Posts etiquetados ‘Hostal Amor’

En la última encuesta que hicimos en este blog sobre los mejores libros amazónicos de la década, “Hostal amor” resultó siendo uno de los más importantes y votados. Elogiado por diversas figuras literarias peruanas como Oswaldo Reynoso o Miguel Ildefonso, pero también resisitido en algunos casos por algún sector del periodismo iquiteño con adjetivaciones cavernarias o aliterarias, la novela del joven escritor loretano Cayo Vásquez, publicada en el año 2005 (compuesta por diversas historias que, como voces interiores, se internan en el submundo urbano de los burdeles, las prostitutas y los marginales de bares y locales considerados “de dudosa reputación” en Iquitos)  aún goza de buena salud y su fama de libro de culto la ha hecho digna de  que se tengan conversaciones para una futura reedición.

Vásquez, quien también ha publicado Voces del ayahuasca y Wazuriri, nos birnda esta entrevista desde Cali, Colombia, donde actualmente se dedica a la producción musical;

Los lectores de este blog han considerado que Hostal Amor es uno de los mejores libros amazónicos de la década ¿qué  sensaciones te produce eso?

Pues bien, tranquilo. Ese libro recibió muchos elogios, pero es algo que no me quita el sueño. Siempre digo que cuando hacemos algo sin prestarle mucha atención, como este libro, como que las cosas nos salen mejor. No sé, es algo como sucede en una relación con una mujer, cuando menos caso o atención le prestamos a una mujer como que ella está ahí para nosotros, haciendo cualquier cosa para agradarnos.

¿En algún momento sentiste que Hostal Amor iba a tener la acogida que ha ido teniendo con el paso del tiempo?

No. Siempre he dicho en alguna presentación o entrevista que ese libro lo escribí  en tres meses y medio borracho. Es algo que no me avergüenza decirlo, porque es la verdad. Y me causa gracia cuando ahora lo analizan en colegios o universidades.

¿Cómo fue el proceso de montaje y escritura que usaste para elaborar Hostal Amor?

No lo sé. Puede sonar estúpido que lo diga, pero no busqué absolutamente nada, simplemente en el tiempo que lo escribí, me divertí haciéndolo y lo hice sin buscar parámetros o reglas. En otros libros sí me ordené y nadie se acuerda de ellos, ni yo.


Algunos críticos y opinólogos loretanos, sobre todo los más antiguos y conservadores, dijeron que tu libro no valía la pena ¿qué podrías decirles ahora?

Que tenían toda la razón.


¿Qué libros o artistas amazónicos te parece importante resaltar?

Hay muchos, pero como que es más fácil y menos conflictivo elogiar a los ya fallecidos. Para todos los artistas muertos de la Amazonía va mi venia. Para los vivos que ojalá la sigan pasando bien.


¿Cómo percibes el talento literario en Iquitos, especialmente en los jóvenes?

Es bueno. Un tiempo de mi vida (época que no recuerdo bien cómo sobreviví) trabajé como Asesor de Cultura del GOREL y parte de mi trabajo era analizar obras literarias de escritores loretanos. Vi muy buenos trabajos. Lo que hace falta son los medios y una buena calidad de edición. Hay el dinero para este fin, lo que le falta es criterio y raciocinio (por no decir inteligencia) a los que manejan los fondos.


¿Cuáles deberían ser las labores de la empresa privada y el sector público para fomentar la literatura amazónica?

Todo y nada. Seamos realistas, a las empresas privadas les interesa un bledo invertir en el fomento de la cultura porque a ellos sólo les interesa “ganar” dinero. Al sector público también.


¿Cuáles son tus próximos proyectos literarios?

No lo sé. Ya no me planifico en eso como antes. Supongo seguir escribiendo y si se da la oportunidad de publicar pues lo hago, ¿no? Pero prometo seguir publicando libros sin saber qué diablos estoy haciendo.