Kina

Publicado: 21 junio 2009 en Paco Bardales
Etiquetas:, , , , ,

kina1

(Imagen: Andina)

Desde chibolo me gusta el box. Sin llegar a extremos (tipo Kike Pérez y su Rincon del Box, otrora memorable programa de la tele peruana), he seguido con mucho entusiasmo diversas peleas y he visto encumbrarse a leyendas y bluffs, he mirado cómo van cayendo ídolos y cómo se van   Recuerdo el ascenso y caída de Sugar Ray Leonard, su “pelea del siglo” con Marvin “Marvelous” Hagler,  he contemplado en vivo y en directo cómo Mike Tyson retenía su título con un KO en apenas 30 segundos y ví cómo su genio y figura de pitbull indomable de las cuatro esquinas se desmoronaba ante miles de espectadores. He contemplado anonadado cómo un venerable señor como George Foreman volvía de ultratumba y se coronaba campeón mundial, en una campaña que tenía más de publicitaria que de deportiva. No vi boxear a Monzón, pero sí me caía bien “Mano de Piedra” Durán, porque era latino y pobre y era campeón. Nunca vi boxear a Mauro Mina, pero me conozco de memoria su leyenda, también las estelas que dejaron Rocco, Romerito, el desperdiciado Mario Broncano. Pude alguna vez conocer al Maravilloso Tanchiva, crédito loretano, y me parecía admirable que un tipo enjuto, casi destinado a todo menos a pelear la gloria la hubiera hecho, aunque sea por 15 minutos, allí arriba, donde pocos pueden subir y afrontar con valentía una. He leído mucho sobre Rocky Marciano, y considero que Muhammad Ali es un ícono de la cultura pop contemporánea y me vi 5 veces el biopic que hizo Michael Mann sobre su vida (con Will Smith como protagonista, o muy a pesar de Will Smith), así como me he visto tantas veces toda la saga de Rocky Balboa y aún me sigo emocionando cuando escucho la cancioncita símbolo. He visto solo una vez El Toro Salvaje de Scorsese y me bastó para considerarla una de las obras maestras del cine, además un acercamiento formidable a la vida detrás de la gloria de los pugilistas. Me gustó mucho Ojos de Serpiente y toda la paranoia de De Palma detrás del espectáculo que mueve millones y mafias, tal como el tío Don King vive de eso y para eso y a pesar de eso. 

A pesar de su rudeza y aparente crueldad, el box como espectáculo siempre me ha parecido un deporte noble, en el que exceptuando las tranzas que se hacen por lo bajo, los boxeadores pelean por honor y por gloria, por salir de la pobreza pero más que todo por hacerse de un nombre en la vida. Y además, por consideraciones tan respetables como la reinvidicación, la justicia, el amor o el afecto). Los boxeadores se hacen a la lucha a pesar de que saben que terminarán desfigurados, fracturados, con lesiones cerebrales permanentes, abandonados a su suerte. Muchos dicen que la lucha es un camino seguro a la destrucción, pero también puede ser una vía de escape (Bruce Willis como boxeador, escapando de la mafia en Pulp Fiction al lado de María de Medeiros es un ejemplo palpable), una opción personal perfectamente admirable.

No habíamos sentido tanta expectativa por el box en nuestro país hasta que apareció Kina “Dinamita” Malpartida. Con su porte de niña bien, pero su rostro duro, con sus poses de jovencita ruda que esconde una belleza incomparable (sus padres fueron íconos del surf y el modelaje, respectivamente), nos ha enseñado muchas cosas.  En primer lugar, que el deporte en sí es un testimonio más importante para vencer todas las adversidades y todas las indiferencias. El Perú, el Estado se olvidó groseramente de su deportista (no es novedad, tenemos el caso emblema de la Sofi Mulanovich), le cerró las puertas al talento, la forzó a emigrar, le enrostró en la cara su papel de comparsa en una actividad que privilegia al fútbol y a los hombres. Pero a pesar de ello, a pesar de la adversidad, esa misma Kina, ojo vibrante y cara lítica, venció y se coronó campeona mundial.

Esa misma campeona mundial que defendió el título ante un extremdamente locuaz y bocafloja Halana Dos Santos, me hizo recordar por momentos al fabuloso personaje de la campeona de Million Dollar Baby (modesta opinión, la mejor película del gran Clint Eastwood), solo que en esta oportunidad, la parte dramática y negativa está ausente. Aquella cinta, de lo más importante que se ha filmado en los últimos diez años, en el fondo expresa la emoción y la dificultad de boxear, siendo una chica. Expresa la soledad, la esperanza y los caminos. El box, más que un circo, más que todos los payasos que bufan alrededor de él, es una necesidad, una vocación y una actitud de vida, para siempre. El boxeador siempre será boxeador, para bien o para mal.

La pelea realizada en el “Madison” de San Borja (difícil denominación) fue un paseo para la campeona. Fue un acto de euforia. Fue una demostración indicutible de talento, de poder, de arte acrobático en el ring. ¿Cómo es posible que teniendo un prodigio no hagamos nada por manejarlo? Pero, a pesar de ello, ya sabemos, nadie suele ser profeta en su tierra, pero a pesar de ello, nadie deja de querer el sitio donde vivió. Kina lo sabe y por eso ese triunfo era tan emocionante, no solo por el recuerdo de su padre, por haber campeonado en aroma de multitud, con miles de gargantas coreando su nombre, con millones de compatriotas mirando desde sitios tan lejanos su triunfo, con su rostro enarbolando al orgullo de ser peruano y ser feliz (disculpen la huachafería).  Ante ello, el peloterismo inepto, el figuretismo infame que se dejó mirar en el coliseo, esa apatía estatal, quedaron noqueados.

Solo triunfó el box, enarbolado en  el talento de una jovencita peruana que supo seguir sus sueños y emociones y supo hacer de ellos los nuestros.

Anuncios
comentarios
  1. Mario MC dice:

    Jajaja, se perdona la huachaferia, sin duda pq la alegria es inmensa. Como dices un boxeador es hasta su muerte, un peleador. Como dijo Kina, se saco la mugre para llegar a donde a llegado, sola a puro punche y eso se valora y se reconoce. Nosotros la gente comun, pq para oportunistas los politicos.

  2. Underground dice:

    Rebravo tu blog!!!

    y claro.. Debemos estar Super orgullosisimos de nuestra Kina!!!

    Saludos!!

    http://chilloutnoise.blogspot.com/

  3. L dice:

    No pude ver la pelea pq estaba en plena comisión de trabajo pero me emocioné hasta las làgrimas con el triunfo, por eso fuimos a celebrar y seguimos celebrando jaa

    tres ra para ella!!!!!

  4. Miss Lizzy dice:

    me encantó, ella es lo máximo, da todo en el ring y por eso orgullosísimos, ¡¡¡¡VIVA KINA MALPARTIDA!!!!!

  5. David Ramos dice:

    Una anotación importante sobre una costumbre de siempre corto uso en internet: Colócale la fuente a la imagen con la que ilustras tu nota. En este caso pertenece a la agencia Andina.

    Por otra parte, buen blog… la voz iquiteña siempre tiene un calor especial.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s