Posts etiquetados ‘delincuencia’

Aquí dos portadas de diarios iquiteños sobre los últimos movimientos delincuenciales que han golpeado duramente a una ciudad que ha dejado hace rato de ser tranquila y segura.

En primer lugar, el asesinato de Mauro Zevallos, un joven estudiante de ingeniería de sistemas, que fue acuchillado por un avezado y rontuariado delincuente que estaba libre, andando como le diese la gana. La nota es del diario Pro & Contra:

En circunstancias que son materia de investigación el estudiante de Ingeniería de Sistemas de la UCP, Mauro Zevallos Álvarez (24) y ex alumno agustino de la promoción 2002, murió desangrado luego que fue brutalmente acuchillado en la yugular y en diferentes partes del cuerpo en la vereda del bar “La Baranda” en la cuadra seis de la avenida Túpac Amaru.

Según Juan José Zevallos (21), testigo clave de los hechos y primo del infortunado estudiante, que junto a un motocarrista aún no identificado libaban licor desde tempranas horas, el ataque sangriento sucedió al promediar las 4 de la mañana, cuando se aprestaban a regresar a casa cuando fueron abordados por un sujeto en completo estado de ebriedad y drogadicción que los atacó violentamente sin que pudieran reaccionar a tiempo.

Dijo también que el agresor tras acuchillar a su primo huyó raudamente sin que pudieran retenerlo, sólo atinaron a gritar pidiendo ayuda pero nadie los auxiliaba, los motocarristas que pasaban por el lugar se mostraban indiferentes, luego de 15 minutos recién Mauro Zevallos pudo ser trasladarlo al Hospital Apoyo Iquitos donde los médicos sólo se limitaron a certificar su deceso.

Por otros lado, en horas de la noche del viernes 3, avezados delincuentes ingresaron a la sede de importante Universidad Científica Peruana, cetnro privado de educación superior local, con el fin de llevar a cabo un espectacular robo del dinero de Tesorería. Aunque frustrado, el hecho generó un herido  y el miedo generalizado de la comunidad universitaria. La nota es de La Región:

Según los testigos, los asaltantes, quienes estaban bien vestidos, ingresaron sin contratiempos por la puerta principal y fueron directo a su objetivo. En esos instantes, el cajero Máximo Nunez Curto Mafaldo (35) regresaba de los servicios higiénicos y se encontró cara a cara con los ladrones.

Al verlo, los sujetos se le fueron encima y realizaron un forcejeo. Máximo, al notar que lo querían obligar a abrir la caja, se lanzó de cabeza contra la mampara que divide su área con los pasillos, sin importarle que le pudieran disparar por rebelde. Su intención era hacer bulla y llamar la atención de los miembros de seguridad de la universidad.

Los atracadores, al sentirse impotentes, habrían golpeado con sus pistolas al cajero y se fugaron realizando varios disparos para abrirse camino. Máximo Curto quedó tendido en el suelo en medio de un charco de sangre y de los vidrios rotos. Sus compañeros, temerosos pero apremiados por el momento, lo llevaron al hospital Iquitos de emergencia.

En esos instantes llegaron varios efectivos de la Divincri. La información que tenían era que dos asaltantes lograron escapar y que otro estaba escondido en una de las aulas. De inmediato se inició una intensa búsqueda con arma en mano, ante la mirada atónita de los universitarios y trabajadores.

Los policías corrían de un lado a otro. Se trepaban a los cielorrasos y bajaban rápidamente porque varias voces alertaban, a la misma vez que desorientaban, sobre la presencia del asaltante. Gritos venían de todas partes diciendo que ya lo habían encontrado, los pocos estudiantes que salían de los salones lloraban de miedo.

En la parte trasera de la universidad, el personal policial logró capturar a un individuo, identificado como Marco Antonio Flores García (29), quien sería uno de los sospechosos porque estaba escondido. A esta persona la llevaron a la comisaría 09 de Octubre, pero a los pocos minutos salió libre porque solo era un morador de la zona que se había agazapado por la balacera.

Mientras tanto, ¿qué hace la Policía? Persiguiendo e interviniendo al cantante Pedro Suárez Vertiz para que les brinde un autógrafo.

Lamentable y triste. Una sensación de impotencia se apodera de la ciudadanía en general.

Link: El miedo y la ciudad

Link: Siguen robos de cables en Iquitos (La Región)


Divertida e irónica nota de Isaac Ocampo en su blog Delaselvasuwebon sobre la forma como la esforzada y preocupada Policía Nacional de Iquitos, seguremente alertada por el gran desembalse de la delincuencia en nuestra ciudad, interviene al conocido cantante nacional Pedro Suarez Vertiz, (quien esta noche brindará un concierto benéfico en El Pardo celebrando el Día Mundial del Agua)  mientras visitaba la famosa y a menudo abandonada a su suerte Plaza 28 de Julio, con el único fin de pedirle un autógrafo.

Las fotos son del periodista Javier Medina Dávila. Aquí algunos extractos del texto de Ocampo:

Según Javier Medina la Charla fue esta:

- ¿Díganme señores, por qué me intervienen?
– ¿Es usted Pedro Suárez Vertiz?
– Si, señores, por qué lo preguntan.
– Por nada. Solo queremos felicitarlo y que nos de su autógrafo, por favor.
– ¡Claro, choches! Si a la policía se les respeta, también les damos un autógrafo. ¿Van a ir al concierto en el José Pardo, verdad?
– Claro, Pedrito, ahí vamos a estar para cuidar el orden y el agua…

O sea, encima que la tombería no funciona bien en Iquitos, a la hora de pedir autógrafos, si la hacen linda. Eso también es falta de ética. Pues mis jefes no me permitirian dejar de hace mi trabajo por ir a pedir un autógrafo. Y despues cuando llamas a la policia, dicen que no tienen gasolina.

Que buena aglomeración de la policia motorizada, mientras que fácil en la Plaza de Armas siguen asaltando turistas.

Así cuidan nuestros tombos la cada vez más insegura y peligrosa Iquitos

Imágenes que levantó Pro&Contra sobre la llegada de Herman Pezo a la clínica Ana Sthal luego de su liberación

*****

Luego de una tensa espera que puso en vilo a la comunidad, el poderoso empresario Herman Pezo, secuestrado hace 12 días en la ciudad de Iquitos, finalmente fue liberado esta madrugada, gracias a un paciente trabajo de investigación y espera. La información fue confirmada por la Policía Nacional y por el señor Jaime Cavero, portavoz de la familia, a las 7.03 de la mañana de hoy jueves 11 de marzo (hora local).

El empresario fue liberado en un lugar aún indeterminado, cerca de  Mazán, en la provincia de Maynas, a las 4 de la mañana, según el diario Pro & Contra Se supo que el rescate fue posible gracias a una labor eficiente de la unidad antisecuestros de la Policía Nacional. En Mazán, Pezo se reencontró con su hijo. Según versión del portavoz familiar, al momento de su liberación, Herman Pezo habría sido trasladado que  proporcionó el presidente del gobierno regional de Loreto, Iván Vásquez.

A las 8.45 a.m. Herman Pezo llegó a la ciudad de Iquitos e inmediatamente  fue trasladado a la clínica Ana Sthal. Se sabe que la salud de Herman Pezo es débil pero se encuentra estable, además por su condición de hipertenso y diabético.  Según testimonios, el semblante era pálido y  su delgadez es evidente, pero se encontraba muy sereno. Dentro de la clínica lo esperaba el alcalde de Maynas, Salomón Abensur, así como la plana mayor de la Policía Nacional. El cordón de seguridad en la clínica es bastante riguroso y el movimiento de la prensa fue descomunal ante una noticia de alto impacto regional.

A las 9.15 a.m. el periodista Fernando Tapia, director del semanario La Verdad,  logró ingresar a la clínica y logró sacar una declaración de Herman Pezo que transmitió a través del programa de Mary Pérez de radio La Voz de la Selva. Pezo, brevemente, indicó que tiene dolores muy fuertes de columna y de rodilla, debido a los largos trechos que le hicieron caminar los secuestradores, pero se encuentra muy feliz de haber salido de lo que señaló fue “un muy desgradable momento”.  Pezo expresó su  agradecimiento y dijo que en breve podrá declarar sobre el tema.

El secuestro de Pezo, de origen chiclayano, ha tenido en vilo a la ciudad debido no sólo a la forma en que fue captado por un grupo de delincuentes (los cuales empezaron a caer desde el viernes pasado) sino también por la ifluencia económica y política que mantenía el secuestrado en las más altas esferas loretanas.

La Policia señaló que no hubo negociación ni pago por la liberación de  Herman Pezo.

Link: Imágenes exclusivas de Herman Pezo en Iquitos (Pro & Contra)

Link: Así informa Diario La Región

Blog: Crónica del secuestro y posterior liberación (Iquitos News)

Blog: El estado de Herman Pezo, según reporte de PNP, según Infolinea (Delaselvasuwebón)

De todos los síntomas que he percibido últimamente en Iquitos, el más intenso y evidente es el miedo.

Miedo a salir a la calle.

Miedo de dejar la moto estacionada sin cadenas o alarmas ultra sensibles

Miedo de dejar la casa vacía.

Miedo de salir de noche, de caminar por lugares solitarios, de sacar el carro más bacán.

Miedo de usar cosas caras, de invitar a extraños a tomar agua en la sala.

No hay nadie de Iquitos que conozca que no haya sido víctima o tenga un familiar o un pariente que haya sido víctima de un robo, hurto, agresión, atraco en los últimos tiempos.

Lo más difícil de asumir es que en algunos caso a cada uno de nosotros han intentado afectarnos.

A mí  me han robado al paso en motocarro una gorra a un par de cuadras de mi casa. Intentaron, cuando andaba con mis amigos Kenny e Irina, robarme en grupo en la esquina de mi casa. Han robado algunas puertas de fierro en el frontis de mi casa. Les han robado a mis tíos a cada rato en su patio delantero. He presenciado cómo algunos buenos amigos pierden su moto, son desvalijadas sus habitaciones, son extraídos sus motocarros, son arranchados sus celulares o sus bolsos. He tenido que contener mi incredulidad al saber que también se roban perros y mascotas. He visto cómo se intenta sacar dinero de mi cuenta bancaria. He tenido que rumiar mi asombro cuando le birlaron el vehículo a mi ex secretaria a media cuadra de una comisaría importante y nadie dijo nada, nadie vio nada, nadie sabía nada.

He leído en los medios de comunicación cómo operan las bandas juveniles, cómo se enfrascan en batallas campales en las calles del centro de la ciudad. A la gente le bolsiquean en la cola en el estadio. Hay asesinatos y los delincuentes roban con armas de fuego. Empiezan a existir las llamadas amenazadoras. Al hijo del alcalde de Maynas le roban a una céntrica arteria. A una vecina le atracan en la esquina inmediata al nuevo edificio del Serenazgo. Hay persecuciones de transeúntes y motociclistas sobre todo en las zonas más alejadas de los distritos urbanos.

Todo esto en menos de un año.

Ahora, la sensación de impotencia ha sobrevenido en pánico luego del secuestro de Herman Pezo, hombre fuerte de los negocios y conocido por sus vinculaciones con las altas esferas políticas de la región (y, de paso, padre de una muy querida amiga, a quien desde estas líneas le envío mi solidaridad, a ella y su familia).

He percibido cómo los empresarios y los comerciales exitosos de Iquitos han montado en histeria.

Sé que esta semana han crecido notablemente las demandas por cámaras de vigilancia, seguridad vecinal y protección personal.

Los murmullos son totales en todas las esferas, desde supuestos paraderos, supuestos victimarios, supuestos plagiarios se han multiplicado por mil en estos días.

El consenso unánime es: si eso le ha pasado a alguien como Herman Pezo ¿por qué no podría pasarme a mí?

Miedo, en suma. Y paranoia.

De todos los comentarios que he leído sobre la creciente ola delincuencial que nos azota intensamente, resalto el pertinente y atinado editorial de este diario publicado el lunes. Extraigo de él algunas reflexiones:

El secuestro del empresario Herman Pezo Rentería revela lastimosamente que Iquitos ha cedido a las bandas armadas y profesionales de la delincuencia que obviamente requiere un aparato del estado con las mismas características pero para el bien de la seguridad ciudadana, un órgano que pase por lo más profesional de la Policía Nacional, porque ya no es extraño desde hace meses – sino años – que cuando ocurre un suceso de esta naturaleza, tienen que ser efectivos policiales de Lima que lleguen a investigar y dar co los posibles culpables”

“Ya no se trata de asaltantes de gallinas o de excesos del alcohol para la actuación de un Serenazgo local, ahora el secuestro con ribetes del sicariato ha tocado las puertas de una ex tranquila ciudad que ya no sabe si empezar a cerrar las puertas y pensar que lo peor de la delincuencia nos está derrotando

¿Qué hacemos? No se trata simplemente de decir que aquí hay responsabilidades de otros. Porque, sí, es cierto, las autoridades respectivas quizás no han trabajando un plan de seguridad mínimo y básico para afrontar este tsunami de malas noticias (como usualmente tampoco planifican en casi nada) y es cierto que la Policía Nacional ha dejado de lado su labor de proteger a la ciudadanía y muchas veces, por indolencia o ineficiencia, ha dejada desguarnecida a la ciudad. También es cierto que un Serenzago equipado también debería venir acompañado de una adecuada preparación por parte de sus miembros. Sin embargo, no sólo depende de ellos, sino también de nosotros, los ciudadanos que ayudemos a que esto se solucione.

He escuchado teorías de todo tipo esta semana, pero también propuestas que por su carácter, deberían ser tomados muy en serio, pero como advertencia, para combatir la delincuencia. Mucho ojo con este y similares planteamientos. El miedo nos puede llevar a situaciones extremas. Abrir este tipo de puertas no sólo es peligroso, sino también, aunque lo deseemos posteriormente, no hay vuelta atrás.

Es evidente que, como toda ciudad que empieza a crecer, el desorden y el caos empiecen a campear y eso ha hecho también que la codicia atraiga el delito. No pasa sólo en Iquitos. Por ejemplo, para no ir lejos, Chiclayo y Trujillo afrontan problemas similares y más graves. Pero debe generarse una concertación urgente, que incluya también planes a mediano y largo plazo. Ya no basta estar pensando de forma mediocre, con intención política, sino en ver la seguridad colectiva. Ya no basta con que los candidatos se sienten y le sonrían a todos, mientras dan regalitos y piensan que la gente es tonta. No esperemos que a ellos, los políticos, también les suceda lo de Herman Pezo para que se decidan  no sólo a plantear, sino también a tomar acciones inmediatas.

ACTUALIZACION (Jueves 11 marzo, 7.03 a.m):  Empresario Herman Pezo fue liberado esta madrugada luego de 12 días de secuestro.

La ciudad de Iquitos se ha convertido desde no hace mucho en una ciudad absolutamente insegura. Esto ha ido incluso a pesar de los discursos incendiarios y demagógicos de las autoridades, entre ellas la del Alcalde de la ciudad, cuyo propio hijo fue  hace unas semanas, precisamente, víctima de unos delincuentes que lo golpearon y desvalijaron de algunas joyas en una calle céntrica. A los asaltos constantes que se perpetran en la vía pública todos los días, pasando por los atracos furtivos, robos de domicilios, así como de motocicletas, se suma ahora la modalidad del secuestro. La víctima ha sido Herman Pezo Rentería, chiclayano de nacimiento, uno de los empresarios más conocidos y poderosos de la región Loreto, famoso por sus relaciones sociales y políticas en las más altas esferas loretantas. Según el diario Perú 21, citando fuentes policiales, Pezo había venido recibiendo amenazas de muerte constantes.

Aquí la nota del diario iquiteño Pro & Contra sobre el particular:

Cerca de la una de la madrugada de hoy, el empresario Herman Pezo Reintería, fue secuestrado por dos sujetos que vestían uniforme policial cuando salía del coliseo de gallos ubicado en la cuadra 12 de la calle Calvo de Araujo en Iquitos. La Policía informó que se encontró en la carretera Las Camelias, la camioneta marca KIA en la que fue llevado el empresario y señalaron que aún los secuestradores no se han comunicado con sus familiares.

Herman Pezo, salía en compañía de dos personas identificadas como Yhony Flores Tafur y Antonio Barbarán Ascoy, dos aficionados a la cría de gallos como el empresario. Ya en su auto, dos supuestos policías lo abordaron para pedirle sus documentos y al salir del mismo Pezo habría sido maniatado y subido a esta camioneta alquilada a la empresa River Fox. En el lugar se han encontrado dos DNI a nombre de Edilberto Cienfuegos García y Aquiles Zevallos Pérez quienes habrían alquilado la camioneta, pero estos documentos habrían sido clonados. La Policía en estos momentos rastrea la zona de Nanay buscando alguna pista que lleve con el paradero de Pezo Reintería dueño de la empresa MP que recoge la basura en Iquitos y proveedor de varias municipalidades en Loreto en el rubro lacteo.