Posts etiquetados ‘Pedro Suarez Vertiz’

Divertida e irónica nota de Isaac Ocampo en su blog Delaselvasuwebon sobre la forma como la esforzada y preocupada Policía Nacional de Iquitos, seguremente alertada por el gran desembalse de la delincuencia en nuestra ciudad, interviene al conocido cantante nacional Pedro Suarez Vertiz, (quien esta noche brindará un concierto benéfico en El Pardo celebrando el Día Mundial del Agua)  mientras visitaba la famosa y a menudo abandonada a su suerte Plaza 28 de Julio, con el único fin de pedirle un autógrafo.

Las fotos son del periodista Javier Medina Dávila. Aquí algunos extractos del texto de Ocampo:

Según Javier Medina la Charla fue esta:

– ¿Díganme señores, por qué me intervienen?
– ¿Es usted Pedro Suárez Vertiz?
– Si, señores, por qué lo preguntan.
– Por nada. Solo queremos felicitarlo y que nos de su autógrafo, por favor.
– ¡Claro, choches! Si a la policía se les respeta, también les damos un autógrafo. ¿Van a ir al concierto en el José Pardo, verdad?
– Claro, Pedrito, ahí vamos a estar para cuidar el orden y el agua…

O sea, encima que la tombería no funciona bien en Iquitos, a la hora de pedir autógrafos, si la hacen linda. Eso también es falta de ética. Pues mis jefes no me permitirian dejar de hace mi trabajo por ir a pedir un autógrafo. Y despues cuando llamas a la policia, dicen que no tienen gasolina.

Que buena aglomeración de la policia motorizada, mientras que fácil en la Plaza de Armas siguen asaltando turistas.

Así cuidan nuestros tombos la cada vez más insegura y peligrosa Iquitos

botella11

Por: Melissa Santillán

La mañana está nublada y unas gotas de lluvia comienzan a caer en los rostros de la gente, son un poco más de las 5 de la mañana, cuando los chicos y chicas de uniforme y gorro azul toman las instalaciones del aeropuerto José Francisco Secada Vignnetta. Gentes que se encuentran en el lugar no entienden lo que pasa ¿Quiénes son ellos? ¿Por qué visten así?

En la espalda llevan el nombre de Bomberos. ¿Bomberos?  Es 20 de marzo y el tan ansiado día ha llegado. El desvelo y el trabajo del equipo de Bomberos Unidos Sin Fronteras que durante semanas se esmeró organizando el evento, por fin se verá reflejado. Efectivos motorizados, policías y personal del servicio de inteligencia vestidos de civil se encuentran dispersos intentando camuflarse entre las personas que concurren, ya sea a la espera de su viaje o tan sólo de acompañantes. Todos ellos están a la orden de escoltar a los invitados: empresarios, funcionarios, alcaldes y directivos españoles arribarán en unos minutos a nuestra ciudad.

El avión acaba de aterrizar, hora pactada 6: 40. Doña Ana, principal ejecutora y creadora de BUSF, es la primera en aparecer en escena, su carisma y su jovial sonrisa inundan la sala de desembarque, a su lado está Pedro Suárez Vértiz, famoso cantante peruano que hace algunos años se comprometió con la labor de nuestra asociación: “Ayudar a los sectores menos favorecidos e incentivar la preservación de nuestro planeta”. La comitiva continúa llegando, Don Ángel García hace su aparición, ésta es sólo una de las muchas visitas que hace a Iquitos, su cargo como presidente de BUSF le permitió conocer desde 1996 nuestro país, año en que por primera vez la organización se instaló en tierras peruanas, siendo Arequipa el lugar elegido para el inicio de esta nueva aventura.

La amazonía no podía estar ajena ante los ojos de la organización, pues enterados de la realidad loretana y de las carencias que un gran porcentaje de la población sufre, esos sectores marginados y olvidados, hizo que se mereciera la ayuda que este equipo humano realiza desinteresadamente. La prensa está sobresaltada todos luchan por lograr las mejores fotos e imágenes y más aún por obtener una entrevista con Doña Ana, quien con su característica amabilidad atiende cuántos puede. Los coches están listos, ahora todos se dirigen al tan famoso hotel de las celebridades a tomar desayuno, la jornada de este día será largo. El resguardo adoptado en el fuerte militar Fernando Lores Tenazoa logró que varios curiosos no se infiltraran en el embarcadero elegido para iniciar el recorrido. A escasos cinco minutos de partir una pintoresca comunidad flotante recibe a los asistentes, el ambiente reducido de la planta potabilizadora construida hace un año no impide que los lugareños reciban con jolgorio a la gestora de esta anhelada obra, pues provistos de sus típicas canoas se posan en las aguas para su acogedora bienvenida. Un merecido homenaje a su labor espera a la dama española. Es asombroso el cariño y la efusividad del recibimiento a Doña Ana, su trabajo incansable en pro de los más necesitados ha sido constante y fruto de ello se ve reflejado en el cariño que la gente de estas zonas muestra a su paso.

botella2

El trayecto a este nuevo destino es corto, falta poco para que sean las 10 de la mañana cuando la embarcación oficial está a punto de llegar, a lo lejos se puede observar a cientos de pobladores que con banderitas en manos y pancartas los esperan ansiosos. Una nueva etapa para Padre Cocha se marca hoy, la planta que tardó meses en construirse y brindará agua potable a cientos de pobladores, hoy por fin será entregada a la comunidad. Fuera del acto inaugural y de lo protocolar, la ceremonia traspasó las formalidades, aquí no hay cargos importantes ni envestiduras intocables, aquí sólo hay gente ayudándose entre sí, corazones bondadosos que piensan en los que nada tienen, gente que sólo quiere formar parte de aquellos que gozan eso que hasta ahora ellos veían a este servicio como un privilegio, aquella utopía, aquel sueño se vuelve realidad. La calidez de hombres y niños que contentos corean el nombre del famoso cantautor sentado en el palco oficial, hace que éste no se resista a ofrecer un improvisado concierto. Acompañado de la banda de músicos que dotados de un enorme bombo, trompetas y platillos, comienzan a tocar las primeras notas musicales que ponen a bailar y a cantar al público. Es mediodía y un restaurante en medio del río tiene todo listo para el almuerzo, el delicioso bufete hecho de productos regionales complementado con un hermoso paisaje hace reconfortante el momento, todos hablan de la calidez de la gente. Doña Ana nuevamente inunda el lugar con su carisma y su enorme sonrisa. Algunos curiosos por la estructura del restaurante comienzan a indagar sobre la edificación recorriéndola de un lado a otro. Es momento de continuar con lo programado. Ha transcurrido más de cuarenta minutos desde que se abordó las naves fluviales, Canta Gallo está un poco alejada de la ciudad y como era de esperarse e ahí también la respuesta a la carencia de potabilización de sus aguas. Desde el comienzo de los trabajos en esta obra, todo el caserío en conjunto se mostró cooperante con la realización de la planta.

La pobreza es grande, no hay pistas ni veredas, ni electrificación, sólo niños caminando descalzos con el sueño a cuestas de un futuro mejor, madres con la fortaleza y la tenacidad de sacar a sus hijos adelante, de forjar un camino diferente al que ellas tuvieron. Doña Ana no se inmuta ante este panorama hace mucho tiempo que convive con ello, tratando de hacer algo para minimizarla. Sus denodados esfuerzos no cesan, sabe que hay más por hacer, más por dar, más gente que necesita ser escuchada y tomada en cuenta. Su convicción de seguir colaborando con Loreto es grande. Tanto ella como sus aliados reafirman su compromiso para el cual fue creado BUSF, ahora más que nunca la ayuda continúa y parte de ello es colaborar con implementaciones tanto en sectores de salud como educación, de igual manera con los bomberos voluntarios, esos hombres de rojo que lo dan todo en su afán por apagar las llamas y salvar a su prójimo, a todos ellos va la ayuda nuestra, no se esperan condecoraciones ni medallas, es la sonrisa en los rostros esperanzadores de la gente la mayor gratificación a esta tarea, aquí no hay distinción de raza, idioma ni país que valga para Bomberos Unidos Sin Fronteras, pues no existen límites ni tiempo que determinen dar una mano, un aliento a quienes creen que están solos.

Acabo de mirar el videoclip de la canción Amazonas, él más reciente trabajo de Pedro Suárez Vertiz, y en verdad aún no entiendo cuál fue la razón de llamarle así.

Trato de ubicar el río Amazonas, trato de ubicar por ahí sus afluentes, trato de imaginar que a través de una letra metafórica e inteligente, el cantante nos hable de problemas mucho más grandes, que afectan a toda la humanidad, como el caso de la falta de reservorios de agua natural y la necesidad de preservarlos, pero desde esa perspectiva necesariamente amazónica.

Pero, del Amazonas, solo un suspiro (y en el video).

Digo, pudieron haberle llamado fácilmente “Ana Botella”, o “Antártida” y el video hubiera mantenido el mismo sentido, facilón y pedagógico para primariosos. La melodía, además, debe ser una de las más lamentables que haya compuesto Suárez-Vertiz. No es que Pedro sea un eximio compositor, pero en esta oportunidad sus dotes creativas se deslizan por los clichés y lugares comunes más evidentes.

Si esta canción fue la escogida para representar la causa del Amazonas a nivel internacional por los amigos de Bomberos Unidos sin Fronteras o para representar el himno oficial del Foro Mundial del Agua, es algo inexplicable. No hablamos desde el chauvinismo, sino de la sensata certeza de que hay gente que quiere hablar de las cosas que le afectan o le importan a los selváticos y  no tienen mucho que  decir. Y si lo hacen, existe el mismo tonito aburridón e intrascendente.

Este es el caso de un monumento instantáneo al facilismo musical.

En todo caso, la Tigresa del Oriente podría hacerlo igual o incluso mejor. Digo, ¿no?