Posts etiquetados ‘Mauro Zevallos’

Aquí dos portadas de diarios iquiteños sobre los últimos movimientos delincuenciales que han golpeado duramente a una ciudad que ha dejado hace rato de ser tranquila y segura.

En primer lugar, el asesinato de Mauro Zevallos, un joven estudiante de ingeniería de sistemas, que fue acuchillado por un avezado y rontuariado delincuente que estaba libre, andando como le diese la gana. La nota es del diario Pro & Contra:

En circunstancias que son materia de investigación el estudiante de Ingeniería de Sistemas de la UCP, Mauro Zevallos Álvarez (24) y ex alumno agustino de la promoción 2002, murió desangrado luego que fue brutalmente acuchillado en la yugular y en diferentes partes del cuerpo en la vereda del bar “La Baranda” en la cuadra seis de la avenida Túpac Amaru.

Según Juan José Zevallos (21), testigo clave de los hechos y primo del infortunado estudiante, que junto a un motocarrista aún no identificado libaban licor desde tempranas horas, el ataque sangriento sucedió al promediar las 4 de la mañana, cuando se aprestaban a regresar a casa cuando fueron abordados por un sujeto en completo estado de ebriedad y drogadicción que los atacó violentamente sin que pudieran reaccionar a tiempo.

Dijo también que el agresor tras acuchillar a su primo huyó raudamente sin que pudieran retenerlo, sólo atinaron a gritar pidiendo ayuda pero nadie los auxiliaba, los motocarristas que pasaban por el lugar se mostraban indiferentes, luego de 15 minutos recién Mauro Zevallos pudo ser trasladarlo al Hospital Apoyo Iquitos donde los médicos sólo se limitaron a certificar su deceso.

Por otros lado, en horas de la noche del viernes 3, avezados delincuentes ingresaron a la sede de importante Universidad Científica Peruana, cetnro privado de educación superior local, con el fin de llevar a cabo un espectacular robo del dinero de Tesorería. Aunque frustrado, el hecho generó un herido  y el miedo generalizado de la comunidad universitaria. La nota es de La Región:

Según los testigos, los asaltantes, quienes estaban bien vestidos, ingresaron sin contratiempos por la puerta principal y fueron directo a su objetivo. En esos instantes, el cajero Máximo Nunez Curto Mafaldo (35) regresaba de los servicios higiénicos y se encontró cara a cara con los ladrones.

Al verlo, los sujetos se le fueron encima y realizaron un forcejeo. Máximo, al notar que lo querían obligar a abrir la caja, se lanzó de cabeza contra la mampara que divide su área con los pasillos, sin importarle que le pudieran disparar por rebelde. Su intención era hacer bulla y llamar la atención de los miembros de seguridad de la universidad.

Los atracadores, al sentirse impotentes, habrían golpeado con sus pistolas al cajero y se fugaron realizando varios disparos para abrirse camino. Máximo Curto quedó tendido en el suelo en medio de un charco de sangre y de los vidrios rotos. Sus compañeros, temerosos pero apremiados por el momento, lo llevaron al hospital Iquitos de emergencia.

En esos instantes llegaron varios efectivos de la Divincri. La información que tenían era que dos asaltantes lograron escapar y que otro estaba escondido en una de las aulas. De inmediato se inició una intensa búsqueda con arma en mano, ante la mirada atónita de los universitarios y trabajadores.

Los policías corrían de un lado a otro. Se trepaban a los cielorrasos y bajaban rápidamente porque varias voces alertaban, a la misma vez que desorientaban, sobre la presencia del asaltante. Gritos venían de todas partes diciendo que ya lo habían encontrado, los pocos estudiantes que salían de los salones lloraban de miedo.

En la parte trasera de la universidad, el personal policial logró capturar a un individuo, identificado como Marco Antonio Flores García (29), quien sería uno de los sospechosos porque estaba escondido. A esta persona la llevaron a la comisaría 09 de Octubre, pero a los pocos minutos salió libre porque solo era un morador de la zona que se había agazapado por la balacera.

Mientras tanto, ¿qué hace la Policía? Persiguiendo e interviniendo al cantante Pedro Suárez Vertiz para que les brinde un autógrafo.

Lamentable y triste. Una sensación de impotencia se apodera de la ciudadanía en general.

Link: El miedo y la ciudad

Link: Siguen robos de cables en Iquitos (La Región)