Todo sobre nuestras madres

Publicado: 10 mayo 2009 en Paco Bardales
Etiquetas:, , , , , , ,

Olvídense un rato de todas esas cursilerías que venden fechas envueltas en papel de despacho y celebraciones que suenan a caja registradora y tarjeta de crédito.

Olvídense bastante de tener que celebrar el Día de la Madre como a los tiburones fariseos y filibusteros se les ha ocurrido venderte a través de la tele, con descuentos bambas y yapas baratieris.

Recordemos un poco la mejor escena de la mejor película de Almodóvar, Todo sobre mi madre, Palma de Oro de Cannes y una de las más conmovedores lecciones de cine. Además, un verdadero homenaje, heterodoxo, diverso, conmovedor, crudo quizás, pero real, fascinante en su concepción del sentido, el compromiso y la pasión que genera en toda mujer el hecho mismo de ser  madre (incluyendo a quienes lo son, con justicia, cariño y orgullo, aunque a veces se diga lo contario).

Porque una mujer es más auténtica cuanto más se parece a aquello que soñó de sí misma.

Porque mientras exista un hijo, siempre hay una madre en su búsqueda.

Porque detrás de esto, hay algo que habla de todas, de todo sobre todas nuestras madres.

 

Link: Escribiendo sobre la madre ausente en Paraguay (Andrés Colmán)

comentarios
  1. “Ella mudó su hogar de las verdes soledades de Yhú a la calcinada frontera de Canindeyú, solidaria compañera de su marido en cada aventura laboral. Y cuando quedó viuda y desamparada, una trágica noche de 1979, ella enjugó sus lágrimas y se arremangó la camisa, para que nunca en la vida le falte el pan a sus hijos. No quiso volver a amar a ningún otro hombre, pero se prodigó en amor, amistad, alegría y ganas de vivir.

    Su nombre era Nilda Victoria. Era mi madre. Su corazón se le quebró repentinamente, este miércoles 6, en Ciudad del Este, quizás por haberlo usado tanto.

    Pido disculpas si hoy esta columna adquiere un tinte demasiado personal, pero el particular homenaje a mi mamá es también el homenaje a todas la madres paraguayas, abnegadas y sufridas, heroínas anónimas, las que hacen que este país siga siendo grande y único, a pesar de todos los infortunios.

    El sábado último, en el cumpleaños de su nieta Abi, ella estaba feliz, radiante, porque se había logrado el milagro de juntar a la familia tan dispersa. Le pregunté entonces qué iba a querer como regalo por el Día de la Madre, y me contestó, sonriente: “Yo solo quiero que mis hijos sean felices”. Así que, perdónenme, no puedo darme el lujo de estar triste. Es el regalo que le debo a mi mamá. ”

    (Todo sobre mi madre, Andrés Colmán)

    Realmente fascinante…

  2. FRANZ MAX dice:

    ya lo lei, y tb vi la peli, grandioso!

    saludos a las madres de todo el euqipo audiovisual y atu mama tb, paco.

    abrazos

  3. lupe dice:

    Si, saludo y beso a todas las mamis de audio y de los q integran el blog.

    PD: Chicos hoy portense mejor q nunca y ya dejen de estar llegando pasada las 4 a.m a sus casas jaa.

  4. Lupita mamacita xD, no me digas eso que ya pareces mi mami jejeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s