Si de chanchadas hablamos…

Publicado: 5 abril 2010 en Fernando Nájar
Etiquetas:, , , , , ,

Por: Fernando Najar

Si de chanchadas locales hablamos, el más emblemático  podría ser  el entendimiento financiero  entre el Gobierno Regional de Loreto y el Ministerio de Economía y Finanzas  para construir el  nuevo alcantarillado de Iquitos y  el sistema de tratamiento de sus aguas residuales con un préstamo de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón. Este “entendimiento” tuvo el aval político del gobierno aprista que le incluyó,  sin mencionarlo directamente, en la cuadragésima segunda disposición final de la Ley  del Presupuesto del Sector Público del 2009. Sin embargo, por increíble que parezca, es el  primer convenio peruano que succiona ilegalmente los fondos de varias entidades que no participaron ni firmaron su vigencia legal.

Que el Presidente Regional, Iván Vásquez Valera hoy anuncie  públicamente que el Gobierno Central devolverá los fondos sustraídos ilegalmente a las entidades perjudicadas no borra nada; al contrario, demuestra explícitamente que el convenio que firmó en el 2008 tiene mucho de camorra, tatuajes piratas, poses de anarquía chicha y sobre todo vacios legales que ni él mismo puede explicar hasta ahora, ni mucho menos el nuevo cuerno de la abundancia, la OPIPP, el ente ejecutor del proyecto.

Las chanchadas

Primero que él, Vásquez Valera,  firmó un  Entendimiento financiero con el MEF y el aval técnico del Banco del Nación, para que se descuente del Canon Petrolero, por espacio de 15 años, los montos que cubrirán  el préstamo de  S/. 421, 092,389.00 de Nuevos Soles o    68 millones 287 mil  dólares que entregó la Japan International Cooperatión Agency, JICA,  comprometiendo  las magras regalías que recibe Loreto por sus  yacimientos petrolíferos  y sin tener en cuenta que este  Canon  tiene su propia Ley, la 21678 y que su distribución se rige también por otra Ley, la 24300.

Y lo que es peor. El Presidente de la Región Loreto,   sin consultar a nadie,  arbitrariamente y subestimando a todos los loretanos, implicó hasta el 2023 los fondos de 51 municipalidades loretanas, de la  Universidad Nacional de la Amazonía Peruana y del Instituto de Investigación de la Amazonía Peruana ¿Qué tiene que ver la UNAP y el IIAP en obras de canalización que competen a las municipalidades en cualquier parte del mundo. ¿Por qué los flacos fondos de las provincias y distritos del interior  de la Región tienen que financiar una obra que solo beneficiará a Iquitos y en parte a los distritos de San Juan, Belén y Punchana.

Los descuentos por efectos de este convenio Párkinson  ya cumplieron su primer año de saldo. En el 2009,  se retuvieron para pagar a la Japan International Cooperatión Agency, 46 millones 600 mil Nuevos Soles. De esa cifra,   22 millones 378 mil 205 Nuevos Soles correspondían a las entidades perjudicadas.  Según cálculos de la revista digital “Prospectiva Económica-edición de abril- que dirige el economista Roger Grandez, a  partir del 2014, los pagos anuales bordearán los 70 millones de soles.

Irónicamente, en el documento oficial del endeudamiento para el alcantarillado de Iquitos, no se menciona en ninguna clausula, párrafo o línea la nomenclatura de alguna municipalidad, ni de la UNAP o el IIAP. El sapo solamente tiene  la rúbrica del Presidente de la Región Loreto y fue legalizado a través del Decreto Supremo Nro. 135-2008-EF, que establece que toda la obra será financiada con los Recursos del Canon Petrolero, incluyendo el 14 % de la contrapartida que le corresponde al Estado a través del Ministerio de Vivienda. Es decir, todo saldrá del Canon. ¿Tanta genuflexión económica para compensar las ansias de continuar en el poder de una personas.

Lo más inquietante del tema es que el Colegio de Economistas de Loreto ha señalado en varios boletines oficiales que los ingresos del Canon bajaron y seguirán disminuyendo, porque cada vez hay menos petróleo en la Amazonia; además, que el crudo peruano costará menos. ¿Quién no sabe que compramos petróleo bueno al exterior que luego es mezclado con el nuestro para que tenga un poco más de calidad. Pruebas al canto de lo que dicen los economistas: el 2008 los ingresos fueron de S/, 334, 851,084.00; para el 2009, la cifra fue de S/. 135, 609,877.00 La Municipalidad de Maynas, la comuna más beneficiada,  recibió en el 2008 la suma de  S/. 47, 560,909.00; en el 2009, apenas fue de  S/. 19, 238,630.

Y ojo. Esta obra, que ya tiene 4 postores en evaluación, cuesta veinte y ocho millones dólares más que en el 2003, cuando Robinson Rivadeneyra firmó un Acuerdo de Intención Financiera con el MEF  por  40 millones de dólares. En ese entonces se hablaba de beneficiar a unas 140 mil personas. El alcantarillado de Iván Vásquez proyecta mejorar la calidad de vida de unos 50 mil habitantes.

Claro está. Nadie se opone al nuevo alcantarillado de Iquitos, que sufre una fuerte explosión demográfica: 10 mil personas por año, o que sus aguas servidas  sigan  acumulando de miasma  los ríos Amazonas, Nanay e Itaya  ¿Quién no añora el lago Moronacocha, extinguido  por las aguas sucias de los iquiteños, que también corrompieron,  quizás de tan malignas,  las aguas de Moronillo. Nadie intenta hacer el pare a un proyecto que beneficiará a miles de viviendas. Lo que pasa es que  hay tretas legales por delante que ahora se quiere  camuflar en el momento que el Presidente Regional de Loreto anuncia su deseo oficial de reelegirse.

Esa es la uva deseada de Iván Vásquez Valera. Por lo tanto, es muy posible que esta obra, de un gran impacto social, sea uno de sus caballitos de  batalla favorito en su campaña electoral. Juega a ganador, sabe que los votos para su reelección pueden estar en Iquitos. Por eso sale campante y sonante a decir que el Gobierno Central devolverá 22 millones de soles a las municipalidades y 5 millones de soles al IIAP y la UNAP; aunque no dijo cómo y ni cuándo.

No se beneficiarán de la retribución, las municipalidades de Punchana, San Juan y Belén; les seguirán descontando, ilegalmente, con el silencio aval de sus autoridades porque el alcantarillado se extenderá a sus sectores, porque pueden obtener algún rédito reivindicativo para sus opaca gestiones o porque la Odebrech, con sus fantasmales tanques azules, que no sirven o no solucionan nada la escasez de agua potable, les cerró la boca.

Y si él y Velásquez Quesquén anuncian que se  reintegrarán los fondos  sustraídos ilegalmente, no es porque reconocen lo amorfo que  es el convenio; sino temen que en tiempos de faenas electorales surjan  protestas populares  en el interior de la Región, sobre todo en las provincias de Alto Amazonas y Contamana y Datem del Marañón, cuyas autoridades andan expresando su malestar por la disminución de sus ingresos en montos irrisorios. Por ejemplo, la provincia de  Daten del Marañón en el 2009  recibió un aproximado de 3 millones de soles.

Que devuelvan los fondos no significa nada. Los recortes al canon petrolero continuarán para cumplir el préstamo de la Japan International Cooperatión Agency; no se puede romper fácilmente un convenio internacional de endeudamiento. Que devuelvan por una  vía limpia, lo que sustraen  por otra sucia, no cambia tampoco la figura de ese  convenio, firmado por Iván Vásquez Valera, que sigue siendo de todas maneras un convenio chavetero.

Anuncios
comentarios
  1. Gino dice:

    Alarmante denuncia. ¿Que dice el Rector de la UNAP, el presidente del IIAP y los alcaldes distritales? Sería bueno conocer sus opiniones, así como sería saludable publicar dicho convenio y revisarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s