De mal en peor

Publicado: 4 septiembre 2009 en Sofía Herrera
Etiquetas:, , , ,

¿Has escuchado hablar alguna vez de Murphy y de sus famosas leyes? ¿Crees en la “mala suerte”? ¿Eres supersticioso o supersticiosa?

murphy2

Recuerdo que cuando era niña, mi tía, quien era una mujer sumamente supersticiosa, se moría si por accidente derramaba sal en la mesa. Me hacía que le rezara en voz alta el Padre Nuestro a fin de alejar de mi vida los muchos años de maldición que se me venían encima de manera inminente y fue así que le empecé a tener miedo a una serie de objetos y circunstancias que se me iban presentando en el camino. No debía romper un espejo y peor mirarme en él porque si no sufriría 7 años de mala suerte, no debía pasar bajo las escaleras pues me quedaría solterona de por vida (eso sí debí hacerle caso), no debía cruzarse conmigo un gato negro (tenía que ver bien porque soy miope y en la noche, los marrones pasan por negros), los paraguas no debía abrirlos dentro de la casa y menos barrer en la noche (sería pobre por el resto de mi vida).

A medida que fui creciendo y tomando conciencia de que aquello no influía en mi vida como había imaginado, las supersticiones pasaron a segundo plano e incluso debo admitir que le saque la vuelta a todas las recomendaciones de mi tía. Todo parecía estar tranquilo en mi vida hasta que por cosas del destino o de mi “mala suerte”, llegó a mis manos el libro Leyes de Murphy solo para mujeres de la escritora, periodista e ilustradora argentina Ana Von Rebeur.

Admito que este libro estaba predestinado para mí. Aquella noche en la que ni tenía la menor idea de lo que pasaría después, llegue a la librería SBS acompañando a un amigo intelectual en su búsqueda del Rey. Mientras él se sumergía en el mundo tenebroso y escalofriante de Stephen King, yo que no buscaba nada en concreto, de pronto fui arrastrada por el deseo de tener en mis manos un libro fucsia muy particular.  Me llamó mucho la atención el dibujo de la portada de una mujer con 8 brazos y en cada mano tratando de lidiar con todos ellos a la vez.  Al ver aquello me sonreí y decidí comprarlo.

Tras dos días de leerlo y reírme gracias a sus ingeniosas caricaturas, llegué a la conclusión de que las leyes expuestas en el libro marcan la tendencia perpetua de la vida de una mujer a convertirse en un pequeño infierno y que el tal Edward A. Murphy Jr., un ingeniero de desarrollo que trabajó en experimentos científicos en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, fue un brillante fracasado, ya que aunque los experimentos le salieran horribles, Murphy pasó a la historia echándole la culpa de sus errores a la tendencia general de las cosas a salir mal. En resumen, Ana Von Rebeur nos dice que todo en la vida falla, pero lo que nunca falla es que las cosas tienen una tendencia a ponerse peor.

Debo confesar que no creí en eso de que las cosas van de mal en peor pero ayer en la tarde, llegué a mi trabajo muy feliz. Antes de entrar, un gato negro se me cruzó pero no le di importancia. Como de costumbre encendí la computadora dispuesta a revisar mis mails pero en la pantalla solo salía: error del servidor. Ilusa vuelvo a intentarlo y nada, entro a Twitter y me doy con la sorpresa de que Gmail había fenecido. El horror se apoderó de mí, pensé en mis mails y mis contactos y me dediqué a maldecir a internet pero felizmente mis súplicas fueron escuchadas y el servicio se restableció. Con tantos nervios se me dio por comer, abrí el cajón de mi escritorio y una enorme, peluda y negra rata saltó de dentro de él. Grité horrorizada y me olvidé que estaba en una biblioteca. La seguí pero ésta  se logró esconder en el almacén. Regresé al cajón y encontré que mis dos paquetes de galletas habían sido su banquete celestial. La maldigo fuertemente y la rabia se apodera de mí. Tras una hora de aparente calma, jóvenes universitarios aparecen en mancha faltando 10 minutos para cerrar, quieren libros, revistas, periódicos, copias, etc. Exhausta y pensando en que más mal no me pudo ir, tomo un motocarro rumbo a casa pues tengo una reunión dentro de una hora y estoy algo atrasada. Al llegar me doy con la sorpresa de que no tengo la llave y no hay nadie en casa para abrirme. Desesperada voy al trabajo de mi prima a pedirle la llave. Me visto como loca y la blusa se me rompe. Llego al evento y este para variar es un verdadero desastre en cuanto a organización. Al final, termino caminando sola de regreso a casa pues mis familiares y amigos me abandonaron a mi suerte en medio del caos. Por esta vez, el gato negro sí que me trajo mala suerte y gracias a las leyes de Murphy mi mala suerte se convirtió en algo peor.

Si sientes como yo, que la vida te juega bromas pesadas y que te pone a prueba todos los días sólo para ver cómo te las ingenias para salir del paso, lee las Leyes de Murphy solo para mujeres, aunque no te resulten los consejos, al menos te divertirás.

Si les interesa saber más sobre Ana Von Rebeur y sus Leyes de Murphy solo para mujeres, visiten su blog www.leyesdemurphyparamujeres.blogspot.com

Anuncios
comentarios
  1. Juan dice:

    Ahora ya se xq soy misio!

  2. V dice:

    Ummmm, hubiese ido a esa reunion solo por estar a tu lado y no dejar que andes solita por las calles.

  3. Angel dice:

    No siempre todo va de mal en peor aunque lo que te pasó si fue de muy mala suerte. cuidate pa la proxima de los gatos y de las ratas. ja,ja

  4. Meche dice:

    Pobre con todo lo que te pasó. Por eso yo siempre llevo conmigo un huairuro que es mi amuleto. En cuanto al libro, lo buscaré porque ya me entraron ganas de saber de que se trata

  5. Diana dice:

    Ana es una sra. blogger, tiene más de veinte blogs a la vez y es super graciosa. La conocí cuando presentó su libro aqui en Lima y tuve que hacer una larga cola para que me lo autografiara pero valio la pena. Ana sos grande!

  6. Locazo dice:

    Una preguntita, ¿tú eres la que atiende en la Biblioteca Amazónica? Si es asi soy tu fan, eres muy linda, yo te hubiese defendido de esa rata. ja,ja

  7. Sofia dice:

    V tú te lo perdiste pero ni modo, todo tiene su oportunidad y muchas veces no se repite. En cuanto a Locazo, si soy yo la Directora de la Biblioteca Amazónica. Si me dices tu nombre, te pedire ayuda para la próxima.

  8. Amazónica dice:

    Cuando era chiquita mi mami me decia que no debia apuntar al arcoiris porque se iba a podrir mi dedo, cosas locas que hacemos caso.

  9. EJ dice:

    Venden ese libro aca en Iquitos? donde lo puedo conseguir pa regalarle a mi señora

  10. Katy dice:

    Te comento que me pasó casi lo mismo cuando tuve que viajar a Trujillo. Todo me salio de mal en peor. Perdí el avión, perdí mi maleta, perdí mi taxi, me cobraron demás, bueno etc, etc. Es horroroso un día asi. Saludos desde Madrid

  11. Gino dice:

    Dentro de todos los desajustes que tuviste ese día, pudo haberte ido peor Sofía… imagínate que al final de todo te encuentres con Paco en una calle. Solo Dios sabe lo que hubiese podido pasar…

  12. Rose dice:

    Pobrecita mi amiga con todo lo que te ha pasado, suele sucedernos esas cosas pero hay que ser optimistas a pesar de la adversidad. Yo si soy bien supersticiosa y aunque tenga algo de miedo por lo del libro, igual lo voy a comprar para leerlo. Besos

  13. Mario dice:

    Me encanta como narraste tu día de mala suerte. En realidad hiciste que mi imaginación volara y me transportaste a cuando era chico y me decian lo que no tenia que hacer. Me he reido recordando las abusiones de mi madre y de mi abuela. Sigue escribiendo.

  14. Sofia dice:

    EJ el libro lo compré en la libreria SBS, en la calle Nauta 2da cuadra frente a Lasertec. No sé si habrá todavia pero puedes encargarlo ahí si es que no hay.
    Gino, no seas malo, Paco no da mala suerte además él estaba en el evento al que asistí y terminó en un caos.

  15. Luisita dice:

    Uyyy que temita este de las supersticiones, yo no sé que pensar pero la verdad es que elegi para casarme un martes 13, todos me decian que cambiara la fecha. No les hice caso y el matrimonio duro un año. Ahora le tengo fobia a los martes 13.

  16. V dice:

    Yo no creo en supersticiones pero si creo en que estas hecha para mí.

  17. Pocho dice:

    Pucha ahora voy a tener que regalar mis gatos negros.

  18. Gino dice:

    Ls superstición trae mala suerte.

  19. Cayo dice:

    Las personas deben saber que las superticiones nacen de las inseguridades y que como dicen por ahi, solo los tontos las creen. Buen artículo, me gustó leerlo.

  20. Ceci dice:

    Te recomiendo ¿quién entiende a los hombres? de la misma autora. Es un mate de risa.

  21. Marciano dice:

    ¿Y esas leyes son solo para mujeres?

  22. Charito dice:

    Ja,ja buena con eso de Hayyy mujeres! Igual les seguiremos jodiendo por el resto de nuestros dias.

  23. Chibolo dice:

    Que wena con el dibujito del libro se parece a mi mama:)

  24. Rosa Nelly dice:

    Amix que mal día pasaste, hace mucho tiempo que deje de creer en superticiones, pero por si acaso tomare precauciones. Voy a buscar el libro me dio mucha curiosidad. Besitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s