Posts etiquetados ‘infidelidad’

cuandoluna amaalsol

El descomunal William Shakespeare alabó el cuerno socarronamente, llegando a decir que en el mundo iba a ser eterno. Es posible que el Cisne de Avon, sospechoso de haber padecido en carne propia ese mal, no estaba enterado de la gravedad insospechada de esa desgracia cuyo símbolo son dos cachos. El señor Lamec, descendiente del asesino Caín,  fue el primer energúmeno que, con descaro, frecuentó el adulterio. No pastaba muy lejos en asuntos de la carne y tenía pereza para ir en busca de la otra, y puso dos mujeres en su propia casa. Las esposas en comanditas y compartidas eran Ada y Zila. Dos mujeres y un camino: La segura ruta hacia la perdición del verdadero placer y la auténtica descendencia. Porque, nunca y jamás, pueden tres personas hacer pareja.

El santo libro no se detiene a describir el infierno diario de Ada y Zila, las dos primeras mujeres que tuvieron que soportar a un mediocre sujeto que no cumplía ni con la una ni con la otra. En ningún terreno, menos en el sexual, puesto que todo amor exige algo de lo eterno y es exclusivo. No se puede compartir el cuerpo amado, salvo que se sea un cerdo. ¿Cómo vivían, bajo un mismo techo, en un mismo piso, en una misma cama, ambas mujeres? ¿Conversaban animadamente de esos asuntos triviales, cotidianos? ¿Salían a pasear entre tres, mirando los campos cercanos, las cosechas? ¿Compartían las visitas a las tiendas? ¿O se querían exterminar a cada instante?

Cualquier hijo de vecino conoce la respuesta, hasta el gran Víctor Hugo que nunca llegó a saber donde esperaba a su mujer el crítico más importante de su tiempo.

El cornudo tolerante es una de las figuras más inquietantes de nuestro tiempo. Considera que esa desdicha no rima con él y piensa que su consorte tiene que serle fiel, porque para eso nació la mujer. Aunque le saquen la vuelta. Eso es inaceptable para cualquier mujer. Además, la mujer nació para que el hombre no sea aplastado por la soledad. El corneador desaforado no cree en nadie y basa su vida en el número de féminas que pasan por las armas, desconociendo que el gallo de mi casa tiene más amantes que nadie. El cuerno puede banalizarse, convertirse en motivo de risa en la juguería o de broma en la taberna, pero no puede dejar de ocultar la catástrofe que realmente es. ¿Qué que dirían Ada y Zila y tantas mujeres de ayer y de hoy si pudieran contarnos, con lujo de detalles y a la franca sobre se ingrata experiencia?

Es corriente creer que el ser humano es infiel por naturaleza, pero nadie ha preguntado con sinceridad a esa naturaleza. Escribas de tres por cuatro, predicadores de miasmas, sostienen que la tentación de la mujer no deja otra alternativa. Pero nadie puede explicar porque todo adulterio acaba en el infierno.

¿Qué placer es aquel que engendra desdichas? La Biblia reiteradamente se opone al cuerno. No solamente por razones religiosas o morales si no por algo más importante.

En el plano de la creación hay un solo varón para una sola varona. Todo cuerpo que vive, que palpita, emite fotones, hace de luz, es luz también. Eso está científicamente demostrado ahora y

esos fotones se enlazan con la poderosa luz del origen, primera fuente de la creación. Cuando Lamec fornicaba con Ada y Zila confundía la materia inicial y oscurecía su propio camino, hasta descender a la sombra de muerte. Es decir, se oponía radicalmente al sentido apostólico de la vida, a la calidad del amor, al verdadero engendramiento.

Imagen: Cuando luna ama al sol, de Gino Ceccarelli

Cómplices

Publicado: 21 mayo 2009 en Diario de IQT
Etiquetas:, ,

infidelidad

“Tú eres mi pata, y sé, que si ves a mi flaca con otro pata, me lo vas a decir”

Siempre ha pasado  y casi siempre hago “ampays” por  pura coincidencia.  Iquitos es un lugar pequeño para tener relaciones extramatrimoniales o para “trampear”. En menos de lo que canta un gallo, alguien te vio, besándote o saliendo de un telo con tal o cual flaca.

Uno tiene que ser bastante ingenioso, en busca del lugar más “caleta”, “un hueco” donde nadie pueda verte, al menos, gente que no te conozca. Pero ahí, en esos rincones, siempre coincides con alguien que también está haciendo lo mismo que tú. Es obvio, él también está trampeando, por lo tanto también está pensando en un lugar similar.

Hace años, en día laboral, decidí ir de paseo con una “amiguita”. Todo estaba fríamente calculado, cuando, de repente, vi acercarse a M, mi amigo. Estaba con otra “amiguita” y como yo sabía de su relación, y él de  la mía,  con un descaro sorprendente se acercó y me dijo: “Hola Franz, cómo estas, hermano, qué coincidencia…te presento a mi ENAMORADA”. La saludé  y, ni corto ni perezoso, yo también le presenté a mi ENAMORADA. Aquella tarde, las “trampas” se alucinaban las “firmes”.

Uno puede ver por algún lugar a la enamorada, esposa, de alguien en situaciones comprometedoras con otro tipo, pero casi la mayoría se trata de personas que tú conoces, solo de vista  o de algún amigo de” hola”. Pero si se trata de tu AMIGO, HERMANO, BROTHER, BATERIA, etc.,  se pone complicada la situación. Lo primero que uno trata de hacer es asegurarse, confirmar, estar seguro, de que es la persona que piensas, después buscar las formas cómo decirle la “nueva mala”  a tu amigo.

Para colmo de males, al día siguiente, este tipo estaba en una fiesta, pero esta vez con su amiga, como si nada hubiese pasado, la amiga de C le contaba que estaba enamoradísima de ese tipo,  que era el hombre soñado, su “príncipe azul”, y que estaba seguro que era el amor de su vida y sería incapaz de hacerle algo en contra de su divino amor. C no se sentía bien siendo cómplice de ese vil engaño, así que le dijo lo que vio.   La chica se puso a llorar, le agradeció a C, por contárselo,  y por “quitarle las vendas de los ojos”. La amiga de C había peleado con su enamorado, le había dicho una y mil cosas, habían terminado,  pero al día siguiente, seguían, como si nada hubiese pasado, pero esta vez  C  se ganó la enemistad de aquel tipo. C aprendió la lección,  y siempre, ve  al enamorado de su amiga, con la misma chica de antes, es más, ahora el pata le saluda, mientras éste abraza y besa a otra chica que no es su amiga. Desde aquel día C, decidió no decir nada a nadie, vea lo que vea.

Entre mujeres, estas cosas puede causar peleas y romper amistades, una quiere ayudar a la otra, pero a cambio recibe “golpes de desprecio”. Esta situación en varones es más crítica. Para confiar de una afirmación de este calibre, uno primero tiene que estar seguro de que el “pata” que te está diciendo lo que vio tiene que ser tu “amigo del alma” y tienes que estar seguro que no quiere nada con tu “flaca”.

En otra oportunidad, estaba parado a las 11pm de un viernes cualquiera, en un bar. El cielo amenazaba con llover, cuando de pronto vi  a  N entrando de la mano con un tipo de porte medio, crespo, usaba short y sandalias. N había venido de vacaciones a Iquitos a afianzar  más el compromiso que tenia con mi amigo H, se  iban a casar y ella le juraba amor eterno, es más, estaba viviendo en su casa, pero, aprovechaba las horas en que él andaba ocupado con sus negocios para hacer de las suyas. Aquella vez la vi pasar agarrada de la mano con ese tipo, se dieron un beso y bebieron cerveza,

A la semana siguiente había una cumpleaños de un amigo, el cual H asistió de la mano con N, me presento como su ESPOSA , pero no venían solo acompañados de la “futura esposa” , también le acompañaban su gente de cole. Nos presento a todos, bailaron , bebieron con un cinismo de película, pero la gota que derramó el vaso fue tres días más tarde, cuando cansados de los tradicionales lugares de diversión, mis amigos y yo decidimos ir de excursión,  de explorar nuevos lugares, entramos a un nuevo lugar, bastante juerguero. Allí vi a N en la falda del amigo de H, ella le acariciaba los pelos crespos, ella agarraba la cintura, su mano metida en sus pantalones, como jugando con sus calzones, ellos me vieron  y trataron de disimular, ella se paró rápido, me saludó amablemente e hizo un ademán de estar jugando con el amigo de H.

Nunca más volví a verlos. Después de eso me enteré que N había regresado a Lima. Un día conversé con H y  me preguntó si sabía algo de N, si alguna vez la había visto con alguien, yo le pregunte por qué,  él me dijo  que N le había dicho que salió un par de veces con sus amigos, que si te vienen con el “cuento” no los creas, y me dijo que te vio una vez. H me cogió del hombro y me dijo, “hermano, tú eres mi pata y sé, que si ves a mi flaca con otro pata, me lo vas a decir”.  Me dijo que Oscar, un amigo común, ya  le había dicho algo, pero confiaba más en mí.

Dije todo lo que vi,  no podía mentirle, ni ser cómplice, no podía permitir que se rían en su cara, sus “amigos”. H se puso muy triste y me dijo que me creía y agradecía por haberle dicho. Yo, la verdad, no me sentí tan bien que digamos. Por un lado, él sabe la verdad, sabe que su prometida le engaña apenas dobla la esquina, y lo peor de todo es que lo hace con su amigo. Por otro lado, ya no se va casar, hay un sentimiento confuso en  todo esto,

La próxima vez, me haré de la vista gorda. Si veo a tu enamorada(o), esposa(o) en situaciones calenturientas, saliendo de un “telo”, manoseándose o similares, no diré nada,  pasaré de frente, una tumba. Eso será a partir de hoy, no vaya ser que mañana me tiren dedo.

Manual del buen tramposo

Publicado: 3 mayo 2009 en Emovi
Etiquetas:, , ,

hombre-infiel

¿A quién en su vida nunca se le ha ido a mirada por otra chica (aún teniendo la tuya propia)?  En este mundo de “hombres” y  “machos” civilizados sí cuenta la cantidad de parejas con las que has estado, una especie de trofeo tal  que cuando te pregunten “¿ya has visto a Rosita?, es la más mamacita de la ciudad”,  con mucho orgullo puedas decir, “ claro pues, si yo estuve con ella”. Aquí algunos consejos para ser un buen tramposo en la era de la globalización:

1- Primer paso fundamental es que tu “trampa” nunca se haya cruzado ni por la calle con la “firme”, porque claro, hay que ser valiente para mantener una relación con alguien que tu novia conozca, pero también hay que ser imbécil.

2.- Nunca pongas a ambas diferentes nombres cariñosos.

3.-  Si tienes Hi5, procura que ella no esté interesada en meterse en esas cosas,  y si lo tiene, procura tener varias amigas que te dejen comentarios cariñosos y que ella conozca, así los mensajes de “la otra” se mezclan con los de tus amigas.

4.-  Procura no ir a lugares concurridos por tu novia o las amigas de ella, la mejor  defensa es el ataque,  y nunca subestimes las cosas, nunca improvises tus coartadas, trata de ensayar las preguntas y las posibles respuestas, si vas a usar a tus amigos para encubrirte, procura avisarles con anterioridad no vaya a ser  que la firme te pregunte

 Mor,¿ y qué vas a hacer este fin de semana?

-Voy a salir con algunos patas

-¿Con quiénes?

-Con Piero, Carlos, Raúl, ya los conoces, los mismos de siempre

-Pero yo encontré a Piero ayer por la noche en una esquina de la Plaza 28 y me dijo que el viernes iba a trabajar y que te mandaba saludos.

5.- Nunca repitas tus coartadas y nunca exageres, trata de que se vea lo mas real posible, y si es posible elabóralo con anterioridad.

6.-  Si piensas salir de “paseo” con la “otra”, siempre trae fotos de tus salidas nocturnas, o paseos, con gente que conociste y con chicas (claro como amigos),  y cuéntale con naturalidad sobre esa salida, porque, claro, sospecharía que te quedaras en el hotel como ermitaño o que no traigas recuerdos de lo bien que te lo pasaste.

7.-  Si usas una coartada, procura que no incluya más de 3 actos porque eso amplía el numero de personas y la posibilidad que te descubran.

8.- Cuando salgas con “la otra”, nunca sea paranoico, eso hace que la gente sospeche de ti.

9.- Siempre sé natural. Si tu novia casi te descubre dile la verdad descaradamente, pero en tono burlón y enojado  “sí, estuve con ella y lo disfruté mucho, es más,  ten cuidado con la puerta al salir porque te puedes chocar con tus cuernos,  porque si eso piensas de mí, y no me crees que lo nuestro es en serio,  entonces debe ser verdad”

10.- Trata de llevarte muy bien con la familia de tu novia, así ellos no buscaran pretextos para que te separes de ella, y en una de esas te descubran, si te pregunta la tía de ella

-Mira mi hijito, ¿no es muy hermoso?

-Sí es muy mono (porque de humano solo tiene la ropa)

11.- No estés alardeando de tu infidelidad con los otros ( solo cuando hayas terminado con ellas).

12.- Nunca confíes de la tecnología, no guardes el numero del celu de ” la otra”( memorízatelo), borra mensajes en el msn y en el celu. 

En suma, hay que ser muy inteligente y empeñoso, pues ser infiel es un trabajo arduo, pero con la idea de que el premio mayor será el  saber que eres un verdadero ”macho”, y que puedes vanagloriarte con las chicas con las que has estado.

Pd: Este manual puede ser usado en tu contra o te pueden hacer lo mismo, porque de la muerte y de los cachos, nadie se salva y no discrimina.