Vida

Publicado: 25 junio 2009 en Emovi
Etiquetas:, ,

vida_colores

Hay canciones, momentos que se te quedan gravados, canciones que recuerdan , nunca fui un niño “de su casa”, amigos con quien jugabas,  juegos,  niños de barrio, quiwi,  matagente  (ahora comprendo que solo es una copia del juego de “los quemados”). Existen leyendas de niños, sobre el chullachaqui, sobre la sirena, el bufeo colorado que se había robado a la tía de tal persona, el tunchi que estaba molestando a tal amigo de un amigo.

Mi mundo era eso,  mi cuadra, mi manzana, no salía más allá. Todavía podemos oler ese aroma a niños recién bañados, a comida regional, a alitas, a tacacho, a maduro frito, a niñez. Crecí entre “Y que no me digan en la esquina el venado”,  “jugaste tú con mi sincero amor” y “ el General”, entre “Los choches” y “Los de arriba y los de abajo”.

¿Recuerdas a tu primer amor?, esa niña a la cual no le quitabas la mirada, a la que cuando se te acercaba tratabas de no hablarle porque decías puras bobadas, a veces lo olvidas, otras se te es difícil haerlo. Yo no la recuerdo, solo recuerdo que ese día no tenia ganas de ir a clases, era uno de esos días que solo querías quedarte en cama todo el día, solo recuerdo el  “As barrancas de terras caídas/ Faz barrento, o nosso rio mar/ As barrancas de terras caídas/ Faz, barrento o nosso rio mar…./Bate forte o tambor/ Eu quero é tic tic tic tic tac…” de carrapicho, mientras iba en el bus rumbo a su funeral, frente a ella, viéndola dormir, tras esa ventana, era como si estuviéramos solos, como si mi alma se hubiera salido, era como un sonámbulo.  No sentí ni tristeza, ni dolor, ni amor, mi promoción llevó su nombre, fue la primera vez que asistí a un funeral.

En el colegio donde cursé la secundaria creo que cada año moría alguien, ya sea familiar del personal, el personal o alumnos, algunas personas se te quedan gravadas, aun cuando no sepas su nombre, aun cuando no lo conozcas, o que nunca lo hayas visto. Una vez escuché a Jeins o como se escriba, ese locutor de radio, que decía “ madres, si quieren que sus hijos se maten, cómprenle una moto”

Hay  muchas cosas que se te quedan grabadas del colegio,  como cuando por gastar en chucherías y porquerías en el recreo, a veces no tenias para tu pasaje, 20 céntimos, eso era lo que costaba, que a comparación de Lima, no es nada, de subir podías, pero te costaba un “cocacho” o que te puteen, aunque puedes aplicar la criollada, puedes subirte a la parte de atrás de un carro repleto y es un poco difícil que el cobrador traspase toda esa masa de personas para cobrarte a ti, que claro, vas a bajar por al parte de atrás junto a otras personas, puedes dar una moneda falsa y si el cobrador se da cuenta decir que no sabias y que no tienes mas y así subir a varios carros hasta llegar a tu destino.

Nunca me sentí unido a mi promoción (de Iquitos) cuando me vine a Lima, solo recibí la despedida de amigos, recuerdo pasar por esa puerta, la misma que sigue igual desde hace 20 años  y cruzar por la pista de aterrizaje, escuchar  “me vuelvo loco por volverte a ver” esa fue la ultima  canción que escuché en Iquitos y la primera que escuche en lima, recuerdo ver en el folleto IQT-LIM, mientras la aeromoza me pedía para subir.

Volví después de algunos años, pareciera como si el tiempo hubiera avanzado.  En la calle donde vivía ya no se jugaba a lo mismo, preferían ver la tele o en video juegos, mis ex vecinos, que los vi crecer, la mayoría convertidos ya en padres. A veces siento que Iquitos ya no es mi hogar, no el que conocí, y Lima nunca lo será. Sigo siendo esa alma vagante, perdida entre dos mundos.  No puedo ni quiero volver al pasado, pero, la vida es así. La vida es tan extraña, más extraña que cualquiera de nosotros juntos.

Anuncios
comentarios
  1. Miss Lizzy dice:

    tienes razón Emovi, la vida es extraña, un día pasas casi todo el día con una persona y al siguiente día ya no la vez, las cosas cambian con el tiempo y las personas con las cosas, ningún lugar que he visitado en mi vida de gitana (porque me mudo casi todos los años), ha vuelto a ser el mismo desde la última vez que estuve ahí, se dice que todo tiempo pasado fue mejor, yo creo que los niños de estas épocas dirán lo mismo de su niñez cuando tengan nuestras edades. Añorarán estos años que nosotros sentimos tan extraños, tan ajenos. Escucharán a Daddy Yankee y añorarán como nosotros añoramos a Michael Jackson o a Salserín o a Menudo. Como también nustros padres viven diciendo que la juventud de estos tiempos es totalmente diferente a la de los suyos, y cuando escucho a mi mamá hablar de “las niñas” de su época es como si yo estaría hablando de las actuales. La vida es esa, a nadie le importa en realidad como tú la tomes o como la vivas, sencillamente cada uno la persive desde su óptica y en ocaciones no nos queda otra que verla pasar, aunque hay quienes parten pronto, se nos van, amigos, primos, tíos, abuelitos, conocidos y extraños que se mueren antes de poder si quiera despedirnos de ellos.
    Me gustó tu artículo.
    Saludos

  2. Iquitos era más deportista antes, recuerdo de niño, como jugaba casi todos los días en mi barrio y en otros barrios, el clásico fulbito con mis vecinos y no vecinos, y como incluso, jugaba en la vereda de mi casa cuando era más niño, con tan solo 3 años, para que no me atropellara el motocarro o la moto xD puesto que no me dejaban jugar todavía en la pista por razones lógicas, era muy pequeño a pesar que yo me moría de jugar en la pista de tierra, luego crecí y cuando cumplí los 5 años, recién hice mi debut en las grandes canchas, y sin permiso de mis padres, en plena lluvia torrencial no me preocupe por resfriarme ni de la paliza que iba a recibir por escaparme xD (¿qué niño se preocupa?) aunque luego del partido, me fui a mi casa, y mi mamá preocupada y casi en shock, casi me mata xD.

    A ritmo de las ricas lambadas y sambas Brasileñas, recuerdo como volaba en el arco, puesto que yo era el menor de todos, no tenía la fuerza ni el tamaño de los demás para jugar con el rival y hacerles diabluras con la pelota, por lo tanto, tenía que tapar, y ¡qué tapadas!, mis rivales eran mayores e incluso, mucho mayores que yo y no tenía miedo :), ya que difícil me hacían gol, tenía reflejos de gato y me consagré en el arco, ufff aquellos tiempos, con un poco de apoyo hubiera sido arquero profesional 🙂 hubiera llegado a la selección y hubieramos estado en el mundial 🙂 pero por algo pasan las cosas, ojalá que sea para bien y para mejor, FUERA BURGA jejeje

    Ahora, me voy a mi antiguo barrio (abtao con fanning xD), es pista de cemento, mis antiguos vecinos pero siempre amigos, ahora prefieren un 3×10, o un 4×10 con otra cerveza que no es Peruana, puchos Hamilton y jugar play Station porque la barrigota se les ha subido (pansa chelera) y ya no tienen físico, por tantas juergas y desvelos noctambuleros, típicos de gárgolas que en otroras tiempo, eran como Leopardos, ¡como corrían!, éramos el equipo perfecto, pero ahora, ya no lllegan ni a la esquina, producto de la mala vida y la poca verguenza jejeje xD

    Tienes razón Laurita, Michael Jackson, el primer artista vivo que conocí por su talento en el baile y en la composición y Salserín con mucha salsa y mayonesa xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s