Segundo acto

Publicado: 5 septiembre 2009 en Miss Lizzy
Etiquetas:, , ,

segundo acto

Continué mi vida tratando de recodar esa escena como la mejor película que vi en mi triste y excitante existencia. Imposible, mis hormonas pedían más, algo más serio, algo más real, mis sentidos pedían algo distinto o mejor dicho, algo natural.   Como era de imaginarse, con el paso de los años se presentaron excelentes candidatos para suplir esa necesidad. No crean que tengo un novio, no me gustan los compromisos. Pero entre todos los que fueron apareciendo hubo alguien tan interesante que fue inevitable aceptarlo como “maestro”, tenía tanta teoría e imaginación dando vuelta en mi cabeza que no podía negarme a esta oferta.

Tenía que poder mirarme al espejo y decirme: no me gustan las chicas.

Es un poco complicado lidiar con ese asunto ya que pronto cumpliré 19 años de edad, más cuando tú única experiencia sexual fue con otra mujer. Tenía que aclarar mis pensamientos, definir lo que soy. Hasta que por fin apareció alguien. De pronto frente a mis ojos estaba él, un monumento de humanidad en todo su esplendor. En mi interior sonaba incesantemente la letra de una canción de Vicentico:

“hace falta que te diga que me muero por tener algo contigo

[…] ya no puedo acercarme a tu boca, sin deseártela de una manera loca…”

En realidad nunca pensé que podía llegar a “eso” con él, pues es muy apuesto. Pude ver que la mayoría de mujeres (de diferentes edades), se chorrean por él, desde una niña de quince años que se esmera por mostrarle “su alma” hasta una tía que se lo quiere devorar con sólo mirarlo. La verdad es que yo nunca me esfuerzo tanto por hacer que algo ocurra, no me gusta complicarme, si algo requiere de mucho esfuerzo mejor lo dejo, pero este prototipo de humano se me presentó como la oportunidad que estaba esperando en este tiempo. Es inteligente, un hombre apreciablemente grande, tiene unos ojos preciosos hasta ahora no sé si negros o marrones, tiene unos brazotes en los que cualquier mujer desearía estar envuelta, su cabello es negro y crespo, lo puedo describir como describe Alejandra Guzmán en su canción:

“Los mechones de tu pelo negro crespo

tus caderas afiladas y escurridas  

esa barba que raspaba como lija  

y tu sonrisa retorcida  

son lo mejor que hay en mi vida  

[…] y sentir que puedes alcanzar el cielo”.

Lo veo casi todos los días, por lo que conversamos muy a menudo de todo lo que se nos ocurra, le conté mis experiencias en relaciones pasadas de las que he recopilado la mayor cantidad  de información posible para evitar ser lastimada en el futuro.  Me preguntó si había tenido experiencias sexuales con alguno, obviamente le respondí  que no, ninguno me parecía lo suficientemente especial como para tener algo más comprometedor, además tenía clavada en mi cabeza la idea de llegar virgen al matrimonio. La conversación era tan íntima y yo estaba siendo demasiado sincera para mi gusto, creo que le causó tanta gracia y algo de pena supongo, que se ofreció a enseñarme a hacer las cosas bien para no pasar vergüenza el día que me case. Obviamente “las clases” no deben interferir en el trabajo, eso sí traería problemas, pero quién no va trabajar con ganas si tiene un jefe que le “levante el ánimo” cada cierto tiempo.

La primera vez tuvo lugar en su oficina, sobre su escritorio, todo fluía mágicamente, es un hombre bastante experimentado, yo empecé con algo de torpeza, estaba bastante nerviosa. Como iba avanzando la situación sentía mayor confianza, él me iba explicando en qué zona de mi pequeña anatomía  iba explorando como un médico cirujano que le explica a su paciente en que zona va interviniendo ¡Wow, qué manos!  Luego sucedió  con mayor confianza y desenvoltura, esta vez en su sillón, al que tuvieron que mandar a cambiarle las rueditas porque estaban descarriladas.

Lo mejor de todos es que no me complica el tema de “estamos o no”. Él sólo se considera mi “maestro” en el arte de la cama (o del escritorio o sillón) y yo sé que sólo soy su “alumna”,  sin mayores compromisos. Antes que sucediera todo, yo había tenido sueños con él ¡PERO QUÉ SUEÑOS! Muchas de mis fantasías se hicieron realidad, se podría decir que es un genio cuando de sexo se trata. Para qué les cuento, ahora sé por qué algunos dicen: “te voy a hacer ver estrellas”. Les aseguro que yo las vi, creo que hasta pude contarlas. Lo que jamás olvidaré es como ingresó ese intruso bienvenido a lo más profundo de mis entrañas, causándome un dolor indescriptiblemente placentero y desgarrando la poca inocencia que me quedaba intacta.

Hoy puedo decir que ya no soy una niña, soy una mujer hecha, aunque no tan derecha, pero lo soy.

Como es casi 10 años mayor que yo, no creo que esta situación dure mucho, ya que muy tíos tampoco me gustan, aprovecharé la situación hasta donde me alcance. Por otro lado debo probar si las lecciones funcionan con otros chicos, es decir, debo ponerlas en práctica. Después de experimentar con un hombre así no me darían ganas de volver a hacer cosas con una chica, aunque quién  sabe. Qué divertido es crecer y experimentar las cosas responsablemente, qué interesante es el mundo, sobre todo cuando alguien te lo muestra tal como es, sin máscaras y sin tapujos.  

comentarios
  1. FRANZ MAX dice:

    has el amor y no la guerra!

  2. Ahora deberás enseñar a los novatos, maestra jejeje

  3. faltaron más detalles sobre esas sabias enseñanzas

  4. FRANZ MAX dice:

    ashta! enseñale al piero!
    jajaja

  5. isaac dice:

    Que esforzado profesor, y q adnegada alumna.

    Todo ese esfuerzo solo sea por a expansion del conocimientos. Los demas sólo a aplaudir.

  6. Soy el alumno más aplicado =)

    Franx, ¿tu también te apuntas?, aprenderás más que en el ILE? xDD

  7. FRANZ MAX dice:

    jajaja! tu crees?? bueno!

    dice que la practica hace al maestro!

  8. No se por que, pero creo saber quien es!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s