (lugar donde vivo) los árboles prácticamente ocupan toda la calle y las ramas se entrelazan con los cables de luz y teléfono, asimismo por el peso, algunos están inclinados para un lado haciendo que se convierta en un peligro para el que transite por ahí especialmente durante una de las tantas tempestades que caen en Iquitos.
Al dar la vuelta a la calle Samanez Ocampo, me encontré con una hilera de palmeras amercianas sembradas en remplaz de las castañas y que no da sombra a nadie pues al mediodia es insoportable transitar por ahi ya que el asfalto de las pistas nos achicharra completamente. Dicha acción fue duramente criticada por la población pues la MPM arrasó con aquellos árboles desde la raíz y en la madrugada como actua un delincuente para no ser visto.  El prof. Aurelio Tang, hombre reconocido en Iquitos por el cuidado al medio ambiente y vecino de esta calle demandó judicialmente al alcalde Salomón Abensur por este atropello en contra de la naturaleza y puso en la ventana de su casa un singular pero a la vez enérgico aviso de agradecimiento al propio Salomón Abensur por ayudar al calentamiento global.
Lamentablemente, el Sr. Alcalde no entendió el mensaje y siguió arrasando con los árboles de las calles y avenidas de la ciudad.
Voy avanzando por la calle Loreto y veo que los árboles en esta zona están realmente abandonados, casi la misma visión de la calle donde vivo pero al voltear a la calle Nanay me quedo de una pieza pues hay un árbol que según me cuentan los vecinos del lugar fue “podado” por los trabajadores de parques y áreas verdes de la Municipalidad, quienes al no saber como hacerlo dejaron al pobre ejemplar deformado totalmente. Creo que ni los pintores del surrealismo se imaginaron que podría haber un árbol así en la realidad. El pobre árbol quedó maltrecho y sin forma y en mi parecer está agonizando lentamente pues no creo que resista mucho tiempo asi.
Pero lo terrible esta por llegar pues al cruzar la calle Pevas descubro al artículo publicado por Pro & Contra le faltó mencionar que fueron 6 los árboles talados en su totalidad y no 3 como manifestaron. Algo que deberían empezar a hacer en las diversas municipalidades de la ciudad es CAPACITAR a sus trabajadores de parques y áreas verdes en el cuidado de los jardines y en la forma correcta de podar los árboles. Basta ya de improvisaciones y de trabajar por trabajar. Además el señor alcalde y su legión de regidores y demás funcionarios deben entender de una vez que la solución esta en podar adecuadamente y no en talar y depredar a su manera y a su antojo, en el lugar y a la hora que les da la gana. Si seguimos así, Iquitos estará llena de palmeras americanas y más se parecerá a las playas de Miami que a la capital de la Amazonia Peruana. Aquí algunas imágenes para que se imaginen como me sentí y es que aun no puedo creer que esto esté pasando en mi ciudad.

El diario La Región de Iquitos nos trae la noticia sobre presuentas irregularidades en la próxima campaña electoral, referidas con el manejo de fondos públicos para financiar material de claro tinte proselitista. En ellas están envueltos el Gobierno Regional de Loreto y la Municipalidad de Maynas:

Realmente se vuelve inconcebible que a alguien le pueda atraer recibir un calendario, cuando ya se está ingresando al quinto mes del año 2010. Mas para varios de los actuales funcionarios del gobierno regional de Loreto sí les parece atractivo el convocar a la adquisición de 60 mil calendarios de pared full color (de 50 x 35 cm. En cartulina plastificada) para las diferentes gerencias sub regionales de la región Loreto, con un valor referencial con IGV de 48 mil 195 nuevos soles.

Tanto el gobierno regional como la municipalidad de Maynas gastan dinero del canon petrolero en impresiones publicitarias, cuando ya se ha declarado el año electoral. Ambos van a la reelección. El pedido fue requerido desde la oficina de Imagen Institucional del Gobierno Regional y la buena pro será entregada el 22 de abril de 2010.

El valor referencial fue sacado con las cotizaciones de las empresas Printing House SRL, quien dio el monto de 48, 195 soles. Y La Preferida Imprenta y Multiservicios, con valor de 50, 694 soles. En cuanto al valor histórico, dice el Comité que buscando en la Página Web del Seace, NO encontraron los términos de referencia y condiciones EXIGIDAS por el área usuaria. Por eso dan prioridad a las cotizaciones.

Printing House está ubicado en Cal. Los Ángeles 135-Loreto, cuyos gerentes son Paredes Maldonado Emilio y Valera Sato Elsa Ellen. Mientras que La Preferida Imprenta y Multiservicios, el sistema RUC no registra un número para el nombre o razón social al 10 de abril de 2010/.

(Por otro lado) Bajo la figura de difundir una obra civil con componentes culturales, la Municipalidad Provincial de Maynas convocó adjudicación de menor cuantía para la contratación de servicios de impresión de 10 mil folletos para la oficina de Imagen Institucional, bajo el valor referencial de 21, 500 soles. La entrega de la buena pro se hizo el 8 de abril del 2010 a un monto de 18 mil nuevos soles.

Imprentas que asisten a las convocatorias porque es su negocio, acá lo cuestionable es el interés de las autoridades que van a la reelección y convocan a impresiones que ellos saben que ya están prohibidas por Ley.

Los 10 mil folletos del alcalde Salomón Abensur, se denominan: “Guía del Visitante, Av. Mariscal Cáceres-Paseo de los Héroes Amazónicos”. Al parecer, los periodistas de imagen institucional de la MPM se van a parar en una esquina de la “alameda” a repartir las guías a los más de 10 mil gringos, puesto que para los loretanos ya existen las placas con la historia de cada personaje allí ubicado en bustos confeccionados con fibra de vidrio.

Adquisiciones nada prioritarias pero por las que se deslizan varios miles de dólares del canon petrolero.

Estas “adquisiciones” violan claramente  las normas electorales del JNE, la cual a través de la Resolución 136-2010 dispone  las condiciones generales para propaganda electoral, que indican lo siguiente:

Art. 4.1. Propaganda política:

“Toda acción o efecto en aras de conocer la ejecución de los planes y programas que desarrollan las entidades estatales y sus dependencias, con el propósito de conseguir adhesión o apoyo hacia una determinada organización, programa, ideología u orientación política, está sujeta a prohibiciones cuando se trata de procesos electorales en trámite”, señala el JNE.

Prohibiciones y limitaciones en la propaganda electoral…

Capítulo I.- Art. 6. “Las entidades del Estado, en todos sus niveles, no podrán realizar propaganda electoral a partir de la convocatoria de elecciones. En tal sentido, están PROHIBIDAS de difundir mensajes EXPRESOS o SUBLIMINALES destinados a promover, auspiciar o favorecer determinada candidatura u organización política”.

9.2.- “Ante la persistencia de la infracción o incumplimiento de lo ordenado, el Jurado Electoral Especial, amonestará públicamente al infractor y le impondrá una multa, sin perjuicio de remitir copias de lo actuado al representante del Ministerio Público para los fines pertinentes”.

Art.15.- “Los medios de comunicación que, abusando de sus libertades de contratación y de expresión, difundan propaganda electoral con infracción al Reglamento, serán denunciados ante el Consejo de la Prensa Peruana (CPP), sin perjuicio de remitir informe correspondiente al Ministerio de Transportes y Comunicaciones para que actúe conforme a sus atribuciones”.

Adicionalmente, un informe de Pro & Contra sobre las pintas electorales en la ciudad de Iquitos

¿Alguien dirá algo esta vez? O es que, como siempre, a nadie le importa.

Dos buenos posts en blogs amigos se han publicado el día de hoy y hablan mucho sobre las situaciones sociales y culturales que debemos solucionar en Iquitos.

Por un lado, Isaac Ocampo escribe sobre el colonialismo mental que ha hecho que muchos iquiteños tengan una dependencia casi crónica de las decisiones limeñas. El artículo, provocador, se titula “Iquitos, colonia de Lima“. Aquí algunos extractos (vale la pena leerlo completo):

Acaso el Perú, cuando era colonia española, no era usado sólo como botín para extraer todo el oro posible, y mantener a ese insaciable hambre de codicia española, a cambio de indiferencia, abandono y maltrato. Acaso Lima no hace lo mismo con Loreto apropiándose de las utilidades del canon petrolero, pago que ha servido para mantener a esa burocracia entrampadora y corrupta que decide los destinos amazonía. Que incluso ha sido desenmascarada por el escándalo de los petroaudios, donde claramente se observan a nuevos Pizarros y Almagros, apellidados hoy León o García.

Hoy toda la Amazonía está vendida de a pedazos a manos internacionales, incluso Iquitos está dentro de un lote petrolero. Y ello realizado sin tener en cuenta el verdadero potencia de la biodiversidad y de la naturaleza en estos tiempos, y sin tener en cuenta la opinión de los amazónicos. Pues el Perú siendo colonizador de una de las selvas más sanas del mundo, está más interesada en contaminarla y a la vez en llenar el bolsillo de sus negociadores, vía el famoso “faenón”.

Me aterrorizó escuchar hace unos meses a varios artistas limeños y algunos políticos apristas, durante la revuelta indígena, que Lima necesita mantenerse de los recursos naturales de la amazonía, y que debemos entender que ella es una ciudad muy grande que necesita apoyo para poder funcionar, y como es la prioridad debemos dejar que les quiten las tierras a éstas comunidades indígenas por el bien de los 8 millones de la capital.

A la mayoría de países colonialistas no les importa los pueblos miserables de su colonia, como a Lima no le importa Santa Rosa en la triple frontera del trapecio amazónico (él único lugar donde mi pecho se hinchó de patriotismo y lástima) o Gueppi en la frontera con Ecuador. Lugares verdaderamente increíbles, donde ser peruano es sinónimo de vivir sin servicios básicos, no usar soles, y no tener colegios en funcionamiento.

Lo más lamentable es que, desde que se independizó el Perú, y por una desgracia nos anexaron al Perú, nuestro territorio solo ha sufrido amputaciones, pero si han existido muchas traiciones y negociados por nuestros codiciosos negociadores limeños, y con ello muchas fortunas y cobardías. Los colonizadores limeños están apunto de entregar Pijuayal a los ecuatorianos, y con ello el acceso al Amazonas, esa causa ha costado la muerte de muchos iquiteños tan patriotas como yo. Tanto se ha luchado para haber perdido así. Y eso nos pasó por ser colonia limeña.

La colonización limeña ha tenido en los medios de comunicación un brazo fuerte para el convencimiento y el ablandamiento de la conciencia amazónica. Tan mal está la cosa en esta generación, que incluso un gran sector de jóvenes simpatiza por equipos de fútbol como Alianza Lima, y éste equipo juega en Iquitos de local, con más apoyo que el propio equipo de la ciudad. Todos estos inocentes jóvenes no saben que Lima, no es la amiga o la hermana mayor, sino es la patrona, ratera y malintencionada que no ha hecho otra cosa que quitarnos lo nuestro, con la mentira de que somos parte del mismo país, y que les debemos obediencia.

Por otro lado, Carlos Cook publica una nota originalmente suscrita por el semanario Kanatari de Iquitos, sobre la destrucción del Palacio Municipal de Iquitos (ubicado en la Plaza de Armas) y de la Casa Fitzcarraldo, una de las más antiguas de la ciudad, declarada Patrimonio Arquitectónico del País. El zafarrancho se originó debido a una negligencia grave de la Municipalidad Provincial de Maynas, cuyo alcalde, Salomón Abensur, ha llevado a cabo una de las más ineptas y tristes gestiones que recuerde nuestra provincial Algunos extractos del post titulado: “El caso Abensur y su pandilla: traición a la memoria e historia de un pueblo“:

Nadie ama lo que no conoce, o si conoce algo y no la ama realmente, es por que se ha perdido en redes de ambicion, de dinero, o de quisaz de hacer las cosas a su propio modo, y sin importar el hecho de afectar el mundo o la cultura, conocimiento de las demas personas, destruye lo valioso que queda a su paso.
Es inconcebible pensar que en la ciudad de Iquitos, hemos tenido la desdicha de tener autoridades municipales que no respeten la identidad biológica (caso botadero municipal), cultural (no organizacion de la feria del libro entre otros) e histórica, ahora último, de una ciudad peculiar, riquisima en todos los sentidos, y que ha sido inadecuadamente explotada, o quisaz en el sentido equivocado.
Estas personas no se dieron cuenta de que la riqueza cultural de un pueblo es a la vez su vida misma, y el destruir pedazo de este nos lleva a una modernidad futurista, recontra fria y que carece de riqueza. La historia y la cultura es todo aquello que enriquece y da sazón a la infraestructura de un pueblo. ¿Esa gente que hemos elegido cree así? Al parecer que no. Todo es dinero, inversiones diversas y destrucción, ¿Que más vamos a decir si alguien ha hecho todo esto?
Suena increible lo que a continuacion presenciaremos, aunque cabe advertirlos que solo es la primera parte de la tan amarga verdad de la demolicion de nuestro palacio municipal que adornaba con sus toques de los años cincuenta, al ornato general de el centro histórico de Iquitos. Atropellando la legislación de un elemento atribuido como “Patrimonio de la Nación”, el hombre así destruyó la historia, el arte… la de un pueblo y la del vecino de la casa.
Cabe agregar que en el caso del antiguo Palacio Municipal de Iquitos, el Instituto Nacional de Cultura ha demandado, además de innumerables pedidos de información y atención al procedimiento, tres procesos administrativos contra la Municipalidad por el daño infligido al Patrimonio Cultural y Arquitectónico del país, sin respuesta ni acto de contrición alguna por parte de una gestión que ha demostrado en innumerables ocasiones su profundo desprecio por la historia y la cultura amazónica.