Quiero mis quince

Publicado: 2 agosto 2009 en Miss Lizzy
Etiquetas:, , ,

quinceanera

En mis tiempos la mejor fiesta quince era aquella en la que la quinceañera se parecía más a Barbie o a alguna princesa de Disney, el mejor color era el blanco más blanco. Hoy en día se ven fiestas temáticas en las que la imaginación y el derroche se dejan apreciar a leguas de distancia. Desde los preparativos, hasta los más mínimos detalles de la fiesta, los vestidos pueden ser del color que sea, siempre y cuando vayan acorde con la decoración.

De cualquier modo, sea como fuere las celebraciones de los 15 años siempre son especiales, siempre están llenos de ilusiones, de sueños y de la idea de  que a partir del momento en el que tus padres te presentan como “una señorita de sociedad”, ejercen una fuerte influencia sobre ti. De pronto sientes que te prestan más atención, no sólo los chicos que antes te miraban como una “niña”, sino tus padres, tu familia en general, te dan un lugar importante en las reuniones y lo que es más, te permiten  opinar, cosa que a los niños pequeños no les está permitido en general, lo cual genera la responsabilidad de hablar y expresarte correctamente frente a las personas.

Al pensar en una celebración de 15 años, viene a mi mente el vestido, la torta, los invitados, el local, la comida, qué van a beber los invitados, el color de mis zapatos, mi maquillaje, la manicure, el maquillaje otra vez, y la lista continúa hasta el infinito y más allá.

Pero que emocionante es recordar esa etapa, antes de los 18, el 15, es el único día en el que te puedes quedar despierta hasta las 6am, incluso puedes embriagarte y estar con todos aquellos amigos a quienes tu mamá no quiere ver, total, es tu fiesta no la suya.

Pensar en ¿quién será mi chambelán? Puede ser que  pongan a tu hermano mayor o a tu mejor amigo, a algún hijo de uno de los mejores amigos de tu padre, o al primo ese que estudia derecho y es un orgullo para la family, o a tu vecinito que le enseña las tareas a tu hermanito de 7años, tal vez quiera serlo tu papá, en la mejor de las circunstancias le pides al chico que te gusta que lo sea y listo, lo tienes para ti al menos una noche y después ¿quién sabe? Para ese día me hubiera gustado tener poderes mágicos y convertir a Ken en un ser de carne y hueso para que sea mi chambelán.

Uno de los conflictos más terribles y catastróficos para ese día es pensar en ¿qué hago con mi enamorado?  No sabes si ponerlo de anfitrión o que se incluya en la lista de los mozos, en el mejor de los casos puede ser el chambelán, el problema es que si es el chambelán corres el riesgo de tenerlo en tu video de recuerdo con fotos y todo, terminar con él y tener que verlo recordándolo todo cada vez que veas tu fiesta en tu DVD. Así que no conviene, pero tampoco lo puedes tener de invitado común, finalmente lo pongo de paje con mi mejor amiga ¡Ojalá no se lo coma! Jejeje.

¡Ay! Lo había olvidado, los pajes y las damas, debes elegir a las personas correctas, tus amigos más cercanos, tal vez hacer de celestina y ponerle el chico de sus sueños a una de tus amigas, me gustó un 15 en el que las damas y los pajes eran sólo las primas y primos de la quinceañera, pero esa familia es realmente numerosa.

Luego está  el local, este es un punto muy importante ya que no eres la única quinceañera del año y puede que tus amigas lo celebren el los mejores locales de la ciudad, tú no puedes ser la excepción, entonces tienes que hacer la reservación con un año de anticipación si es posible.

También tenemos que ver la ceremonia, que cambia en cada localidad de acuerdo a la cultura,  lo más común, por lo menos en nuestra sociedad es el cambio de zapatos a la media noche, el brindis, el tiempo de vals, las palabras del padre, de la madre , del padrino, de la madrina, del perro … y por último de la quinceañera.

No olvidemos el show party, es el momento en el que tus invitados deben quedar boquiabiertos y disfrutar lo más que puedan junto a ti, si algo sale mal lo sabrás al día siguiente cuando el chisme (que nunca se hace esperar), haya diseminado en tu grupo social.

Lo cierto es que en la noche de tus quince, sientes que te transformas en una nueva persona, sientes que estás iniciando una nueva etapa, te sientes como una rosa en etapa de florecimiento (lo triste es saber que un día te vas a marchitar), se tiene que celebrar con toda la pompa posible, con toda la chela de la ciudad y con los chicos más codiciados de tu generación,   también se debe invitar a las chicas más odiosas para que tengan de qué hablar al día siguiente y te hagan aun más popular (si es que lo eres, obvio).

No importa el gasto que se haga en para esta ocasión, lo único que importa es que todo salga bien, hermoso, chic.

Anuncios
comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s