Pucaurquillo y el arte visual de nuestros orígenes

Publicado: 11 septiembre 2009 en Paco Bardales
Etiquetas:, , , , , , , , , , ,

BRUS RUBIO

Pucaurquillo es una pequeña localidad ubicada en el distrito de Pevas, fundada en 1932. Colinda con el río Amazonas y por sus fastos navega tranquilo, también, el famoso río Ampiyacu. La belleza del lugar aquieta y reclama un lugar entre los sitios más bellos del planeta, sin ninguna duda. Sus habitantes no deben llegar al millar, y la migración en estos tiempos se ha acelerado considerablemente.  En estos tiempos de globalización, a Pucaurquillo han llegado los últimos éxitos del grupo Explosión, pero no la telefonía móvil. Las comunicaciones se realizan por radiofonía y para ubicar a alguien desde fuera se tiene que llamar al centro comunitario. Sus habitantes son de origen Huitoto Murui. Aquí la gente es pobre, pero honrada. Muy amable, también.

Brus Rubio Churay es de Pucaurquillo. Nació y mora en él desde 1984 y tiene orígenes bora y huitoto. Actualmente, es uno de los activistas más conocidos del pueblo, no solo por su vocación de trabajo y su amplia solidaridad, que lo ha llevado a organizar cruzadas de apoyo a los niños de la zona, por su destreza como fisga, sino también por su lucha permanente a favor de la preservación de la inmaculada belleza del lugar. Quizás algunos recuerden que en el Ampiyacu, y de paso en Pucaurquillo, se han producido algunos de los más graves atentados contra el ecosistema amazónico. En el año 2,000 un derrame de crudo de una compañía petrolera contaminó el agua y produjo daños irreversibles en el equilibrio natural, contaminando el agua y motivando que muchos peces muriesen casi instantáneamente.

Rubio ha expresado su rechazo constante contra las actividades depredadoras del medio ambiente. Pero, además, es pintor. Uno de los más interesantes de la actual corriente indígena amazónica. Y un verdadero especialista en el trabajo sobre corteza, denominada llanchama.  Pero más allá de ello, Rubio es un tipo muy afable, bastante divertido, siempre con la risa a flor de piel y con una actitud noble que contagia y anima.

La destreza de los artistas de la zona es impresionante. El antropólogo Jorge Gasche trabajó un proyecto de apoyo a los artistas bora y huitoto de Pucaurquillo desde el 2003, en coordinación con el IIAP. La temática ha ido abracando además del manejo de los colores, el dibujo, y el uso de fabricación de tintes naturales y la disposición del trabajo artístico sobre la llanchama, no solo para representar animales y paisajes, sino, con el tiempo, ir descubriendo detrás de los cuadros verdaderas representaciones o reflexiones sobre la vida, el origen de su mundo, las cosmovisiones particulares y colectivas; en otras palabras, la cultura del pueblo, dotadas además de un técnica cada vez más ensayada, mejorada y creativa. Uno de los grandes representantes fue por un tiempo Víctor Churay Roque, quien trabajó con Pablo Macera y destacó rápidamente en Lima, hasta que la muerte lo encontró en un extraño accidente en el año 2002. Un revelador documental sobre la vida y el trabajo de Churay, irónicamente póstumo, fue Buscando el azul, del realizador Juan Carlos Valdivia

Brus Rubio, primo de Víctor Churay,  empezó diseñando animales, poco a poco su horizonte se amplió a través de los diálogos con los ancianos de la comunidad, profundizando en la historia ancestral, redefiniendo los mitos y leyendas, graficando la visión personal de Pucarquillo, su alma. Brus Rubio ha expuesto en muestras como La Soga de los Muertos realizada en el Museo de Arte de San Marcos el año 2005. Recientemente participó en la exposición colectiva Poder Verde, tanto en Lima como en Buenos Aires. La crítica, en general, considera que el nivel de detalle, la complejidad del mensaje y el desempeño de colores nos permite estar hablando de un artista de imaginación desbordante y talento natural para a través de los trazos permitirnos recrear mundos paralelos o interiores.

La historia de Rubio y Pucaurquillo interesó particularmente a la dupla de documentalistas Carlos Sánchez Giraldo y Sofía Velásquez, ahora parte de la productora Mercado Central. Miembros fundadores del famoso Documental Independiente Peruano, un colectivo de realizadores y cineastas que instauró las llamadas “Caravanas Documentales”, recorriendo diversas zonas del país – en Iquitos estuvieron en noviembre del año pasado – orientando y forjando en aficionados y gente común la vocación y el interés por testimoniar a través del video diversos aspectos y perfiles de las zonas que habitaban, Sánchez y Velásquez decidieron crear un espacio que reflejará y motivará el arte amazónico. La dupla contactó con Brus Rubio en Poder Verde y lo comprometieron inmediatamente a ser protagonista de un documental, producido por Promperú y la Universidad Católica.

El documental acaba de ser estrenado el mes pasado en el famoso programa “Las partes del todo” de canal (á) de Argentina. Con innegable talento, Sánchez Giraldo (que recientemente también realizó un video para la exposición “Luz” de Christian Bendayán) narra visualmente el trabajo de creación de los tintes naturales (de huito, achiote, pijuayo, leche caspi y guisador) con los cuales Rubio trabaja su pintura, así como su relación con el entorno, con la sociedad, con los problemas latentes que se suscitan en su distrito. A través de sus 25 minutos, las escenas, montadas con una música incidental inédita e imágenes de los cuadros del artista, retrata una selva real, menos exótica, pero siempre alerta, donde suceden problemas pero donde se genera un magma de pasión y vida, en el cual se muestran artistas populares como  José Asunción Araujo Guerra “Ashuco”, rey del divertimento fácil y la inventiva plástica.

Mientras se espera poder estrenar dentro de muy breve tanto en Iquitos como en Pevas el documental de Sánchez y Velásquez, Brus Rubio sabe que existen cosas que caracterizan a una zona. En Pucaurquillo hay tradiciones y hecho bastante particulares. Por ejemplo, existe el ampiri – la esencia del tabaco – como elemento cotidiano de introspección y comunicación con el yo interior. La coca no se “llaccha”, se “mambea”. A la hoja de la coca se le “turra”, se le mete al pilón, una vez hecha polvo se le cierne; después se le combina con la hoja del cético y finalmente se lo acondiciona para su uso. Un uso mágico, cotidiano, visionógeno, reflexivo. Un uso que motiva a la creación, al descubrimiento y a la convivencia de identidades, de cosmovisiones, de espacios físicos y espirituales.

Pucaurquillo es tierra de artistas y testimonios visuales que hablan de nuestros orígenes. De nuestro pasado y el reflejo de lo que podría ser nuestro porvenir.

Anuncios
comentarios
  1. FRANZ MAX dice:

    quien hizo el video?? esta de la ptm!!!

  2. Aldo Lozano dice:

    los que conocemos a brus sabemos que es el tipo ded persona que puede llegar lejos. siguamos apoyando a la gente con talento

  3. Graciela dice:

    Grande Brus!!! vi un video en canal @ (argentina) emocionante y esperanzador ver gente tan creativa y con semejante espíritu,
    Gracia. Graciela

  4. adino dice:

    buena primo!!tienes mucho que dar
    con ese talento,eres lo maximo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s