Posts etiquetados ‘Herman Pezo’

NE: Aquí un polémico artículo que escribe el buen periodista loretano  y colaborador de este blog Fernando Nájar, desde Israel, sobre la extraña situación actual de los vericuetos políticos y económicos en Iquitos.
*****
La muerte de la bella Kori Alegría (quien en su ataúd, de conocida modelo fue convertida a  lolita nocturna por la maldad de un famoso proxeneta de Iquitos), desfasó rapidamente el espectáculo que ejercía la misteriosa desaparición pública del empresario Herman Pezo y ha dejado sin show la angurria coimera del aprista Gilbert Alvarado. Los tres casos tienen, de acuerdo con la reacción de los periodistas iquiteños, diferentes preponderancias, ángulos y matices.

Cuando se produjo el caso del empresario Herman Pezo Rentería, a fines de febrero, la prensa local, por el hecho de ser el primer caso delictivo el secuestro de una personas, le dio una inusual espectacularidad – que no goza, por ejemplo, el rentable plagio diario de motocicletas- provocando inmediatamente una serie de inusuales fenómenos colectivos.

Primero aparecieron una serie de aprendices de brujo metidos en los medios informativos que “reconstruyeron” el plagio milimétricamente. Días después, como táctica para mantener una sintonía manipulada, relacionaron a Pezo con la SUNAT, la cocaína, la FARC, ajuste de cuenta, problemas de gallos, finalmente terminaron como fugaces panteoneros del rey del vaso de leche. Y en ese trajín paranoico, de adivinar la suerte del empresario, uno de los panteoneros fugaces, cuyo nivel de amateurismo tiene relación con su fantasía, “estableció” que una “verdad a medias” es una licencia periodística. A tanta especulación enfermiza, la familia Pezo tuvo que pedir mesura a la prensa.

El plagio de Herman Pezo, que para muchos tiene muchos acertijos, creó también cierta empatía en algunos periodistas que anunciaron una campaña de motivación y de presión, incluyendo polos llamativos y marchas públicas, para exigir mano dura contra el “crimen organizado” y el alto nivel de delincuencia en la ciudad de Iquitos, “poniéndola en zozobra”. Habrá zozobra en los iquiteños cuando falten chelas o se cierren los bailodromos.

Estaba claro, Pezo en ese instante era una víctima y no era el personaje que extrañamente es el único que gana la mayoría de las licitaciones para la venta de insumos del programa alimenticio Vaso de Leche, una demagogia socialista que solamente alimenta su cuenta personal. Su desgracia no tenía nada que ver con el caso de que es el único que gana también cada dos años las millonarias licitaciones para el recojo de basura en Iquitos y el que fue capaz de construir “contra viento y marea” un botadero o macro basurero en la reserva ecológica Allpahuayo-Mishana.

Este chiclayano de vida discreta, el que lleva la fama secreta de ser el auspiciador financiero de muchos alcaldes elegidos y por elegirse, tal como acaba de descubrir la periodista Luz Marina Herrera, era ese momento una especie de mártir-botín para la prensa. Todas las coberturas estaban centradas en su cautiverio. Para los diarios fueron días felices (agotaban rápidamente sus ediciones), mientras los laureles auditivos se llevó LVS.

Si fue un éxito comercial, no fue lo mismo con la anunciada campaña contra el crimen organizado. No hubo consenso entre las autoridades comprometidas en seguridad ciudadana, al contrario se alejaron del tema y lo hicieron por que desconoce el tema y creen que este asunto solamente está en manos de la policía y el poder judicial. Algunos alcaldes, siguen creyendo que seguridad ciudadana es igual a seguridad de transito.Todos se hicieron los locos.

No hubo nada también, porque sorpresivamente el secuestrado fue encontrado por la policía a mas de 50 kilómetros del distrito de Mazán. Un jingle triunfador sobre el caso, que continuamente difunde radio la Voz de la Selva dice del éxtasis que se contagió la prensa local por el rescate con vida de Herman Pezo, todos estuvieron emotivos, estupefactos, algunos se vieron con los ojos enrojecidos. ¿Herman Pezo con vida, si todos temían su muerte? y con un interviú en exclusivo de Mary Pérez, entonces se puso punto final a esta tragedia. Era ya un refrito.

Nadie se preguntó cómo un sesentón, diabético e hipertenso pudo soportar tanto días de caminata por el monte y no mostrar deterioro físico, nadie indagó cómo durmió, qué comió y bebió durante 11 días, ¿Qué clase de secuestradores eran, si hasta el propio Pezo les califico de cultos? ¿Cómo es que cayeron los secuestradores? ¿Son ellos ¿Por qué nunca se supo los móviles del plagio, ¿Por qué no se habla del monto que solicitaron?, ¿Por qué dicen, quién lo dice, que intentaban llevarle a Colombia? ¿Alguien sabe si llevaba la misma ropa del día del secuestro ¿Cómo es que el plagiado al llegar a Iquitos daba muestra de un simple cansancio? Un simple chequeo médico y después fue enviado a su casa. ¿Por qué creer la única versión?

Al día siguiente de su libertad, se apagaron las velas, se descolgaron las cintas, se bajaron sus fotografías, terminaron las plegarias, la prensa se olvidó de él, andaban felices sus manos- derechas y también sus amigos como el Alcalde Salomón Abensur, con quien habría tenido apuros cuando Manuel Rosas Matos emitió en su programa radial una extraña grabación de una vinculación secreta y comprometedora.

Fue una buena idea el deseo de diagnosticar y frenar la delincuencia actual en Iquitos, lástima que fue parte de un show, porque ahora del tema sólo hablan los candidatos municipales. Por eso cuando sale a la luz pública la coima del Jefe del Pronaa, Gilbert Alvarado o el lapsus del Director Regional de Transporte y Comunicaciones, el Mayor PNP, Luis Luna, diciendo que cargo le costó 10 mil nuevos soles, no conmueven a nadie, no tienen mayor trascendencia, no inspiran sentimientos colectivos.

La oblicuidad de los medios está en que los actos delincuenciales que se realizan, por ejemplo, en la administración pública, no tienen el mismo impacto de los que se producen en la vía pública. Según la estadística del Poder Judicial, los números de casos de violación sexual y tráfico de drogas tienen similitud con los de apropiación ilícita en la administración pública, la dificultad estaría, aparte de que estos casos no están al alcance de la mano,  en exigir un mejor tratamiento informativo.

¿Por qué no se hace campañas contra los presidentes regionales, los alcaldes, los regidores, los jueces, los policías, los médicos, los fiscales, los maestros, los catedráticos, ingenieros y todo aquel que, desde su cargo, robe descaradamente los fondos del Estado y la región? ¿Por qué no hay un dedo acusador contra las mafias organizadas enquistadas en las entidades públicas, ¿Quién le hace caso al vice decano del Colegio de Economistas de Loreto, Róger Grández que ha revelado, a través de su boletín digital “Prospectiva”, que el 30 % de los fondos para la región Loreto, son desviados a través de artimañas refinadas a la cuenta de terceros.

Una primera respuesta para este tipo de silencio pasa por otras realidades y canales, difíciles de entender o de comprender como en el caso de la prensa loretana que subsiste o sobrevive económicamente de los subsidios que reciben de las entidades públicas. “No puedes chocar con la gallina de los huevos de oro”, me decía hace poco uno de ellos. Casi todos los periodistas y propietarios de medios periodísticos tienen algún contrato, por ejemplo con el Gobierno Regional. Unos reciben más que otros, unos hace colas, otros no. Algunos son más “amados” en cifras monetarias que otros.

Si se mide la delincuencia en su conjunto con diferentes varas, entonces ¿Cómo se puede exigir lucha frontal contra los escaperos. Si hay miopía con aquellos, que sentados, sin ningún esfuerzo y de un plumazo pueden llevarse al bolsillo hasta varios millones de dólares, como pueden exigir causa común contra las chaveteros, un contingente poblacional que cada día aumento por efectos del desempleo o la falta de oportunidades.

Imágenes de la llegada de Herman Pezo a Iquitos,  levantado en Youtube por La Verdad TV

*****

En cuestión de segundos, la noticia llegó al lugar más recóndito del mundo.

Eran las 7.03 de la mañana y un mensaje de texto colectivo realizado de un celular con tecnología 3G desde Iquitos advirtió que la noticia era cierta: Habían liberado a Herman Pezo.

Inmediatamente, lo que hice fue buscar la laptop y tratar de conseguir banda ancha. No me encontraba en Iquitos. No me encontraba en un espacio urbano. No había conexiones Wi-fi inmediatas. Pero sí había una conexión de USB móvil, siempre presta a solucionarnos la vida. Lo siguiente fue conectarla a la máquina, esperar unos segundos y listo: acceso permitido. (Nota: otra opción es tener a la mano un Blackberry o un I-phone con el servicio, es cuestión de comodidad personal).

Lo inmediato fue buscar el dato exacto de la liberación. A esa hora no había nada aún, los diarios interactivos donde ubico información amazónica no habían lanzado la noticia. Usualmente la prensa escrita y la televisiva no se preocupan mucho de pelear la primicia con la imbatible radio en las mañanas, aunque por lo visto, tienen un espacio mucho más grande para ingresar, que es la comunidad virtual planetaria de internet.

Recuerdo que existen otros portales informativos. Pero casi todos están desfasados o caducos o retrasados por años luz. Trato de buscar la info en la web de una radio. Aún no hay nada, pero recuerdo que en el site de la radio existe un sistema de stream (un enlace mediante aplicación) que permite escuchar audio en vivo. Imploro para que esta situación esté activada en estos momentos. Espero (mucho menos que en Iquitos, es cierto) y…Bingo, había señal.

La conductora del programa, como debe ser, habla de la noticia bomba del día y la matiza con datos, reportajes, enlaces, e invocaciones. Poco a poco se empieza a aclarar lo que ha sucedido. Yo escucho bien el sistema de retorno y estoy seguro que, desde el extranjero o desde tres mil metros sobre el nivel del mar, el audio llega sin interrupciones y nos lanza enlaces con el río o con sitios a los que usualmente no podemos acceder.

En el camino, la web de un diario y la de la radio mencionada empiezan a levantar la información. Yo, que tengo un blog trato de empezar a armar el rompecabezas de la noticia a través de los SMS, o de las llamadas mediante RPM o de algún correo electrónico de colegas y amigos que siguen las noticias en otras emisoras (entre ellas una gran radio de alcance nacional que tiene corresponsal en Iquitos). Interactividad multimedia al máximo.

Empiezo a levantar la info, a los que vemos alimentando. La gente que se va levantando lentamente en otras ciudades se entera a través el Twitter (una famosa y popular red social que muy pocos colegas e internautas charapas usan y deberían tratar de hacerlo, porque su capacidad para difundir su material incluso es más fuerte que en la propia página web, inmediata y amable). La laptop se convierte en un gran ordenadora de ventanas que se abren y cierran de acuerdo a la necesidad. Además de las noticias de Pezo que levantamos en Twitter, llegan las de la asunción del mando de Piñera, una alerta de tsunami, el trailer de la nueva película “Eclipse” y un debate entre Rosa María Palacios y Carlos Raffo. Todo al mismo instante.

Alguien me promete una foto del traslado del liberado a la clínica. Pienso que Twitpic sería una buena herramienta para levantala. Otros me dicen que es una serie de fotos. Entonces es mejor, sin duda, el Flickr. Además, escuchamos en directo la voz de Herman Pezo luego de doce días de cautiverio gracias a una entrevista que se le hace desde un teléfono móvil.

Lo interesante es que mientras desarrollamos la noticias, el Skype nos devuelve a la gente que en este momento desarrolla info en directo, con audio o voz; o con datos de la comunidad blogger a través del Google Talk, que son mucho más eficaces que el nuca bien ponderado MSN.

La info que he recopilado la desarrollo en el blog, levantando inmediatamente en una nota (o post) con datos de primera mano, desde emisoras, medios de comunicación, periodistas hasta amigos cercanos que siguen el caso y retroalimentan la noticia. La nota se difunde y se logra tener un rebote notable.

Posteriormente, un diario local levanta las primeras imágenes que puede ver el mundo de Herman Pezo a través de un pequeño video captado dentro de la clínica Ana Sthal que ha sido subido a Youtube.

La información llegó en el mismo momento que estuvo desarrollándose. La misma que fue compartida en Panamá, Tailandia, Contamana y Arequipa. Nadie se quedó sin saber del tema y del final afortunado que tuvo Pezo. Y todos aprendimos que la distancia no es motivo para conocer, para informarse adecuadamente y para seguir en contacto con tus espacios de origen.

Hace un tiempo visitaba colegios estatales de Iquitos, llevando una campaña de capacitación en nuevas tecnologías de la información con los amigos de Lorito, INC,IIAP, FISI UNAP. Lo más saltante que se lograba descubrir no era el deficiente y terrible servicio de internet en la ciudad. Lo realmente clamoroso era que los estudiantes no contaban con máquinas computadoras. No contaban con un servicio de internet. En varios casos no contaban con un profesor lo suficientemente calificado para enseñarles nociones básicas de Informática. No hablo de escuelitas de los sectores rurales de Loreto, sino de grandes unidades de la capital regional. Y aunque en algunos colegios privados la cosa no iba de maravillas, había una diferencia abismal con la atención brindada en este rubro en los colegios públicos.

No voy a comentar la importancia casi fundamental que tiene el internet en estas épocas. Sería ocioso. Pero sí es vital señalar que la discriminación y exclusión que se genera entre los colegios con dinero y los que no lo tienen en estos casos es abierta y ahí es cuando la atención del Estado es impostergable, sin dudas ni afanes mercantilistas. No se puede concebir que un joven que quiere prepararse para el futuro no tenga en sus manos una herramienta que, como vemos y usada de modo adecuado, lo conecta también con el mundo de modo inmediato e integral y le da espacios para su realización personal y profesional.

Pensar que en otras países, como Finlandia el internet con conexión ultraveloz es derecho fundamental de todos los ciudadanos. Acá aún existen algunos que manejan cargos públicos – o aspiran a ellos – que creen que cemento y sólo cemento solucionará nuestro subdesarrollo intelectual y económico.

El tema es simple: Sin carreteras de la información para todos no hay democracia; sin educación globalizada y herramientas tecnológicas para todos no hay democracia; sin internet igualitario para todos de ninguna manera hay democracia.

Imágenes que levantó Pro&Contra sobre la llegada de Herman Pezo a la clínica Ana Sthal luego de su liberación

*****

Luego de una tensa espera que puso en vilo a la comunidad, el poderoso empresario Herman Pezo, secuestrado hace 12 días en la ciudad de Iquitos, finalmente fue liberado esta madrugada, gracias a un paciente trabajo de investigación y espera. La información fue confirmada por la Policía Nacional y por el señor Jaime Cavero, portavoz de la familia, a las 7.03 de la mañana de hoy jueves 11 de marzo (hora local).

El empresario fue liberado en un lugar aún indeterminado, cerca de  Mazán, en la provincia de Maynas, a las 4 de la mañana, según el diario Pro & Contra Se supo que el rescate fue posible gracias a una labor eficiente de la unidad antisecuestros de la Policía Nacional. En Mazán, Pezo se reencontró con su hijo. Según versión del portavoz familiar, al momento de su liberación, Herman Pezo habría sido trasladado que  proporcionó el presidente del gobierno regional de Loreto, Iván Vásquez.

A las 8.45 a.m. Herman Pezo llegó a la ciudad de Iquitos e inmediatamente  fue trasladado a la clínica Ana Sthal. Se sabe que la salud de Herman Pezo es débil pero se encuentra estable, además por su condición de hipertenso y diabético.  Según testimonios, el semblante era pálido y  su delgadez es evidente, pero se encontraba muy sereno. Dentro de la clínica lo esperaba el alcalde de Maynas, Salomón Abensur, así como la plana mayor de la Policía Nacional. El cordón de seguridad en la clínica es bastante riguroso y el movimiento de la prensa fue descomunal ante una noticia de alto impacto regional.

A las 9.15 a.m. el periodista Fernando Tapia, director del semanario La Verdad,  logró ingresar a la clínica y logró sacar una declaración de Herman Pezo que transmitió a través del programa de Mary Pérez de radio La Voz de la Selva. Pezo, brevemente, indicó que tiene dolores muy fuertes de columna y de rodilla, debido a los largos trechos que le hicieron caminar los secuestradores, pero se encuentra muy feliz de haber salido de lo que señaló fue “un muy desgradable momento”.  Pezo expresó su  agradecimiento y dijo que en breve podrá declarar sobre el tema.

El secuestro de Pezo, de origen chiclayano, ha tenido en vilo a la ciudad debido no sólo a la forma en que fue captado por un grupo de delincuentes (los cuales empezaron a caer desde el viernes pasado) sino también por la ifluencia económica y política que mantenía el secuestrado en las más altas esferas loretanas.

La Policia señaló que no hubo negociación ni pago por la liberación de  Herman Pezo.

Link: Imágenes exclusivas de Herman Pezo en Iquitos (Pro & Contra)

Link: Así informa Diario La Región

Blog: Crónica del secuestro y posterior liberación (Iquitos News)

Blog: El estado de Herman Pezo, según reporte de PNP, según Infolinea (Delaselvasuwebón)

De todos los síntomas que he percibido últimamente en Iquitos, el más intenso y evidente es el miedo.

Miedo a salir a la calle.

Miedo de dejar la moto estacionada sin cadenas o alarmas ultra sensibles

Miedo de dejar la casa vacía.

Miedo de salir de noche, de caminar por lugares solitarios, de sacar el carro más bacán.

Miedo de usar cosas caras, de invitar a extraños a tomar agua en la sala.

No hay nadie de Iquitos que conozca que no haya sido víctima o tenga un familiar o un pariente que haya sido víctima de un robo, hurto, agresión, atraco en los últimos tiempos.

Lo más difícil de asumir es que en algunos caso a cada uno de nosotros han intentado afectarnos.

A mí  me han robado al paso en motocarro una gorra a un par de cuadras de mi casa. Intentaron, cuando andaba con mis amigos Kenny e Irina, robarme en grupo en la esquina de mi casa. Han robado algunas puertas de fierro en el frontis de mi casa. Les han robado a mis tíos a cada rato en su patio delantero. He presenciado cómo algunos buenos amigos pierden su moto, son desvalijadas sus habitaciones, son extraídos sus motocarros, son arranchados sus celulares o sus bolsos. He tenido que contener mi incredulidad al saber que también se roban perros y mascotas. He visto cómo se intenta sacar dinero de mi cuenta bancaria. He tenido que rumiar mi asombro cuando le birlaron el vehículo a mi ex secretaria a media cuadra de una comisaría importante y nadie dijo nada, nadie vio nada, nadie sabía nada.

He leído en los medios de comunicación cómo operan las bandas juveniles, cómo se enfrascan en batallas campales en las calles del centro de la ciudad. A la gente le bolsiquean en la cola en el estadio. Hay asesinatos y los delincuentes roban con armas de fuego. Empiezan a existir las llamadas amenazadoras. Al hijo del alcalde de Maynas le roban a una céntrica arteria. A una vecina le atracan en la esquina inmediata al nuevo edificio del Serenazgo. Hay persecuciones de transeúntes y motociclistas sobre todo en las zonas más alejadas de los distritos urbanos.

Todo esto en menos de un año.

Ahora, la sensación de impotencia ha sobrevenido en pánico luego del secuestro de Herman Pezo, hombre fuerte de los negocios y conocido por sus vinculaciones con las altas esferas políticas de la región (y, de paso, padre de una muy querida amiga, a quien desde estas líneas le envío mi solidaridad, a ella y su familia).

He percibido cómo los empresarios y los comerciales exitosos de Iquitos han montado en histeria.

Sé que esta semana han crecido notablemente las demandas por cámaras de vigilancia, seguridad vecinal y protección personal.

Los murmullos son totales en todas las esferas, desde supuestos paraderos, supuestos victimarios, supuestos plagiarios se han multiplicado por mil en estos días.

El consenso unánime es: si eso le ha pasado a alguien como Herman Pezo ¿por qué no podría pasarme a mí?

Miedo, en suma. Y paranoia.

De todos los comentarios que he leído sobre la creciente ola delincuencial que nos azota intensamente, resalto el pertinente y atinado editorial de este diario publicado el lunes. Extraigo de él algunas reflexiones:

El secuestro del empresario Herman Pezo Rentería revela lastimosamente que Iquitos ha cedido a las bandas armadas y profesionales de la delincuencia que obviamente requiere un aparato del estado con las mismas características pero para el bien de la seguridad ciudadana, un órgano que pase por lo más profesional de la Policía Nacional, porque ya no es extraño desde hace meses – sino años – que cuando ocurre un suceso de esta naturaleza, tienen que ser efectivos policiales de Lima que lleguen a investigar y dar co los posibles culpables”

“Ya no se trata de asaltantes de gallinas o de excesos del alcohol para la actuación de un Serenazgo local, ahora el secuestro con ribetes del sicariato ha tocado las puertas de una ex tranquila ciudad que ya no sabe si empezar a cerrar las puertas y pensar que lo peor de la delincuencia nos está derrotando

¿Qué hacemos? No se trata simplemente de decir que aquí hay responsabilidades de otros. Porque, sí, es cierto, las autoridades respectivas quizás no han trabajando un plan de seguridad mínimo y básico para afrontar este tsunami de malas noticias (como usualmente tampoco planifican en casi nada) y es cierto que la Policía Nacional ha dejado de lado su labor de proteger a la ciudadanía y muchas veces, por indolencia o ineficiencia, ha dejada desguarnecida a la ciudad. También es cierto que un Serenzago equipado también debería venir acompañado de una adecuada preparación por parte de sus miembros. Sin embargo, no sólo depende de ellos, sino también de nosotros, los ciudadanos que ayudemos a que esto se solucione.

He escuchado teorías de todo tipo esta semana, pero también propuestas que por su carácter, deberían ser tomados muy en serio, pero como advertencia, para combatir la delincuencia. Mucho ojo con este y similares planteamientos. El miedo nos puede llevar a situaciones extremas. Abrir este tipo de puertas no sólo es peligroso, sino también, aunque lo deseemos posteriormente, no hay vuelta atrás.

Es evidente que, como toda ciudad que empieza a crecer, el desorden y el caos empiecen a campear y eso ha hecho también que la codicia atraiga el delito. No pasa sólo en Iquitos. Por ejemplo, para no ir lejos, Chiclayo y Trujillo afrontan problemas similares y más graves. Pero debe generarse una concertación urgente, que incluya también planes a mediano y largo plazo. Ya no basta estar pensando de forma mediocre, con intención política, sino en ver la seguridad colectiva. Ya no basta con que los candidatos se sienten y le sonrían a todos, mientras dan regalitos y piensan que la gente es tonta. No esperemos que a ellos, los políticos, también les suceda lo de Herman Pezo para que se decidan  no sólo a plantear, sino también a tomar acciones inmediatas.

ACTUALIZACION (Jueves 11 marzo, 7.03 a.m):  Empresario Herman Pezo fue liberado esta madrugada luego de 12 días de secuestro.

La ciudad de Iquitos se ha convertido desde no hace mucho en una ciudad absolutamente insegura. Esto ha ido incluso a pesar de los discursos incendiarios y demagógicos de las autoridades, entre ellas la del Alcalde de la ciudad, cuyo propio hijo fue  hace unas semanas, precisamente, víctima de unos delincuentes que lo golpearon y desvalijaron de algunas joyas en una calle céntrica. A los asaltos constantes que se perpetran en la vía pública todos los días, pasando por los atracos furtivos, robos de domicilios, así como de motocicletas, se suma ahora la modalidad del secuestro. La víctima ha sido Herman Pezo Rentería, chiclayano de nacimiento, uno de los empresarios más conocidos y poderosos de la región Loreto, famoso por sus relaciones sociales y políticas en las más altas esferas loretantas. Según el diario Perú 21, citando fuentes policiales, Pezo había venido recibiendo amenazas de muerte constantes.

Aquí la nota del diario iquiteño Pro & Contra sobre el particular:

Cerca de la una de la madrugada de hoy, el empresario Herman Pezo Reintería, fue secuestrado por dos sujetos que vestían uniforme policial cuando salía del coliseo de gallos ubicado en la cuadra 12 de la calle Calvo de Araujo en Iquitos. La Policía informó que se encontró en la carretera Las Camelias, la camioneta marca KIA en la que fue llevado el empresario y señalaron que aún los secuestradores no se han comunicado con sus familiares.

Herman Pezo, salía en compañía de dos personas identificadas como Yhony Flores Tafur y Antonio Barbarán Ascoy, dos aficionados a la cría de gallos como el empresario. Ya en su auto, dos supuestos policías lo abordaron para pedirle sus documentos y al salir del mismo Pezo habría sido maniatado y subido a esta camioneta alquilada a la empresa River Fox. En el lugar se han encontrado dos DNI a nombre de Edilberto Cienfuegos García y Aquiles Zevallos Pérez quienes habrían alquilado la camioneta, pero estos documentos habrían sido clonados. La Policía en estos momentos rastrea la zona de Nanay buscando alguna pista que lleve con el paradero de Pezo Reintería dueño de la empresa MP que recoge la basura en Iquitos y proveedor de varias municipalidades en Loreto en el rubro lacteo.