No puedo

Publicado: 4 julio 2009 en Lupe Muñoz
Etiquetas:, , ,

trunca

En una de esas tantas citas de chicas en las cual soy partícipe y hablamos de todo, alguien por ahí tocó el tema: “yo le dije NO a un chico justo segundos antes D”, y como era de esperarse fomentó todo un intercambio de información muy interesante.

Todo empezó cuando una de las presentes narraba que cierta ocasión se encontraba en la casa del chico con quien salía y este, aprovechando que ningún otro miembro de la familia se encontraba en el recinto, le incitó a prolongar la velada más allá de besos y abrazos. Justo cuando ya estaban en el toqueteo respectivo ella dijo: “NO puedo”.

Por ahí me acordé cierta vez estuve en una situación parecida pero no tan extrema –pero como su relevancia duró lo que la estancia del susodicho en mi vida, no vale la pena narrar, aunque sí lo hice en aquella ocasión de la reunión femenina- . Posteriormente otra de las chicas tomó la palabra para decir que vivió algo parecido, nada lejos de la experiencia de la cuarta invitada.  De repente la habitación en donde estábamos se convirtió en una especie de focus group: “Cómo regar una noche de pasión sin hacer gran esfuerzo, no se apene, cuente su historia”.

Recuerdo que la primera chica nos contaba que el niño en mención llegó incluso a sacarse los pantalones y quedarse en boxer, pero ni su estado “streptesero” motivó a que mi amiga diera rienda suelta a sus más bajos instintos, lo que  finalmente ocasionó que el galán se molestara  por la “noche de amor” truncada. Similar conclusivo tuvieron las historias de las otras dos, ellas con el clásico “en verdad no puedo” y ellos fastidiados y algo resentidos terminaron su noche. En mi caso fue diferente porque como ya dije, no fue nada del otro mundo.

A pesar de las risas, la ligera vergüenza y algunas pinceladas de culpabilidad reinante en el “foro femenino”, también existía la incertidumbre de saber, más allá del orgullo de macho herido, cual es el mayor problema para los chicos de verse rechazados en un momento como ese. Me imagino que no todos reaccionan igual. Hay unos que se molestan más que otros, como también están los más compresivos, que dicen “ya ok, no va a pasar nada” pero  lo intentan el resto de la noche.

Claro está que ser rechazados no es nada agradable para nadie, pero díganme, ¿es tan grave dejar a un chico en ese estado? ¿Cuál es el daño irreversible en su personalidad si pasa eso?, ¿desarrollan algún complejo, trauma o psicosis?, yo sé que no, pero muchas veces se comportan como sí.

Alguien decía aquella noche “yo lo acompañé a su casa  a tomar algo pero nunca le dije que va a pasar eso”, a lo que respondí: “obvio no, pero desde que aceptas ingresar a un ambiente más intimo, desde ya, estás aprobando todo lo que suceda después y de repente hacerte la linda y virginal como que no es” y supongo que por ahí también va el detalle.

Sin embargo creo que también depende de la situación en la que se encuentra la chica para decir NO, lo cual también debería ser comprensible o que muchas veces lo queremos de cierta forma, y que claro, en algunas ocasiones no nos entienden gracias a que varias de nosotras se nos da por usar ese lenguaje indescifrable.  Por esas negativas es injusto que piensen que somos inmaduras o que solo nos gusta calentarlos o que nos sabemos que queremos, o que estamos locas,… ¿Alguien tiene una más?.

comentarios
  1. José Luis dice:

    Alguien decía aquella noche “yo lo acompañé a su casa a tomar algo pero nunca le dije que va a pasar eso”, a lo que respondí: “obvio no, pero desde que aceptas ingresar a un ambiente más intimo, desde ya, estás aprobando todo lo que suceda después y de repente hacerte la linda y virginal como que no es” y supongo que por ahí también va el detalle.

    Bueno, eso es un factor importante. No quiere decir que cuando accedes a ir tengas que aceptar hacer cualquier cosa, por supuesto, pero da la impresión que si accedes a dar un paso más hacia esa intimidad, no te vas a deterner luego a medio camino.

    Tampoco hay que descartar, a nivel un poco más avanzado de intimidad, el conocido fenómeno del dolor de huevos, el cual no se si tendrá un nombre diferente en tu país, pero viene a ser básicamente que si un hombre se emociona mucho mucho mucho con una mujer, la interrupción de esa relación puede resultar no sólo dolorosa emocionalmente, sino también físicamente dolorosa. Eso hace que hombres experimentados estén menos dispuestos a interrumpir una cosa así a medias. Estamos hablando, claro, de casos ya más avanzados de intimidad que besarse y tocarse por encima (o por debajo) de la camiseta.

    Finalmente, también hay que tener en cuenta lo doloroso que es un rechazo en sí, sin más. Si estamos de acuerdo en que habitualmente la proporción de veces que un hombre inicia un acercamiento suele ser mayor que en el caso de las mujeres, que en muchos casos están a la expectativa, es fácil entender que para una mujer no sea tan trágica la situación de un rechazo, pues es posible que otros hombres se le acerquen en un plazo de tiempo razonable. Esto no siempre será cierto en el caso de los hombres, ya que no suele ser tan común que una mujer se les acerque.

    Por supuesto que estamos hablando de generalizaciones, y las generalizaciones siempre son injustas y bla bla bla, pero si no generalizamos un poco, si no agrupamos las cosas intentando encontrarles el sentido, si cada persona o cosa fuera individual y completamente diferente a cualquier otra, el mundo sería demasiado complicado para poder entenderlo, ¿no?

    Sin embargo creo que también depende de la situación en la que se encuentra la chica para decir NO, lo cual también debería ser comprensible o que muchas veces lo queremos de cierta forma, y que claro, en algunas ocasiones no nos entienden gracias a que varias de nosotras se nos da por usar ese lenguaje indescifrable. Por esas negativas es injusto que piensen que somos inmaduras o que solo nos gusta calentarlos o que nos sabemos que queremos, o que estamos locas,… ¿Alguien tiene una más?

    Consejo de hombre: es evidente que hombres y mujeres hablamos lenguajes diferentes, tanto a nivel verbal como a nivel no verbal. Haceros un favor, a vosotras, a nosotros, y a la perpetuación de la especie, y expresad las cosas de la forma más clara posible. Recordad que los hombres no somos imbéciles (bueno, no todos xD) pero si os sirve para superar esa diferencias en el lenguaje, habladnos como si lo fuéramos: Sí queréis sexo, decidlo. De forma clara y explicita. Si sólo queréis algo de roce, decidlo. Si no queréis nada, decirlo también y así a lo mejor incluso os evitáis una desilusión antes que llegar a descubrir que ese que queríais convertir en vuestro amigo, en realidad sólo quería meterse en vuestras bragas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s