Archivos para noviembre, 2009

Terminando el año, hacemos reflexión y pensamos en el futuro, aquel futuro inmediato que consistirá en tener un año electoral lleno de supuestas alianzas y campañas políticas o mediáticas, pero por sobre todo pensando en la misma opción de  amigos y amigas capaces de determinar una opción política que encarne HONESTIDAD A PRUEBA DE BALAS, TRABAJO CONSENSUADO, SIN DEJAR EL PRAGMATISMO DE HACER GESTION EN BIEN DE TODOS, CON ORDEN Y APUNTANDO AL PROGRESO SOSTENIDO EN EL TIEMPO INFINITO Y NO EN EL TIEMPO DEL QUE DURE LA GESTION, esa forma de pensar, no de los políticos ni de los posibles candidatos, sino de los que los elegiremos para ser o congresistas, presidente o alcaldes.

Mucho se habla de la voluntad de servicio. Dicha voluntad debe ser real, especifica, tangible y a la vez, omnipresente, porque no solo basta parecerlo, sino hay que serlo. Este cálculo político tan preciado, al que sanamente calificaría de “aceptado” dentro de los cánones del respeto político, sin traicionar la verdadera voluntad política que en muchos casos parece no existir en nuestras actuales autoridades.

Muchas veces trato de motivar a mis estudiantes de negocios para que participen en política, porque nos falta gente nueva, participar siempre y cuando con la inmensas ganas y el soporte de saber que las cosas que hacen o harán serán  porque tienen una dirección, no solo proactiva para la sociedad, sino que ésta refleje el camino directo al desarrollo, entender que el cambio está estructurado para el beneficio de todos y no emprender, equivocadamente, que el beneficio primero, es de uno, y luego, si cabe, que sea de todos o de algunos pocos.

El cálculo político no se encuentra en la cabeza de los iluminados asesores políticos, candidatos o actuales autoridades que piensan volver a candidatear. El verdadero cálculo político es el que todos nosotros tenemos y hacemos, cálculo que se convierte inmediatamente en evaluación, esa evaluación de los que votamos, nosotros, los mortales que participamos en política pasiva. Aquel que en su sano juicio entiende qué es lo bueno y  lo malo, para poder elegir bien, a conciencia, y luego de depositar el voto descubre una pésima gestión, no debe sentirse traicionado por sus convicciones, que para otros está expuesta a la dadiva o el favor desencarnado.

En la guerra hacia el trono, o hacia una función expuesta en base a los votos no hay reglas que se enmarcan en la pura adversidad del alma y la conciencia, solo se respetan las reglas y normas que  nos entregan  las leyes del hombre, las mismas que son vulneradas por el propio hombre, puesto que las reglas del alma, y más aún la de la conciencia convencida nadie podrá vulnerarlas.

¿Boa gigante?

Publicado: 14 noviembre 2009 en Diario de IQT
Etiquetas:, , , , ,

La noticia de por sí era grandiosa: una presunta boa gigante había aparecido en Iquitos. Como en 1997, cuando se dio la versión de una enorme anaconda de 40 metros había hecho de las suyas en el bosque. Casi en paralelo con el megaéxito de las mega criaturas amazónicas, llevado al cine por el inefable Lucho Llosa.

¿Habría vuelto nuestro “amigo” de la decada pasada?

boa gigante

Asi se dio la noticia en Iquitos:

La realidad supera a la ficción. Aparentemente una gigantesca boa negra se cansó de vivir en el fango y decidió salir del monte para llegar al río Nanay y buscar un nuevo hogar, pero a su paso dejó un imponente caño de casi 300 metros de largo de recorrido ocasionando que la maleza se vea aplastada y removida a su paso. Todo sucedió en el AH 25 de Mayo, en San Juan Bautista en horas de la noche del miércoles cuando arreciaba una torrencial lluvia con fuertes vientos, relámpagos y truenos que descargaban con furia precisamente en el fango, posteriormente el suelo comenzó a temblar. “Creíamos que era por el viento pero con la luz de los rayos se pudo observar en el fango algo grande que comenzaba a moverse” alcanzó a decir Jorge Rengifo junto a gran cantidad de vivientes del lugar.

Del mismo modo aseguró que a pesar de la tormenta se pudo escuchar el fuerte revolteo como que algo comenzaba a desprenderse y se rompían de raíz para luego fluir violentamente hacia la zona baja de esa zona cubierta de hierba, precisaron que con cada rayo era más fuerte el movimiento del fango y cuando la boa negra se pudo haber ido las descargas eléctricas desaparecieron para dar paso a la tenue lluvia que se prolongó hasta pasada la medianoche.

Otros vecinos muy temerosos enfatizaron que en el lugar no existe ningún tipo de desagüe como para pensar que las aguas pluviales rebasaron su capacidad en el alcantarillado y ocasionaran con la presión una especie de caño, manifestaron que desde que llegaron a vivir en el lugar el fango nunca se secó y que las gallinas y otros animales toda vez que iban a pastar por el lugar nunca más regresaban, por lo tanto están seguros que la boa gigante es la que produjo todo este temor.

En el caso de antaño, se descubrió que los periodos de inundaciones en la selva generaban esos desplazamientos de tierras, que son como “absorbidas” por la fuerza del río. A eso se llamaron “huaicos fluviales”. Es decir, había una explicación científica.

¿ En esta oportunidad estamos también ante un caso científico comprobado o esta es una más de las muestras de  la portensosa imaginación popular?

¿Verdad o mito?

semana comunicaciones

Entre los días 16 y 21 de noviembre, la Escuela de Comunicación de la Facultad de Artes y Humanidades de la Universidad Científica del Perú (UCP) realizará la V Semana de la Comunicación de Iquitos. Este es el programa de actividades que se llevará a cabo en esta oportunidad:

Semana Mañana JSemana Tarde J

Más información, pueden ubicarla tanto en el Facebook como el Twitter de Comunicación UCP.

Nueva Ola

Publicado: 13 noviembre 2009 en Paco Bardales
Etiquetas:, , , , ,

Era uno de aquellos días expectantes, fatigosos e interminables. Tenía 23 años. Mi padre había entrado al quirófano para ver si le podían extirpar el carcinoma  maligno que iba devorando su sistema digestivo. Era una operación de alto riesgo. Los médicos señalaban que la situación del paciente era delicada. “Puede quedar ahí nomás, es un riesgo”.  Nosotros esperábamos fuera de sala de operaciones. Nítidamente, tras ocho horas de espera, él salió en camilla, bajo los efectos de la anestesia, y levemente esbozó una sonrisa escondida tras la mascarilla de oxígeno. No muy lejos, alguien escuchaba una canción de Mari Trini, Yo no soy esa. Mi madre partió a llorar de alivio. Yo sentí que ahí había una conexión, extraña y demasiado poderosa como para tomarla como una señal. Que estaba más fuertemente ligado con aquello de lo que hubiera estado dispuesto a reconocer.

Resulta que Mari Trini siempre había vivido de cuerpo y alma presente en mi casa. No solo ella, por cierto. Con la venia de la familia, convivieron a través de paredes y tocadiscos, a través de estéreos y parlantes una serie de voces que contribuyeron a moldear la cultura melómana de nuestro latino carácter. Son muchos los artistas que tuvieron la buena suerte y, de paso, nos brindaron la suerte de formar parte de un mismo espacio generacional. Quienes fuimos formados en la educación sentimental de los años setenta (post muerte del gran Nino Bravo, por cierto), sabemos que en esta vida lo mejor que podemos tener es música.

Thank you for the music, como cantaron alguna vez los suecos de ABBA.

Los hogares de antaño podrían no tener televisores plasma, pero sabían que el espíritu debía estar limpio. El corazón, obviamente contento y lleno de alegría, como entonaba Palito Ortega. La globalización no era un dato tan certero, pero sí las notas de intensidad que le cantaban al amor, a la libertad, al que se fue, al que volvió, al que estuvo y al que no regresará. Eran las épocas que no se hablaba de descargas a través del internet, sino de sencillos en discos de 45. Los artistas vendían millones, eran chicos dorados y evidentemente la pasaban bien, pero también era cierto que parecían estar mucho más cerca de sus fans. Increíblemente, uno tenía el feeling más desarrollado, menos plástico, más abierto, menos descartable. Uno estaba convencido, en efecto, que había una forma de reforzar sus sentimientos a través de las canciones que escuchaba, que tarareaba, que lo emocionaban o lo henchían de entusiasmo y energías.

Me pongo a pensar y siento que, aunque no pertenezca a esa época, a la de mis padres y sus congéneres, y también a pesar de no pertenecer a las generaciones antecesoras, es imposible no reconocer habían grandes artistas que pululaban el firmamento de los espectáculos y la ilusión. Qué va, habían monstruos, celebridades, colosos, personas  extraordinarias que eran capaces de lograr resultados insuperables con su voz, con su personalidad, con sus letras y sus melodías.  Claro, entre tantos que no estaban a la altura de las circunstancias, como todo en la vida también había chicos y chicas que no pasaron la prueba de la blancura y del tiempo, pero los que pasaron, créanme, esos tiene su sitial en el panteón de la gloria.

Mi educación musical evidentemente se inició en casa,  entre boleros y rancheras, entre rock progresivo y, obviamente, baladas nuevaoleras. Con menos ruido en las calles y menos violencia callejera, los acordes se iban perfilando también en los patios y en la esquina de los barrios. Uno recuerda lo que escuchó y lo atesora en la memoria como símbolo viviente de algo que sería tan bueno que se prolongara, que perdure. Los mejores momentos, dicen, duran instantes, y hay un proverbio chino que señala que la vida es solo un frenesí, una ilusión y no se supone que dure eternamente.

Existen grupos musicales de ahora que tocan música del pasado. La tocan porque tiene el sentimiento, la finura, la elegancia y la ternura de cosas bien hechas, bien hechas porque se supone que perduren para siempre. Por ejemplo, el dúo Los Trece Baladas, generado a partir de integrantes del muy popular grupo de pop-rock peruano Mar de Copas. Como seguramente todos los chicos, adultos-contemporáneos ya, de mi generación, tenemos el oído muy afinado para tantas cosas, y en mi caso, disfruto mucho en general de varios géneros, pero al momento instantáneo en que una canción de estas se escucha a lo lejos, volvemos, como en una máquina del tiempo, al país de nuestros sueños.

Quizás a muchos de los chibolos o achibolados, que se las dan de muy sabihondos y creen que el mundo nace con Panda o Lady Gaga, varios nombres que aquí consignaremos les digan poco, pero pregúntenle a sus viejos o a sus tías y se darán cuenta que estamos hablando de un nombres mayores. Se lo pregunté a una querida señora que ya bordea los sesenta a raíz de la muerte de Mari Trini, una artista a quien no solo respeto y admiro, sino considero como uno de los grandes íconos de la música en español de todos los tiempos,  y lo primero que hizo  fue persignarse. Luego tarareó alegremente una canción, como si le hubieran activado instintivamente el botón de la nostalgia. Eso se llama devoción. Eso se llama eternidad. Eso se llama fe.

Veo a Camilo Sesto en la tele y debo sacarme el sombrero. Miro los videos de Leonardo Fabio y me quedo mudo. Escucho los primeros tiempos de José José y siento que el tipo parecía extraterrestre, por lo fascinante. ¿Acaso Leo Dan, Sergio Murillo, Luis Aguilé, Manolo Galván no eran intérpretes sublimes? ¿Y por ahí Los Iracundos, Los Doltons, Los Pasteles Verdes? ¿Y por ahí también Jeanette, al lado de Tormenta y en la misma sintonía con Rocío Jurado? ¿Roberto Carlos no es de lo mejor? ¿Y Raphael? ¿Y el Puma? ¿Buddy Richard? Hay demasiados, tantos como para llenar toda esta columna solo en cuestiones nominales.

¿Díganme si no es posible sentir que estamos ante todo el universo repleto cuando recordamos a cientos de estrellas? Probablemente si los mencionara a todos habría en esta página más estrellas (las de verdad) que en el cielo. Estos artistas son como un gusto adquirido, transmitido de padres a hijos y afirmado a partir de la calidad, la memoria y la melancolía. Y una alternativa para mantener el sentimiento a cuestas, luchando indomable.

La gran música de aquél entonces movió montañas, tocó fibras difíciles de descifrar y moldeó a muchos, miles y millones de personas. Lo que también hizo fue crear un puente para que las hermandades cósmicas se pudieran conectar, para que la comunicación fuera más concreta, para que el intercambio fuera posible. Sobre todo, y ahora que lo pienso, la música, la Nueva Ola, aquella que ahora rememoro en este artículo, me enseñó que las canciones son solo la banda sonora de cada una de nuestras existencias. Y si eso es cierto, el soundtrack que nos enseñaron a querer nuestros padres, el que tenemos el gusto de imaginar y recrear ahora, da sobrado como para estar en la categoría de mejor disco de toda una generación.

corrupcion4

“Estoy en un curso de capacitación en un colegio nacional donde participan cerca de 300 profesores igual que yo que aspiran a ser nombrados en este examen del domingo 15 de noviembre en una de las más de cinco mil plazas que hay en todo Loreto. Me esfuerzo cada día, investigo, hago mis tareas, corrijo mis exámenes de lógico-matemática, de razonamiento y de comprensión lectora. Fallo mucho porque cada vez los profesores ponen las pruebas más difíciles a medida que se acorta el tiempo. Tengo un grupo que se dedica de verdad a estudiar, vamos por las tardes a casa de cada uno de nosotros, apenas salimos del colegio a la casa empezamos a concentrarnos con separatas de cultura general que bajamos de Internet, con acertijos o exámenes de concursos anteriores que ahora nos resultan “papayitas”, pero igual no nos confiamos, seguimos estudiando porque aspiramos a que todo va ser honesto, que esta vez los exámenes no se van a “filtrar” por debajo de la mesa, esperamos que esta vez la Policía y fiscalía no se hagan los cojudos y que los funcionarios de la Dirección de Educación – por una vez en su vida – tengan algo de decencia y no se dejen llevar por los sobres de la corrupción.

Ya no podemos más. Ayer, por ejemplo, nos amanecimos hasta las tres y media de la madrugada practicando unas analogías que habían llegado de una academia limeña que – dicen – también prepara a docentes de esa ciudad para el bendito examen. Hemos pagado 50 soles para que nos capaciten en estas dos últimas semanas, aunque los profesores que nos enseñan no son cosa de otro mundo, nos motiva que volvamos a las carpetas con cara de alumnos para aprender a fuerza de costumbre, algo que nosotros les pedimos a diario a nuestros educandos. Todos acuden religiosos temprano y en los patios del colegio donde nos capacitamos no se habla de otra cosa que no sean fórmulas, claves, resoluciones ministeriales, leyes, declaraciones del director regional, posiciones del Sutep, o de los lugares en la región donde habría mayor oportunidad si es que pasamos a una segunda etapa. Créeme, Héctor, estamos convencidos que este examen podría ser uno de los más limpios si no fuera porque hace una semana empezó la misma cantaleta de las claves compradas de los cuadernillos con las preguntas, de los funcionarios echados y hasta de los “compañeros” metidos en este tema de beneficiarse con el examen de nombramiento. Y para nosotros todo ha vuelto a desanimarnos, porque del grupo de cinco profesores que éramos pétreos estudiosos, ahora dos de ellos han dicho que aceptarán la propuesta de comprar el examen y se han retirado a esperar que el dinero se imponga al mérito.

Porque ya nos han entregado una propuesta de lo que serán supuestamente las preguntas que coinciden con los porcentajes que ha publicado el ministerio para cada especialidad. Ahora la corrupción todo lo ha prostituido porque lo que era un ambiente de reflexión, debate y estudio por estos días todo mundo ha empezado a organizar la mejor estrategia de la pendejada. Son cien preguntas para todos y no te imaginas cómo éstas han sido inventadas en su manera de ser plagiadas o cómo se podría elaborar un “taquito” de tal manera que no haya el mayor problema para poder hacer trampa el día domingo. Héctor, no sabes las ideas extravagantes y desesperadas de los profesores, por ejemplo te cuento que un grupo de mujeres ha dicho que se pintarán las uñas de un color determinado con puntitos que señalen una alternativa por cada dedo. Es un lenguaje tan matemático como increíble, otros han elaborado una manera de persignarse que delata en realidad una forma de mostrar la A, B, C, D o E, que son las alternativas por cada pregunta, es un desmadre, aún así yo quiero creer que hay esperanzas que no sean otra cosa que bluffs de la corrupción generalizada en el sector.

¿Tú crees que otra vez nos jodamos los que intentamos estudiar? ¿Tú, que estas metido en esto del periodismo, crees que la cosa está tan jodida por todos lados? ¿será cierto que a una semana del examen ya esté circulando a vista y paciencia de todos sin que nadie haga nada? Porque, te cuento que yo he visto las preguntas, han traído el cuadernillo a los salones y con pana y elegancia los ofrecen a 1500 soles, los “colegas” se han organizado en grupos y ya hay varios que han hecho su “chanchita” y están dividiéndose las preguntas para resolverlas. A mi me han pedido 300 soles, pero me dicen que no pagaría ahora sino después del examen, es decir, luego que se compruebe que fueron las mismas preguntas. Eso me carcome el cerebro, no me deja concentrarme y estoy a punto de comprar esta ilusión. Tú te debes recordar, man. Esa gente que se nombró comprando preguntas, salieron en la televisión los premiaron delante de los colegas, pero ellos no se comieron el cuento por eso los abuchearon cuando se fueron a recoger sus resoluciones, ustedes nomás, los periodistas (¿debo decir sachas?) fueron los que no quisieron decir nada ¿te acuerdas?

¿Ahora has hecho el seguimiento de esos profesores?, sabes por ejemplo que uno de ellos está procesado por pegarle a un alumno en pleno colegio porque pretendió supuestamente a su mujer, que también se nombró con estos exámenes filtrados, no sabes cómo lo señalan sus colegas, todos saben, hablan a sus espaldas, los alumnos se ríen de ellos porque ni enseñar saben. Todos sabían, menos ustedes, los periodistas que no dijeron nada, ahhh y las autoridades, pero en ellos se entienden sólo quieren aparecer en las fotos, pero ustedes, en fin no te canso porque de repente ni siquiera vas a leer mi preocupación. No importa, voy a seguir estudiando, así no apruebe y no obtenga mi nombramiento y de repente tampoco el contrato. Ya sé, te resulto ingenuo ¿di? te debes estar riendo de mi preocupación, claro tendrán cosas más importantes que decir o escribir, entiendo, un profesor con su dilema de ingresar a la corrupción no es tu prioridad, es uno de los 20 mil que hay en la región y no salimos en la TV. Si es que no estamos tomando en aulas, saliendo con alumnos (as) o si les pegamos a ellos, un examen no existe cuñao, está bien, te entiendo. Jódanse”.

editorial (large)

El Museo de Arte de Lima – MALI y tiendas Ripley han lanzado “10×10” (diez por diez), una colección limitada de polos, cada uno con un diseño realizado por un artista contemporáneo peruano inspirado en una obra suya que forma parte de la colección del MALI.

Mariella Agois, Luz María Bedoya, Christian Bendayán, Fernando Bryce, Sandra Gamarra, Gilda Mantilla, Benjamín Moncloa, Enrique Polanco, Juan Javier Salazar y José Tola son los artistas que han participado en este proyecto.

Con esta iniciativa buscamos ampliar el conocimiento del arte contemporáneo peruano, al mismo tiempo que se difunde la importancia de la creación artística y la colección del MALI como legado de la identidad cultural del país.

Los polos están a la venta en ocho tiendas Ripley de Lima (Callao, Chorrillos, Jockey Plaza, Miraflores, Primavera, San Isidro, San Miguel) y Trujillo.

En una de las habituales jornadas domingueras en Iquitos, la atención de la afición futbolera se concentraba no solamente en los resultados del CNI en Ayacucho, sino, sobre todo, en la suerte que tuviera el Deportivo UNAP, equipo local que está luchando un cupo para disputar la gran final de la Copa Perú y su eventual ascenso a la profesional.

El CNI parece estar ineluctablemente condenado a perder la categoría, salvo un milagro o una vuelta completa de tuerca. En cinco fechas es probable que los esfuerzos no basten, pero hay que recordar que ahora, más que un asunto de técnica o de fútbol, lo único que le queda al cuadro local es esfuerzo y mucha fe.

Perder 2 a 1 duele, sobre todo cuando se iba ganando el partido. Pero duele aún más cuando los goles del Inti Gas llegaron en los últimos cinco minutos del 2º tiempo. Ni el gol de Solanito Guevara a los 16 minutos pudo manejar el resultado. 2 desconcnetraciones defensivas permitieron que Renzo Benavides , a los 86, y Jean Tragodara, en los descuentos, determinaran el marcado final. Uno que diluye ampliamente las posibilidades de permanencer en primera división este año.

CNI se ha quedado con 41 puntos en el acumulado de la baja, mientras su más encarnizado rival en estos menesteres, Alianza Atlético de Sullana, ganó esta tarde por goleada y ha logrado 42 unidades.  CNI tiene partidos muy difíciles tanto de local como de visitante en las próximas cinco fechas y, aunque la esperanza es lo último que se pierde, es muy complicado seguir manteniendo el optimismo en estas condiciones