Posts etiquetados ‘Alan García’

Alberto Chirif es un reconocido antropólogo y analista de temas amazónicos. En Diario de IQT hemos publicado algunos de sus artículos, vinculados con la problemática indígena. A raíz del aniversario de Bagua, ante nuestro pedido, nos brindó algunas esclarecedoras respuestas sobre la crisis amazónica generada a partir de los sucesos del 5 de junio pasado.

¿Cuáles crees fueron las causas de los sucesos de Bagua del 5 de junio pasado?

Las causas del conflicto que desembocaron en la tragedia de Bagua, el 5 de junio de 2009, están magníficamente señaladas en el informe en minoría de la comisión especial para investigar y analizar los sucesos de Bagua, suscrito por el Sr. Jesús Manacés Valverde y la religiosa Carmen Gómez Calleja, difundido a partir de abril de este año. Ellos señalan que la “falta de respeto por las formas de vida de los pueblos indígenas y el menosprecio por las características intrínsecas de los bosques amazónicos” han deteriorado su seguridad alimentaria. Recordemos el caso de la cuenca del Corrientes y las protestas presentadas por la organización de las comunidades achuares de dicho río, señalando cómo la actividad petrolera contaminaba su medio ambiente y afectaba su salud. Ellos tuvieron que recurrir a medidas de fuerza, como la toma de instalaciones petroleras, para lograr ser atendidos por un Ejecutivo que negaba las evidencias, incluso aquéllas presentadas por dependencias del propio Estado, como los Ministerios de Salud y Produce, dando cuenta, respectivamente, de la contaminación de los organismos de las personas y de los peces por metales pesados. Como causa más directa del conflicto de 2009 está el tema de los decretos legislativos que echaban abajo todos los derechos conquistados por las organizaciones indígenas en los últimos 40 años, no obstante que éstos estaban reconocidos en leyes dadas por el Estado y en acuerdos internacionales suscritos por el propio gobierno del presidente Alan García. El tema de la reacción violenta de los indígenas, si se lo quiere entender en su justa dimensión, tiene que ser analizado tomando en cuenta la violencia de la agresión que ellos sufren en las últimas décadas y, en especial, durante el actual gobierno.

¿Cuáles son los errores que se siguen cometiendo al momento de entender o diagnosticar la Amazonía desde el Estado oficial?

No sé  si se puede hablar de “errores”. El desprecio por la vida y derechos de los pueblos indígenas no es producto del error, sino del cálculo para favorecer a otros intereses. Después de los sucesos de Bagua, para este gobierno la historia no ha cambiado. La dolorosa experiencia de muerte de policías e indígenas no le sirve para nada y sigue actuando de la misma manera arbitraria, prepotente y provocadora. Ha seguido suscribiendo contratos para explotar recursos naturales (petróleo, minas, bosques) y dando leyes que afectan a los pueblos indígenas. No hay que olvidar que hay un proyecto de ley para el traslado forzoso de población asentada en zonas donde se vayan a ejecutar proyectos que sean declarados de “interés nacional”. Por experiencia sabemos cómo se ha manejado el tema del “interés nacional” en el país, que no es más que un eufemismo para ocultar intereses subalternos de autoridades coludidas con grandes empresas, con la finalidad de lograr el enriquecimiento mutuo.

¿Cómo ves ahora la actitud del país con respecto a la Amazonía a raíz de lo de Bagua.

Creo que la gente sabe algo más sobre la Amazonía y los indígenas. Y cuando hablo de “la gente” me refiero también a la población urbana de la Amazonía, muy alejada y desconocedora de la realidad indígena de la región. Este país ha ocultado desde hace décadas la presencia indígena dentro de sus fronteras, como resultado de una combinación de vergüenza con ignorancia. Ahora muchos saben que los indígenas existen, que tienen propuestas y capacidad de expresarlas de manera decidida y, a su vez, que estas propuestas tienen una lógica particular, en la medida que apuntan a la redefinición de un modelo de desarrollo basado en la explotación de la gente y en la destrucción del medio ambiente. Este modelo está además llegando a su fin, como lo demuestran problemas como el agotamiento de recursos, la contaminación, el calentamiento global y el cambio climático, y, más recientemente, las crisis financieras que comienzan a reventar como volcanes por diferentes países del mundo.

¿Podría volver a ocurrir otro “Baguazo” en la Amazonía?

Hay que tener mucho cuidado con una pregunta como ésta. El “Baguazo” no fue generado por los indígenas, sino por el gobierno. El “Baguazo” no era el punto al que las protestas indígenas querían llegar. Querían llegar, en cambio, a una reconsideración del Estado para que se les reconozcan sus derechos perfectamente establecidos en la ley. Las muertes, los heridos y, en fin, la tragedia desatada ese día es resultado de la agresión de un gobierno que no quiso dialogar, que se negó a respetar derechos reconocidos y que engañó, porque el día anterior a la invasión armadas de la policía, voceros del partido gobernante dijeron que la decisión de derogar los decretos se paralizaba hasta que las partes llegaran a un acuerdo. Para ese momento, la decisión de reprimir violentamente a los manifestantes de la Curva del Diablo había sido ya tomada. Sobre cómo se manejó este asunto es indispensable la lectura del artículo “Los imperdonables”, de Ricardo Uceda, publicado hace un par de meses en la revista Poder. ¿Podría ocurrir otro “Baguazo”? Sin duda que un gobierno como éste empeñado en pisotear los derechos ciudadanos para asegurar sus negocios turbios con empresas podría repetir esta terrible y torpe experiencia represiva, que resultó en la muerte de muchos peruanos. Los petro-audios y otros escándalos que han emergido a la luz (venta de patrimonio público: Collique, puertos, terrenos negociados por COFOPRI y mucho más) son indicadores inequívocos de los intereses detrás de estas políticas.

Cuáles deben ser los cambios urgentes en las políticas para evitar en el futuro que en la Amazonía puedan generarse conflictos aún más grandes que en Bagua?

Los cambios deben ser sobre todo de actitudes de los gobernantes. Las leyes están dadas, el problema es que no se respetan. Si se respetase la Constitución, las leyes nacionales sobre derechos indígenas y los convenios y declaraciones internacionales, las cosas funcionarían como deben funcionar y se trabajaría en la construcción de una verdadera democracia, en la que todos los peruanos podamos ser verdaderamente iguales ante la ley. ¿Es esto posible de lograrse con este gobierno? No lo creo. Si no lo ha hecho en cuatro años de ejercicio del poder, en los cuales, en cambio, ha hecho todo lo contrario, no lo va a hacer en el año que le queda por delante.

Anuncios

Colonia_Penal_El_Sepa_52

En su mensaje anual de Fiestas Patrias, a pesar de toda la expectativa generada por acontecimientos recientes, el presidente Alan García ignoró una vez más a la Amazonía. Con concha, pana y elegancia, se desdibujo en su discurso cualquier atisbo de política de estado para los amazónicos (incluso la oportunidad de reconciliarse con nuestra gran región).

La única mención que podría llamarse subsidiaria del mensaje fue la construcción de una colonia penal en la selva para albergar a condenados por actos de corrupción. Aunque García había señalado que ya se estaba construyendo, su ministro de Justicia, Aurelio Pastor, se apuró en desmentirlo, en el sentido que es una propuesta que se espera tener lista para julio del próximo año.

Irónicamente, la propuesta de reestablecer una colonia penal para reos por corrupción fue una promesa electoral de Ollanta Humala, que ahora el APRA parece haber tomado como propia.

La reapertura de algo que podría ser el Sepa, legendaria colonia penal abierta en 1951 en el distrito de Sepahua, provincia de Villa Atalaya, a orillas del río Urubamba, en la región Cusco, ha sido catalogada como “antitécnica” por el ex director del INPE, Wilfredo Pedraza. 

Una muy sabrosa crónica escrita por Segundo Serrato para la revista Quinto Poder da cuenta de los años del Sepa y un ralato del ex parlamentario izqueridsta Genaro Ledesma, quien recuerda las anécdotas e inconveniencias de volver a un sistema penal tan arcaico como improductivo:

El Sepa era como el paciente que se retuerce de dolor y que gime por las noches en espera de medicinas, mientras los gallinazos y otras aves de rapiña y carroñeras rondaban por el cementerio esperando que los muertos se levantaran”.

“Por eso vivíamos en grupos durmiendo con un ojo abierto pues el perro de la selva, como se conoce a la serpiente shushupe, arañas mortales y otras alimañas, llegaban para hacer de las suyas sin estar invitadas a la fiesta”.

Cuando Ledesma llegó por primera vez, en 1963, al Sepa, el penal maldito ya tenía 13 años de creado. Sus compañeros de celda, fueron, entre otros, el desaparecido alcalde de Lima Alfonso Barrantes Lingán, el extinto líder comunista Jorge del Prado, Cesar Caravedo, Cesar Rojas Huaroto, entre otros. Pero El Sepa albergó en su peor momento más de 500 presos, la mayoría políticos. Entre ellos el ex senador Carlos Malpica Silva- Santisteban, el periodista trotskista Ismael Frías Torrico, el guerrillero Juan Pablo Chang Navarro-Lévano. También los médicos Hugo Pesce y Olinto Vesco, quienes operaron del apéndice a uno de sus camaradas de celda con una hoja de afeitar y con aguja e hilo, salvándole la vida.

Otro inquilino fue el famoso periodista Ernesto More, el líder político Ángel Castro Lavarello, el veterano comunista José Sotomoyor Pérez, el abogado Carlos Ferdinand Cuadros, el historiador y educador Carlos Núñez Anavitarte, el capitán de navío Eduardo Villa Salcedo, que llegaría a ser viceministro de Industria en el gobierno del general Juan Velasco Alvarado; los dirigentes obreros Emiliano Huamantica y Pascual Montaño. Otro sindicalista, Antonio Medrano, fue engullido por una boa en la intrincada selva, entre muchos otros, como Pablo Miota.

En otra ocasión, Ledesma y otros dos presos comunes fueron a contemplar el ocaso a orillas del río El Sepa, cuando de pronto de un tronco que navegaba sin rumbo, emergió una enorme shushupe hacia el grupo en un salto que los dejó con la boca abierta. Fue uno de ellos que cuchillo en mano tuvo que batirse a duelo con el reptil venenoso por media hora cortándole primero el rabo y luego la cabeza. Rememora también aquella acción irracional del jefe policial, que a machetazo limpio cortó los dos brazos de un preso muerto al que sus colegas querían enterrar excepcionalmente en un cajón angosto. Desde ese momento todo aquel que perdía la vida era envuelto en hojas de plátano y enterrado en el cerro que se retorcía de dolor cada vez que le entregaban un cadáver.

Al recordar estas trágicas, increíbles historias, Ledesma Izquieta considera que abrir nuevamente El Sepa para encarcelar políticos o funcionarios ladronzuelos, no vale la pena.”

heduardo-blogs

Gran imagen del caricaturista Heduardo, que responde a la pretensión del presidente Alan García de inundar la blogósfera y el Twitter con blogs, bitácoras, twitteros amigos de su gestión.

Para tenerlo en cuenta.

bagua01Francotiradores en Bagua (Fuente: El Morsa)

Desafortunado o no, el conflicto amazónico ha  tomado un cariz trágico y sangriento.

La crisis es global y sin precedentes.

El Presidente Alan García en un acto irracional y totalmente descabellado, ha señalado que los ciudadanos indígenas “no son de primera clase“.

El Estado ha actuado de modo represivo, como haciendo caso a dicha bravata.

Los sucesos de Bagua han desbordado, mucho más allá de lo permitido. Hasta el momento, el enfrentamiento entre habitantes de la zona y miembros de la Policía, en la llamada Curva del Diablo (luego de que se quemara la gobernación del lugar), están dejando un saldo no confirmado aún de 20 civiles muertos y 10 policías (cifra que seguramente seguirá subiendo)

Los rumores sobre la detención de Alberto Pizango, líder de la AIDESEP son demasiado fuertes como para dejarlas de lado.

El primer reporte desde la zona del conflicto vía Enlace Nacional:

Entre los fallecidos, se encuentran pobladores awajun.

Este blog ha decidido convertir a este post en un depósito de noticias que seguirán llegando conforme pasen las horas.

De todas maneras, es necesario un pronunciamiento sobre lo que ya se considera Masacre de Bagua.

Lo que en todo caso nos sorprende es que el Gabinete Simon no haya renunciado en pleno, por dignidad y decoro político.

Actualizaciones.

2.22 p.m. Alan García advierte a los nativos: “ya está bueno de protestas

2.32 p.m. Las fotos de los enfrentamientos en el Flickr de Enlace Nacional

2.34. p.m. Las reacciones en blogs Utero de Marita, Desde el tercer piso, Tv Bruto

2.38 p.m. Reacciones en Iquitos: Pro & Contra, Delaselvasuwebon, Radio La Voz de la Selva, Globalizado, Musmukeando y Desde la amazonía loretana

2.49 p.m. Gobierno decretará toque de queda en Bagua

2.52 p.m Garcia con full demagogia “los policías murieron con honor y dignidad” ¿Y los indígenas muertos?

2.57 p.m. Lourdes Flores “justifica” actuación de Policía en tragedia de Bagua

3.06 p.m. Versiones indicarían que líder pacifista awajun habría muerto en Bagua (aunque comentarios en el blog de Marco Sifuentes indican que estaría vivo aunque mal herido)

3.11 p.m. Como si fuera poco, UN HELICOPTERO DEL EJERCITO ES DERRIBADO por narcoterroristas en el VRAE

3.41 p.m. Marco Sifuentes en su twitter indica que Santiago Manuín Valera, líder awajún, estaría vivo.

3.45 p.m. Confirmado: Santiago Manuín, está vivo aunque muy mal herido.

6.20 p.m. La versión de Heduardo y Jacqueline Fowks

6.39 p.m. El Higado de Aquiles brinda por el Día del Medio Ambiente y el gobierno

6.51 p.m. Cifras oficiales: 25 civiles y 9 policías muertos

6.55 p.m. Número de víctimas podría ser aún mayor, según El Comercio

7 p.m. Global Voices compila el conflicto para los lectores en inglés

7. 05 p.m. 38 policías han sido tomados como rehenes en estación petrolera en Bagua

7.29. p.m. Lean el análisis del reciente y buen blog loretano Patas Arriba

7.43 p.m. Fotos muy chocantes de indígenas muertos en Bagua

8.18 p.m Cortan señal de Radio La Voz de Bagua y denuncian torturas

9.13 .m. El lado horroroso del humor (según Álvaro Portales)

9.22 p.m. ¿Será cierto que la Policía está quemando cadáveres de civiles muertos?

9.40 p.m El último reporte de Enlace Nacional

Y al día siguiente, sábado 6 de junio, sigue el baño de sangre en Bagua

10.20 a.m. Se confirma muerte de Santiago Manuín, líder pacifista awajún

10.25 a.m. Ordenan captura de Alberto Pizango, líder de AIDESEP

10.28 a.m. Mueren 9 de los 38 policías retenidos en Bagua

10.35 a.m. El conflicto amazónico explicado por el Jorobado

12.43 p.m. Alberto Pizango habría huído de orden de captura y prepara asilo en Bolivia

12.50 p.m. Visiones: Puente Aéreo y Mate Pastor

1.01 p.m. Lamentable editorial del siempre afiebrado Aldo Mariátegui

1.02 p.m. Hildebrandt: La orden vino de arriba