Rebrote de terror en la frontera peruano-colombiana

Publicado: 22 abril 2010 en Paco Bardales
Etiquetas:, , , , , , , ,

El rebrote de las acciones violentas por parte del narcotráfico se han acrecentado en la provincia de Ramón Castilla, en Loreto en estos últimos días, mientras nadie parece estar prestando atención en el Perú.

Radio LVS de Iquitos ha difundido el día de hoy una carta confidencial enviada por docentes de la provincia de Ramón Castilla, al director de su respectiva UGEL, Marco Antonio Vásquez,  en la que detalla los pormenores de un hecho grave sobre el accionar del narcotráfico en la frontera peruano-colombiana.

Detalla la carta que a las 4. 30  a.m. del día 12 de abril, en la comunidad de Gamboa,  dos botes de alumnios con 30 personas encapuchadas, al parecer vinculadas con el narcotráfico, portando armas de cañón, llegaron haciendo disparos y obligaron a los moradores a concentrarse en la cancha de la comunidad. Allí obligaron al teniente gobernador  de la zona a abrir el local comunal,  con insultos y agresiones físicas. Varios moradores quedaron lastimados . Una ciudadana brasileña fue herida en el pecho. Los moradores permanecieron al lugar hasta las 10.30 a.m. cuando pudieron salir del lugar.

En estos momentos, las poblaciones de Hawai, Ramón Castilla, Mario Rivera y Gamboa, vinculados con las etnia indígena Ticuna, han huido de sus zonas. En tanto, las escuelas bilingües han sido cerradas.

La información ha sido levantada en la página web de LVS de la  siguiente  manera:

El director de la Unidad de Gestión Educativa Local de la provincia de Ramón Castilla, Marco Antonio Vásquez Soplín, confirmó a Radio La Voz de la Selva el cierre de cuatro escuelas bilingües ante la presencia masiva de bandas de narcotraficantes qua han tomado por completo las comunidades ahuyentando a pobladores, alumnos, y docentes con el propósito de instalar campamentos para procesamiento de droga.

Vásquez precisó que las comunidades tomadas por los narcotraficantes son Hawai, Ramón Castilla, Mario Rivera y Gamboa, todas pertenecientes a la etnia Ticuna. “Tras la denuncia de los docentes hemos llegado a estas comunidades y comprobamos que ya no existen pobladores, las viviendas están vacías por lo que tuvimos que cerrar las escuelas y trasladar a los docentes hasta Caballococha (capital provincial) por medidas de seguridad”, informó.

Se informó que el tema será tratado hoy en una reunión de urgencia en la Dirección Regional de Educación de Loreto a la que serán invitados representantes de la Policía Nacional y el Gobierno Regional.

La provincia de Ramón Castilla, esta ubicada en la triple frontera con Brasil y Colombia y durante los últimos 25 años ha sido considerada zona emergente para los cultivos de hoja de coca. Sin embargo es la primera vez que las “firmas” que operan en la zona toman comunidades y cierran escuelas ya que se limitaban a operar en campamentos ubicados en la espesura de la selva.

En tanto, el diario La Región de Iquitos también informa del grave asesinato de cuatro ciudadanos peruano brasileros por parte de sicarios vinculados con el narcotráfico. El hecho se dio en la comunidad 02 mayo, en la provincia de Ramón Castilla:

Hace algunos días, ocho sujetos encapuchados y fuertemente armados con fusiles automáticos de largo alcance mataron a cuatro ciudadanos peruano-brasileros.

El hecho de sangre ocurrió cerca de la comunidad nativa 02 de Mayo, en la quebrada Callarú, en el bajo Amazonas, provincia de Ramón Castilla. Los delincuentes interceptaron al yate “Dahagua” y tras reducirlos y bajarlos de la nave, asesinaron a quemarropa a los cuatro ocupantes.

A las pocas horas del asesinato, la policía del puesto fronterizo de Puerto Alegría se constituyó al lugar y procedió al levantamiento de los cadáveres que fueron identificados por los moradores del lugar con los siguientes nombres:

Guillermo Cancino Pereyra (50), Emmanuel Gómez Pereyra (25), Alex Meneses Pereyra (50) y Francisco Cárdenas Pereyra (45) (a) “shico”. Estos sujetos se dedicaban al sembrío, cosecha, procesamiento, acopio, transporte y comercialización de estupefacientes en el trapecio amazónico de Perú-Colombia-Brasil.

Todos ellos presentaban disparos con arma de fuego con orificios de entrada y salida en la cabeza y desprendimiento de masa encefálica. Los sicarios no tuvieron piedad y los mataron a sangre fría para poder tener el control del negocio ilícito.

Asimismo, se tiene conocimiento que los mismos asesinos mataron a once personas en la ciudad de Tabatinga (Brasil). Según las primeras investigaciones, la matanza habría sido ordenada por Jair Ardela Micchue.

Al parece, Jair Ardela Micchue, luego de haber sido puesto en libertad tras permanecer encarcelado por varios meses en el penal de Lima y en el penal de sentenciados y no sentenciados de Maynas, quiere volver a hacer de las suyas.

Como se recuerda, el 16 y 17 de octubre 2008, en las localidades de Hawai y Mario Rivera Pereyra, se realizaron enfrentamientos con armas de fuego entre bandas de narcotraficantes. “Javier” fue herido de bala y evacuado en extrañas circunstancias a Iquitos, donde la PNP lo capturó para luego ponerlo tras las rejas.

A Jair Ardela se le acusa de ser el autor intelectual del asesinato del narco “gallero”. La Policía comprobó que “Javier” es uno de los traficantes más buscados en Perú, Colombia y Brasil. Además se le atribuye una serie de crímenes perpetrados en contra de personas ligadas al ilegal negocio el tráfico de drogas en la zona del Bajo Amazonas.

Por su parte, el diario Pro&Contra, desde la quebrada Callarú, en la comunidad de 02 de Mayo, indica que Ramón Castilla ahora es tierra de narcotraficantes:

(…)Los pobladores del lugar dijeron telefónicamente que toda la zona en la frontera está dominada por las bandas de narcotraficantes que hacen de las suyas.

Aseguraron que las patrullas de la policía pareciera que sólo fueran a un ensayo o una simulación o talvez tendrían un acuerdo de no agresión con los narcotraficantes, ya que cuando se cruzan en los ríos o en cualquier lugar se saludan cordialmente y ante las interrogantes de la población, sólo responden que talvez sean policías del vecino país, debido a que todos se desplazaban completamente armados y en potentes deslizadores.

Muy enfáticos emplazaron a las autoridades para que de una vez por todas les brinden las garantías para seguir viviendo y trabajando con total normalidad, caso contrario el total de la población se va a dedicar al cultivo y transformación de hoja de coca, ante la falta de la presencia del estado. Las organizaciones de narcotraficantes que tienen nexo con los grandes carteles de droga de todo el mundo actúan con total impunidad en la zona.

Las comunidades de la parte peruana del Trapecio Amazónico son las más golpeadas por el narcoterrorismo, incursiones de guerrilleros de las FARC y pobreza extrema. Un combo explosivo, en tanto el Estado vergonzosamente defecciona de su labor de brindar seguridad e inversión en importante sector del país

Anuncios
comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s