Archivos para marzo, 2009

Ya está colgada en la web del  diario Pro & Contra de Iquitos  extractos de la  extensa entrevista (de más de 40 minutos) que en exclusiva emitiera este fin de semana el  programa Pro&Contra TV, dirige el periodista loretano Jaime Vásquez, al reconocido hombre de prensa nacional César Hildebrandt  en los ambientes del lodge Ceiba Tops, a orillas del río Amazonas.

Además de Vásquez, participaron de la conversación los periodistas Héctor Tintaya y Paco Bardales. En ésta, hay varias confidencias y más de una reflexión lúcida y serena sobre la política, la cultura, los blogs y el futuro de la Amazonía, que producirán seguramente más de un comentario.

Hildebrandt visitó  a Iquitos esta semana invitado por Tierra Nueva Editores (que publicó recientemente su libro “Cambio de Palabras”) y, entre otras actividades, fue  condecorado como Doctor Honoris Causa por la UNAP y como “Caballero del Amazonas” por el Gorel. Además, dictó una conferencia magistral que rebasó todas las expectativas.

Link: Para seguir con la pierna en alto, Hildebrandt escribe en su habitual columna de La Primera un artículo titulado “Loreto monta en cólera

Por: Sofía Herrera

Se me hace un poco difícil hablar de esta obra. Me gusta tanto que tengo miedo de hacer una crítica excesivamente subjetiva, caer en el fanatismo y defender un libro que, con sus limitaciones y defectos, me parece extraordinario. El Guardián entre el Centeno (The Catcher in the Rye), de Jerome David Salinger, más conocido como J.D Salinger, es una novela magistralmente escrita  que debería ser leída por todos, especialmente por los adolescentes. 

salinger

Argumento: El libro explica un par de días de la vida de Holden Caulfield, un adolescente de 16 años, quien ha sido expulsado de una escuela privada por bajo rendimiento. Es un niño mimado por sus padres, consentido hasta la saciedad, al que nada le gusta y todo lo aborrece. En una insensata huida sin rumbo fijo (para evitar explicarle a su padre la mala noticia de su expulsión ¡por tercera vez!), el protagonista vive los aspectos más bajos de la sociedad. Sin saber demasiado bien qué hacer con su vida (de hecho nunca sabe lo que hará en los siguientes diez minutos), Holden pasa una noche en un hotel, conoce gente, tiene encuentros con mujeres y visita a su hermana pequeña Phoebe a quien adora por representar la última cadena que lo une con su infancia. En fin, solo vive. 

Introducción: Hace un mes, mi amiga Cecilia entró en mi habitación y se puso a curiosear entre los libros de mi estantería. De repente se giró hacia mí, sorprendida y algo escandalizada, y me dijo algo como: “¿qué haces con éste libro? ¿no era la novela favorita de Hitler o algo así?”. La verdad es que me sorprendió mucho que fuera considerado un libro “maldito” porque, desde luego, nada de su pacífico contenido lo merece. Los comentarios que había oído mi amiga provenían de un amigo suyo, que había conocido por el chat, pero estos comentarios en sí no venían de que le gustara a Hitler sino de que era el libro de cabecera del hombre que mató a John Lennon. Aparentemente estaba obsesionado con él y lo llevaba consigo cuando disparó. Que eso le pueda crear mala fama al libro es taaaan injusto. Me pregunto qué hubiera pasado si el asesino hubiera estado obsesionado con la Biblia.

Cuando lo compré desconocía de esa “maldición”, yo solo había leído una buena reseña sobre él en la revista de literatura Cuadernos Hispanoamericanos y eso era suficiente. Recuerdo que hace tres años mi vida sentimental era un caos, había tocado fondo y lo que más quería era desaparecer, por eso cuando empecé a leer mi resentimiento se hizo más fuerte y odie a la sociedad y a sus reglas porque de alguna manera era la sociedad la que en esa oportunidad impedía que fuese feliz. Conforme fui leyendo decubrí mucho del personaje en mí pues me hizo retroceder a la época de colegio y recordar las palomilladas que les hice a mis profesores, los tacos en los exámenes y hasta el día en que salí de casa rumbo al colegio pero como odiaba a la profesora de religión, decidí deambular por las calles sin rumbo fijo. Poco a poco el personaje y yo nos fuimos volviendo uno solo y aunque al principio le tenia alguna cólera por ser tan malcriado y conchudo, después llegué a sentirlo muy humano y hasta desprotegido pero lo que en verdad terminó por rendirme ante él fue su deseo oculto de volver a la niñez. La vida adulta nos depara dolores sentimentales tan grandes que cuando vemos jugar a niños en la calle, tan felices sin preocuparse por nada, nos dan ganas de volver a esa etapa, otra vez. Al menos a mí me ha pasado. 

Opinión: He leído que muchos dicen que es un libro muy sobrevalorado, mientras que otro piensan que es una maravilla y otros dicen que no vale nada, pero en sí ¿qué tiene de especial este libro? Desde mi punto de vista puedo mencionar la manera en que está escrito, que puede mover a la adoración o al odio. El estilo es muy directo, sencillo y cotidiano, con los pensamientos que le pasan por la cabeza al protagonista ametrallados uno detrás de otro en primera persona, de forma tan verosímil que  parece uno estar oyendo a un adolescente contando todos sus rollos de la vida diaria, tratando de sobrevivir a las reglas de la sociedad, más que leyendo el libro de un tal Salinger. Esta es un arma de doble filo: si bien Holden generalmente “cae bien”, hay momentos en los que es capaz de exasperar a cualquiera porque su conducta infringe toda regla que los adultos hemos tenido que asimilar y que ahora nos parece de algún modo cochante.

En el libro vemos una sucesión apresurada de situaciones más o menos cotidianas (diálogos con compañeros de colegio, paseos, cigarrillos), más o menos extraordinarias (visitas familiares de madrugada, coqueteos con una señorita de cariño negociable), reflexiones y críticas sobre la vida, el futuro (Holden se niega a crecer si eso implica aceptar la hipocresía de la vida adulta) y el comportamiento de la gente, algo que hice mucho durante mi adolescencia con excepción del cigarro y los amigos cariñosos. Holden admira y reivindica la naturalidad, originalidad y espontaneidad de los niños, de hecho, ama la infancia porque está libre de hipocresía y el protocolo que supone el saber comportarse como un adulto por lo que el desenlace nos hace sentir consternados y hasta golpeados, pues nos muestra que el antihéroe de esta historia, lo único que busca es la perpetuidad de ese mundo infantil donde la felicidad es plena y absoluta y quiere proteger a los niños de encontrarse con un mundo hipócrita, malvado y feo.

Resumiendo: Estoy completamente de acuerdo con quienes dicen que esta novela mantiene cautivado al lector y aunque no lo haya leído durante la adolescencia pues llegó a mis manos tarde, me he sentido plenamente identificada con la historia y con parte de la personalidad de Holden,  pues todos hemos sido adolescentes rebeldes de la sociedad y sus normas y hemos deseado ser los guardianes de aquellos que están por llegar a la adolescencia  a fin de salvarlos del “infierno” que empiezan a vivir.  Esta es una novela que tiene mucha más fuerza si se lee “cuando toca”, es decir, o bien siendo adolescente (el momento en que es más fácil identificarse con las andanzas del bueno de Holden), o al menos en alguna etapa en que uno se pregunte qué diablos hacer con el resto de su vida y decida vivir intensamente cada momento mientras se lo piensa, sacando a flote el Holden Caulfield que todos llevamos dentro.

Fragmento que me gusta: [Holden habla con su hermana menor] “¿Sabes lo que me gustaría ser? ¿Sabes lo que me gustaría ser de verdad si pudiera elegir? (…) Muchas veces me imagino que hay un montón de niños jugando en un campo de centeno. Miles de niños. Y están solos, quiero decir que no hay nadie mayor vigilándolos. Sólo yo. Estoy al borde de un precipicio y mi trabajo consiste en evitar que los niños caigan a él. En cuanto empiezan a correr sin mirar adónde van, yo salgo de donde esté y los cojo. Eso es lo que me gustaría hacer todo el tiempo. Vigilarlos. Yo sería el guardián entre el centeno. Te parecerá una tontería pero es lo único que de verdad me gustaría hacer. Sé que es una locura”. 

salinger2

Cuando cursaba el último año de secundaria  y tenía escasos y dulces 15 años, conocí a Nené. Le decían así por una historia que no viene al caso.  Era primo de una de mis mejores amigas y quería que ella hiciera el papel de Celestina para que fuéramos noviecitos. Por más que ella influenció y él se portó más que bien, la señorita Muñoz, lejos de encantarse, interesarse o, en su defecto, compadecerse de Nené, se portó un poquito más que mal. Conversaciones indiferentes con una mezcla de desaires eran nuestros habituales encuentros. Un buen día –a pesar de los nada gratos momentos- Nené ya no “aguantó su angustioso amor” y le entregó a su prima una carta llena de corazones, bonitas frases y perfumada a más no poder para que ella, como si fuera empleada de agencia sentimental, me lo hiciera llegar. Ya tenía 16 y estaba en la academia pre universitaria, era la hora de receso cuando me entregaron la carta, luego de leerla ella me preguntó “¿Y qué vas a hacer?”. “¿Quieres ver?” le dije invitándole a que no pierda de vista lo que iba a hacer. Me puse de pie y empecé a romper el papel en mil pedazos, luego dejé que el viento se llevara hasta el último segmento de su declaración. Lo reconozco, era una niña mimada y él un chico terco.

No sé si ella le contó el final de su carta, no sé qué le habrá dicho para convencerlo de que la chica que él buscaba no era yo. Recuerdo también que le respondí la carta agradeciéndole el gesto pero reafirmándole que entre nosotros no habría nada más que una amistad, y que esa sí, aunque no era de lo más ponderada, por lo menos se encaminaba a ser sincera.

Supe también que después de recibir mi carta no la pasó nada bien y que a pesar de eso –por razones que hasta ahora no entiendo- guardó por un tiempo el papel que le envié. ¡Ah!  claro, nuestra amistad se empezó a tornar cada vez más distante. Me imagino que no quiso saber de mí después de lo que pasó.

Años después yo vine a Iquitos y entre las muchas conversaciones que tuve con su prima –que seguimos siendo muy buenas amigas aunque tenemos menos contacto- le pregunté: ¿Qué es de Nené? Luego de que Rosi – su prima- me dijaera  que él estaba súper bien y que sale con una chica muy linda, le pedí su número de celular para saludarlo. Pensé que como los años pasaron, ambos ya no éramos unos quinceañeros, teníamos nuevas vidas, y nuestros arranques de niñerías ya no eran frecuentes, pensé que no sería mala idea que habláramos y recordáramos con mucho humor aquellos trotes de la época de cuando bailábamos la mayonesa. Le mandé un mensaje, el que, hasta ahora, espero que me responda. Pienso que ya no se acuerda de mí por eso optó por no responder.

bueno-o-malo

Esta historia que muy pocas veces la cuento y que ahora comparto con ustedes, siempre aflora cuando escucho algunos comentarios sobre qué cosas no hacer para no perder a buen chico. Mi tía, la mamá de Mel,  nos dijo una vez: nunca hagan llorar a un hombre porque les sala la vida. Muchas veces pienso –quejándome de lo mal que se portan los hombres- que Nené saló la mía, y aún más, a toda mi  generación completa. Claro está, bromeando un poco, se que él era un chico bueno que se volvió más bueno y yo una niña no tan buena que a veces agoniza en el intento de ser buena o -con el fin de crear una coraza-  ser mala.

Quiero pensar que mi vida no está salada, que la teoría de mi tía no es más que una leyenda, un mito creado por los propios hombres ante el temor de verse rechazados, que las malas acciones que he tenido que digerir de algunos chicos no son la descarga inconciente o el karma justiciero de un, me imagino, ahora renovado Nené y que es por mi temperamento que no dejaré de quejarme de ellos, de renegar, de odiarlos a veces,  pero también de ceder y enamorarme hasta el cien de los mismos.

6399

 

bendayan

Foto: Caretas

PODER VERDE, es la muestra artística que está rayando el escenario cultural nacional. Desde el día 12 de marzo hasta el 9 de abril en el importante Centro Cultural de España de Lima, se expone una exposición plástica que reúne obras de diversos artistas amazónicos influenciados por la psicodelia. Así Pablo Amaringo, Jorge Cabieses, Harry Chávez, José “Ashuco” Araujo, Roldán Pinedo, Brus Rubio, Miguel Saavedra y Luís Sakiray nos invitan a través de su obra a transitar ese espacio limítrofe entre la fantasía y la realidad. Pero, además presenta una serie de eventos vinculados a una mirada contemporánea, por lo que cuenta, adicionalmente, con ciclos de cine y un ciclo de conferencias que abarcan el análisis de la producción e historia del arte, música y realización de cine en la amazonía. Estas conferencias cuentan con destacados realizadores, artistas y músicos como Armando Robles Godoy, Javier Corcuera, Fernando valdivia, Gianfranco Annichini, Raúl Vásquez, Los Hijos de Lamas, el grupo iquiteño Chakruna (que fusiona el heavy rock con ritmos amazónicos como la pandilla y el changanacuy). El cierre del ciclo será con una gran fiesta en la calle en la que tocarán los legendarios Juaneco y su Combo.

El curador de esta importantísima actividad cultural que ha sido visitada por más de diez mil personas hasta el momento es Christian Bendayán (Iquitos, 1973), artista plástico loretano de renombre que es considerado como una de las personalidades más influyentes sobre asuntos amazónicos a nivel nacional e internacional. Conversamos con él con diversos asuntos culturales y profesionales y nos contestó con su proverbial naturalidad, lucidez y cruda honestidad.

bendayanpoderverde22


¿Es verdad realmente que la Amazonía está de moda, al menos culturalmente hablando?

No sé si la palabra sería moda, pero hay cierta difusión, interés y apertura mayores en el Perú hacia la producción artística de la amazonía, y esto se debe a los ciclos del mercado cultural, cada cierto tiempo se mira hacia dentro en busca de identidad, y especialmente a la calidad del producto artístico, definitivamente el arte amazónico trae consigo una carga de alegría y optimismo que hace unos años los peruanos no teníamos la tranquilidad o seguridad para asimilarlo. Pero lo interesante del arte amazónico que se está consumiendo actualmente es que no se limita al tema de la alegría, el vacilón y la desfachatez como sucedió durante mucho tiempo, creo que la oferta actual incluye una mirada introspectiva, un reconocimiento de nuestros orígenes, un mensaje de respeto y conservación de la naturaleza y especialmente una cantidad de información sobre mitos, leyendas y otras “realidades” paralelas en las que conviven los amazónicos.

¿No crees que la movida cultural que se está gestando a partir de las manifestaciones amazónicas podría ser una suerte de compensación del país por tantos años de indiferencia a mirar hacia aquí?

No creo que un país que tiene solo una “capital”, tenga la humildad de compensar sus faltas, esta movida es como siempre resultado del deseo de extraer las bondades de nuestra tierra, del mismo modo que se extraen animales, plantas, petróleo, etc. Depende de la lucidez de los artífices que han generado este interés en la producción cultural amazónica convertir esta movida en algo que dé beneficios a nuestra región, que abra las puertas a nuevas generaciones de artistas y sobre todo que genere una política cultural responsable en nuestra región, eso lo veo más difícil, con tanta autoridad bestia y corrupta que tenemos.

¿Cómo podrías definir el arte que se desarrolla en Iquitos en la actualidad?

Es muy variado. Se puede percibir en todos los casos la ausencia de influencias occidentales contemporáneas, de hecho se trata de una comunidad de artistas que subsisten sin museos, galerías ni centros culturales con una actividad que impulse la difusión de los más recientes lenguajes visuales, plásticos o sonoros. La industria musical está limitada a los ritmos tropicales con contenidos que únicamente vinculan la tradición oral amazónica a lo anecdótico y la celebración. Casi milagrosamente existen un par de grupos que están haciendo una fusión inteligente entre ritmos tradicionales y rock, con letras que invitan a reflexionar sobre nuestra historia y conducta como sociedad, del mismo modo, la asociación “La Restinga” realiza videos, performances e instalaciones en espacios públicos con lenguajes muy didácticos sobre situaciones que requieren una urgente atención por parte de los iquiteños.

Volviendo a las artes plásticas, creo que lo más interesante es la producción más intuitiva, aquella que se forma a partir del gusto popular como los carteles y murales que anuncian y decoran locales comerciales, y la producción indígena que narra situaciones cotidianas, mitos y visiones. Creo que el resto es tan parecido a lo que se hacía en otros países hace 50 años; y si un factor importante en la creación artística es la innovación y autenticidad, creo que sería mejor dejar de insistir, especialmente en la Escuela de Bellas Artes, en ese tipo de producción tan desfasada.

¿De qué modo tu propuesta artística se inscribe dentro de la tradición estética amazónica?

Hace varios años que he integrado a mi obra elementos de la producción artística amazónica, especialmente del arte de producción masiva, aquel que en la mayoría de los casos es anónima. Siempre he sentido atracción por aquellas cosas que tienen un valor sentimental más que mercantil. Es así que la tradición de los “monos”o fotos coloreadas a mano, tan comunes en las casas de los loretanos, han definido mi forma de hacer retrato, los clásicos cuadros de flores o paisajes bucólicos forman parte de los fondos de mis cuadros, y tanto la artesanía de souvenirs turísticos, como los murales que decoran bares, discotecas, burdeles y restaurantes, se han convertido en una vía por la que mi obra se conecta con el imaginario amazónico más reciente.

 

¿Qué sensaciones te produce el color verde?

No es un color que me guste mucho, mi mujer detesta el verde, por lo que en casa no lo tenemos muy presente. De todos los verdes prefiero los más claros, como el limón, el menta o el esmeralda, el que me parece horrible es el que usan la mayoría de instituciones iquiteñas para sus logotipos o escudos, ese verde pizarra que solo puede evocar malos recuerdos! Pero culturalmente se suele vincular al verde con la esperanza, la naturaleza, la Amazonía, así que tan malo no es, es solo un poquito feo, como los sapos.

¿Qué exponentes de la plástica amazónica de todos los tiempos te parecen fundamentales?

Luis Sakiray y Víctor Churay me parecen fundamentales, pero creo que hay muchos artistas que tienen obras importantes como Yando Ríos, Roldán Pinedo, Elena Valera, Brus Rubio, etc.

Tú has trabajado videos y cortos documentales sobre diversos temas culturales amazónicos ¿De dónde nace esa inquietud?

Creo que mi necesidad comunicativa no solo va por lo visual, también por lo auditivo, y el video me permite conjugarlos, incluir elementos como música, efectos audiovisuales y sobre todo una narrativa lineal que la pintura no permite. Por una parte eso, por otra, he dedicado mi trabajo hace muchos años a registrar la producción artística amazónica; De tal modo hice varias curadurías que han contado con tanta difusión como La soga de los muertos: el conocer desconocido de la ayahuasca, Puro Sabor: arte popular urbano de Iquitos, La piel de un río: la amazonía en el arte contemporáneo, y actualmente Poder verde: visiones psicotropicales, han hecho posible reunir y mostrar obra Amazonica, y agruparlas según sus tendencias. También mediante el trabajo editorial he podido publicar catálogos y libros sobre nuestro arte, el más reciente es el libro de fotos Recuerdo de Iquitos. Todo esto con el fin de registrar, archivar y dar a conocer nuestra producción más reciente e historia del arte. Entonces, cuando decidí incursionar el producción audiovisual, cogí como tema una vez más el arte amazónico, así realicé Tengo un primo que es pintor, Los tigres del Pincel y Altar, que a mi parecer recogen historias de artistas con vidas y obras tan particulares que solo en un lugar como Iquitos podrían darse.

¿Cuáles serían, desde tu punto de vista, las películas y los cortometrajes amazónicos que toda persona debería ver?

Radio Belén y Un hombre solo de Gianfranco Annichini, Canción al viejo fisga que acecha en los lagos amazónicos de Nora de Izcue, Las hijas de Belén de Javier Corcuera, Aguirre y Fitzcarraldo de Herzog, En la selva no hay estrellas y La muralla verde de Robles Godoy, que me parece brillante.

¿Qué cineastas son tus favoritos?

Son muchos, Fellini, Herzog, Lynch, Kitano, Jodorowsky, Leonardo Favio, Scola, etc…

¿La cocina amazónica puede convertirse en un referente cultural?

Lo es, actualmente huy mucha curiosidad y proyectos que convertirán a la cocina amazónica en una de las más atractivas del mundo.

¿Qué platillos amazónicos, tradicionales o experimentales te parecen fundamentales?

De los tradicionales, mis favoritos son la sarapatera, el ninajuane, el sábalo ahumado y la ensalada de chonta. Y de las cosas nuevas, he probado un motelo en salsa de mandarina y pisco buenísimo, y unos gnocchis de yuca en salsa de churo al romero, el tiradito de doncella en salsa de cocona también me gusta.

¿Qué libros te cambiaron la vida?

Cambiarme la vida, creo que ninguno, he disfrutado de muchos, pero talvez el culpable de buena parte de mi conducta sea la Biblia y no precisamente por haberla leído.

¿La música amazónica es un referente para la emergencia de una nueva corriente musical? ¿De qué modo?

Creo que la cumbia amazónica, especialmente la psicodélica de los 70s está generando mucha influencia, en Estados Unidos el grupo Chicha Libre basa sus ritmos y melodias en la producción de Los Mirlos, destellos y Juaneco, En Arequipa tenemos a los Chapillacs, en lima ni se diga, Barrio Calavera, Bareto (el disco más vendido del 2008), Piraña Sound System, y hasta Andrés Dulude canta Mujer Hilandera. Evidentemente se ha integrado la música amazónica a la creación pop más reciente en el Perú, en algunos casos con inteligencia y creatividad, en otros únicamente con intenciones comerciales, pero qué más da, siempre será así. Lo más noble de todo esto es que disqueras extranjeras están editando recopilaciones con lo más destacado de la cumbia y la están presentando al mundo con muy buena acogida, más vale tarde que nunca.

¿Necesitamos un museo Amazónico en Iquitos? ¿Por qué?

Sí, porque ya tenemos mucho de diversión y entretenimiento (por llamarlo de alguna manera), porque enferma tener únicamente bailódromos, discotecas con el peor gusto musical, cabinas de Internet y casinos. Creo que hay gente que quiere más que eso, hay gente que se merece algo más de su ciudad que la gran oferta de juerga, estupidez y banalidad al precio más bajo, los jóvenes se merecen más que un destino técnico, que les da como una alternativa de supervivencia el formar parte de la gran cadena política corrupta de nuestra región.

Necesitamos un Museo Amazónico muy distinto a los que tuvimos antes, hace poco había uno espantoso lleno de animales disecados y otro que copó su colección con 80 esculturas de un solo artista. Eso no es un museo pues, eso es solo un robo descarado.

Pero más que un museo físico, necesitamos un proyecto de museo, pues un museo puede existir hasta virtualmente en Internet y tener más visitantes que uno con local. No es lo más importante el espacio, sino el conocimiento y la información que difunda un museo y sobre todo la interacción que estos puedan tener con la población. Para eso creo que antes de crear un Museo Amazónico, debe crearse una estrategia de política cultural con un horizonte definido.

¿Qué sugerencias darías a quienes tienen la potestad de activar políticas para dinamizar el movimiento cultural amazónico?

Creo que debemos saltarnos muchos años, dejar atrás tendencias y propuestas que insisten en repetir patrones desfasados. De hecho, estoy convencido que lo que más se debe impulsar ahora es la actualización de los lenguajes artísticos en todas sus manifestaciones, después de eso miremos atrás si quieren.

Y hagamos que la cultura se ponga de moda, que invada todos los medios y espacios, basta de pensar que el arte está únicamente en los cuadros, creo que en Iquitos el arte cambió de lugar, no está en los cuadros hace muchos años, desarrollemos la cultura en las calles, en las casas, en la televisión, en la radio, en los colegios, en el mercado, en las peluquerías, discotecas, no limitemos el arte a espacios formales, a galerías, centros culturales o auditorios, y hagámoslo siempre a nuestra manera, con la misma alegría y sensualidad de siempre.

¿Con qué canciones te sigues conmoviendo?

Con algunas canciones de Abba, una que otra de la Nueva Ola, y también con esa movida rara de principio de los 90s conocida como el merengue tecno tropical, con canciones de Los Melódicos, Lisa M, las noches vacías de Karolina, las primeras lambadas de Natusha, etc. Y de hecho el pop más tranquilo, como las cosas de Leonard Cohen, Nick Cave y Antony and the Johnsons. La voz de Antony me parte el alma.

¿Por qué crees que Bareto no podría superar a Juaneco y su combo?

¡Qué pregunta! Juaneco era un grupo punk, Bareto es de salón.

¿Has nadado solo más de una vez?

Suelo hacerlo, y la sensación es parecida a aquella incertidumbre y fascinación que me invade al despertar cada día.

Aunque suene retórico y redundante ¿Qué es el arte para ti?

Es mi forma de subsistir.

bendayan-poderverde

 

caballero

El Gran Guerrero

El gran Guerrero procedente de un campo de batalla, habló poco, pero en lo poco, dijo mucho. Creía que, como se trataba de tal personaje distinguido, iba a dar unas clases magistrales de batalla y que me iba a encandilar con sus sabios consejos, y no me equivoqué, fue la mejor clase de batalla que he recibido. Fue condecorado con el grado de Honoris causa el día miércoles 25 en el Aula Magna de la UNAP. La ceremonia empezó a las 12 del mediodía, había buena cantidad de gente entre jóvenes, adultos, estudiantes, profesionales y políticos. La entrada era libre para el público en general y era una gran ceremonia en la que tenía que estar y al igual que muchos.

La ceremonia comenzó con la presentación de personalidades educativas y políticas, en la cual el personaje central de la historia fue presentando ante la sala entre aplausos entusiastas de los presentes. El tamaño era lo de menos para saber que se trataba de un gigante, de un ejemplo a seguir para todo aquel que se dedique a la profesión más apasionante como también menos entendida de las profesiones: El ser “Caballero de la Guerra”. Vistió una coraza, un casco, una espada, una flecha y un escudo, y sus ya conocidos lentes que lo hacen ver como todo un ilustre peleador ante la audiencia que contempló la presencia de alguien diminuto, pero serio, y valeroso luchador de las causas más nobles del pueblo, al que no le tiembla luchar contra la maldad y la codicia de muchos funcionarios y políticos, y el que luchó contra la cruel dictadura y terrorismo que impregnó el fujimorismo.

cesarhildebrandt290408-1

Los presentes mortales de la mesa le rindieron unas palabras de honor y consideración al homenajeado, donde hicieron recordar lo que significa el insigne gladiador, desde la figura, la trayectoria y la hoja de vida que enmarca y da la pauta de la libertad amada que debemos buscar y encontrar en todos los campos de nuestra vida, sin temor a las represalias de la tiranía y enarbolando la bandera de la justicia, sin ser juez ni fiscal e incluso sin ser “Caballero de la guerra”, con solo ser una persona sincera y aguerrida que va en busca de la verdad y de los sueños que es la clave de la sabiduría divina.

Luego vino la palabra del Señor de mil batallas enfrentadas y ganadas, y todas esas contiendas eran desiguales e injustas contra su persona, ya que se tuvo que enfrentar contra el poder tirano y corrupto que trataba de atentar contra su vida y, sobre todo, contra su libre expresión, que es más preciada que la misma vida y, como ven, nadie podrá callarlo, ni la muerte podrá hacerlo, porque su voz seguirá viajando.

Y de pronto, en medio del silencio, el gigante gladiador abrió la boca para disparar flechas de enseñanza y motivación de una profunda reflexión que conquistó y contagió a los testigos, y se hizo escuchar el grito de guerra en voz baja, las palabras del legendario guerrero retumbaron en los mortales para calarse no solo en el oído, sino también en todos los sentidos.

El caballero de la verdad dio lugar a un entusiasmo fervoroso, todo el mundo quería verlo y conocerlo, todo el mundo quería tomarle fotos para el recuerdo. Otros mientras tanto querían ser más osados e intrépidos al querer tomarse fotos junto con él, pero el guerrero tal castigador de sus admiradores como también de sus detractores, no permitió que los simples mortales complazcan sus deseos, y les señaló que guardaran distancia con su espada desenvainada, y se marchó tan raudo como vino a algún lugar de concentración del Olimpo.

Y así el guerrero se fue laureado, premiado y reconocido por su esfuerzo, el grado de honoris causa se lo tiene bien merecido aunque la medalla es muy grande para su diminuto cuerpo, es muy pequeño para su mente y corazón luchador, que con su temple y firmeza da cátedra de guerra, y se lo tiene bien merecido, aunque el mismo caballero diga que no y diga que es una exageración de la bondad de nuestro pueblo.

Mediocre

Publicado: 26 marzo 2009 en Paco Bardales
Etiquetas:, , ,

ximena-sarinana1

Me daba curiosidad esta chica, desde la primera vez que vi un video suyo en el cada vez venido a menos MTV.

Entre otras cosas, captó mi atención que un mundo plagado de talk shows, realitys sin sentido y cantantes prefabricados, destacara alguien que no parecía enarbolar la ideología imperante de la fresada y el olor chamuscado del plástico.

Ya le había escuchado cantar canciones como No vuelvo más o Sintiendo Rara

Ya había escuchado esta canción, días atrás, mientras escribía algo en mi computadora y el televisor estaba encendido, cosa rara, en una edición de  Playlist.

Para qué, la canción me chocó.

Me gustó mucho.

Me dejó algo perplejo.

El video, simplemente llenó una pequeña fibra que estos días estaba vacía: la absorta contemplación.

Entre a su página web (dominio propio que te enlaza con su gratuito pero riquísimo Myspace, ¡esa es mi chochera!). Mexicana, linda, inteligente. Le gusta Ella Fitzgerald, Bjork y Fiona Apple. Y además, lee…Y actúa en películas como Amarte duele.

MTV Latino le entregó el premio al mejor artista revelación el año pasado. Pero eso no importa mucho.

En verdad la chica cautiva. Y te deja pagando, pidiendo más.

Mediocre es muy curiosa como para no escucharlo y, sobre todo, sentirlo

me creì tan especial
que ingenua,mi torpeza
y me senti,  tan escencial
que ingenua,mi verguenza
me olvidaste, por mi parte
que Mediocre ...

No sé por qué me ha dejado con ganas de pedir más de ella y de su nombre

Más de Ximena (o de Jimena, como quieran ustedes pronunciarlo).

noticia-1

Por: Franz Max

El día de hoy, gracias a las gestiones de Tierra Nueva Editores, se realizó en el Aula Magna de la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana (UNAP)  la ceremonia de investidura del grado de doctor honoris causa de dicha casa de estudios para el reconocido periodista nacional César Hildebrandt.

En dicha reunión estuvieron presentes autoridades política, funcionarios, estudiantes , miembros de organizaciones civiles y público en general que colmó las instalaciones del local .

Después de un caluroso saludo de bienvenida, el presentador de la tarde dio pase al Decano de la facultad de Ciencias de la Educación y Humanidades de la U.N.A.P, el Mgr. Juan de Dios Jara Ibarra, a fin de mencionar el amplio recorrido periodístico del homenajeado, así como los premios que este recibió,  por su labor imparcial, justiciera, que motivo de ello, fue retirado de muchos medios de comunicación (14 veces) , y que hoy la U.N.A.P, reconoce como una labor importante para “la libertad de expresión”.

Inmediatamente, se procedió a la investidura de dicho galardón (una medalla dorada con lazo verde), por parte del Rector de la UNAP, luego de  lo cual se escuchó la  conferencia magistral de Hildebrandt.

noticia-6

Las palabras de Hildebrandt tuvieron relación con su experiencia  al contemplar un cuadro , el “Guernica”, pintura que Pablo Picasso realizó en 1937, justo después de que la aviación alemana destruyera ese pequeño pueblo vasco homónimo, es uno de los cuadros más célebres de la historia y un grito de horror del artista español contra la guerra) , que lo impacto por completo, recordando también a un cronista, George Steer del New York  Times, que arriesgó su vida,para informar al mundo acerca de la barbarie de la guerra, sin pensar en lo que esto iba a costarle. “Necesitamos mas de esos personajes , porque el mundo no ha cambiado para bien, en muchos aspectos”, “necesitamos reconciliarnos con la rebeldía como un valor y no como un mal”,  fueron algunas frases dictadas en esta conferencia .

El rector de la mencionada casa de estudios,  Dr. Antonio Pasquel Ruiz, dirigió algunas palabras al periodista. “No es un honor para Ud., es un honor para esta casa de estudios que Ud. reciba tal mención, como alguna vez se le hizo al Dr. Valentín Paniagua”.

noticia-7


Inmediatamente se procedió a la firma de autógrafos del libro “Cambio de Palabras”, editado por Tierra Nueva Editores de Iquitos, quien hizo posible este encuentro entre Hildebrandt y el público local. Cabe indicar que dentro de breve se hará posible la 2ª reedición de esta publicación, mientras para julio se prevé que sea publicada, por la misma casa editora, las memorias del periodista, sobre todo aquellas que denotan su paso por la profesión.

noticia-8


noticia-9


Link: También fue declarado “Caballero del Amazonas” (nota de Pro & Contra)

Link: Periodista Héctor Tintaya escribe sobre visita de Hildebrandt

Link: La visita de Hildebrandt, segun crónica de Ramiro Celis.