Archivos para julio, 2009

luis chumbe

Este lunes a las 7 p.m. se estrena en Canal 19 de Iquitos la miniserie “Colegio Nacional”. Producto eminentemente loretano, ha sido dirigido y producido por La Restinga, auspiciado por Jaime Vásquez Valcárcel y Tierra Nueva, se convierte en un producto inédito en su género en nuestra ciudad. La primera miniserie regional. Joven creatividad loretana que da el salto hacia la televisión y es apoyada con firmeza y decisión.   

La miniserie fue escrita y dirigida por el talentoso adolescente Luis Chumbe, de 16 años.  Entrevistamos a Lucho Chumbe, que se ha convertido en uno de los jóvenes creadores más prometedores del medio. Lucho es videasta y trabaja en edición audiovisual. Desde muy joven ha estado frente a una cámara, en pantallas televisivas o cinematográficas. Ahora debuta dirigiendo, liderando, generando visiones. Sobre colegio, escuela, maestros, videos, sueños y realidades trata esta conversa.  

¿Cómo surgió la vocación por los audiovisuales?

En realidad fueron ganas de empezar algo nuevo. Por la Restinga llego al audiovisual, ellos fueron a mi ex colegio para un tema de teatro y así llegué ahí. Luego se inició el taller de video y como era un tema nuevo, probé. De ahí hace 5 años estoy acá, capacitándome, tanto en cosas grandes como pequeñas.  

Una vez, Ernesto Cardenal, el poeta nicaragüense, se mostró  fascinado por un video que hicieron en el taller de video de La Restinga a raíz de su primera visita ¿qué recuerdos tienes de ello?

Bueno, fue en esa época que entré en La Restinga, fue como un producto del taller de periodismo escolar que tú dirigías. Fue mi primera experiencia con los audiovisuales y me gustó bastante.   

¿En qué otros proyectos audiovisuales han participado?

En “Somos ahora”, un programa tele todos los sábados, con temática social, yo tenía una secuencia con un amigo, llamado “Berraquillos”, y hacíamos entrevistas. Además, he participado en realización de cortometrajes y en talleres.  

¿Cómo les fue con “Somos Ahora”?

Creo que bien, estuvimos más de dos años en el aire y cada vez se perfeccionaba, si vemos del principio al final, la calidad fue mejorando, en edición, encuestas e informes. Fue un buen  tiempo, porque allí me desarrollé más en el campo audiovisual.  

¿Cómo fue la experiencia de participar en Amazónico Soy?

En “Amazónico Soy”  participé como uno más de la Restinga, declamando un poema y como participante del proyecto aula móvil, igual que otros chicos. Sin embargo, de esa experiencia nació la idea de la miniserie “Colegio Nacional” y un proyecto un guión de 15 páginas.  

¿Fue difícil escribir el guión?

Fue una experiencia nueva, un reto bastante amplio. Fue lo más largo que he escrito en mi vida,  tomó esfuerzo, y mi potencial se dedicó a plasmar lo que sabía, estuve muy dedicado a eso, por un mes solo me dediqué a eso, dormía y escribía, comía y escribía, pero nunca fue aburrido, siempre tenía ganas de seguir.  

¿Qué propone “Colegio Nacional” al televidente?

Pretende, en primera instancia, causar impacto, que las personas se sientan identificadas, que tomen conciencia sobre los problemas que ocurren en un colegio normal, pero tomar conciencia no solo de las cosas malas sino también de las buenas, mostrar todas las facetas y cómo se solucionan las dificultades.  

¿Qué anécdotas recuerdas del rodaje?

Bueno, como era muy difícil trabajar como jóvenes, siempre había cosas que faltaban y ello causaba retraso y a veces molestaba. Por otro lado la convivencia que se tuvo con los chicos fue buena, estuvimos como dos o tres semanas, y siempre estábamos en contacto con chicos. Con los actores adultos igual, se portaron muy bien, no tuve ningún problema, todos fueron muy colaboradores.  

¿Crees que existe un movimiento importante audiovisual que se está gestando en Iquitos?

Ahora sí  que está creciendo. Cuando vi el Festival Estamos en la calle, vi que hay cosas, hay mucha gente interesada en hacer cosas, y hay espíritu de hacer cosas y ver cosas.  

¿Qué has aprendido en La Restinga?

Aprendí  a vivir, he pasado mucho tiempo, cosas muy importantes en mi vida, estoy allí desde que tenía 12 años y ahí me he desarrollado, aún sigo aprendiendo, creo que La Restinga es un buen espacio para darte la oportunidad de que te den cosas. Hay muchos chicos que tienen talento y ganas, gente que es mucho mejor que yo, si no les dan oportunidades no habrán cosas  importantes. Yo encontré un espacio.  

¿Cuál es tu opinión sobre el trabajo que hacen los líderes de La Restinga?

Están trabajando muy bien y lo siguen haciendo, ayudando a muchos chicos en diferentes aspectos de su vida. Se ha formado un bonito grupo, muy unido y aprendemos cosas siempre, la idea es que estamos creando ciudadanos participantes.   

¿Qué películas sobre la Amazonía te gustan mucho?

“Fitzcarraldo” me ha gustado mucho, por la historia que cuenta. El documental “Amazónico Soy” tuvo mucho color y fue muy interesante.  

  ¿Qué películas en general  han influido en tu vida?

“Habana blues” me gustó bastante; también “Quisiera ser millonario”, que se hizo en la India, por la manera tan cruda de mostrar la realidad, la pobreza, etc.   

  ¿Cómo crees que los jóvenes de ahora están contribuyendo con la cultura amazónica?

Están haciendo cosas, creo que hay ganas y talento pero debería más espacio donde se pueda ver eso, en el teatro hay muchas ganas, en Belén hay muchos chicos que están trabajando, como promotores y gestores.  

¿Qué proyectos personales o grupales tienes luego de Colegio Nacional?

Por ahora, con lo que gané en la miniserie, estudiaré un curso de guión. Me interesa mucho escribir y desarrollarme en los medios audiovisuales. Luego veré. Hay muchas ideas, espero que se muy pronto se conviertan en proyectos establecidos. 

DSC00674X

Este lunes 03 se estrena en Iquitos, a través del Canal 19 de señal abierta “Colegio Nacional”, primera miniserie hecha en estas tierras. Fue escrita y dirigida por Luis Chumbe, un adolescente de 16 años que es toda una promesa creativa (mañana una entrevista amplia a Luis) y producida con un grupo de jóvenes de La Restinga, un taller artístico creativo de jóvenes de sectores humildes que se ha convertido en un semillero de mucha calidad en Loreto.

“Colegio Nacional” tiene como productor ejecutivo a Jaime Vásquez, director de Pro&Contra y Tierra Nueva. Fue rodada entre febrero y mayo de este año y consta de 13 capítulos que serán transmitidos en forma interdiaria (lunes, miércoles y viernes) y narra las vicisitudes y anécdotas de un grupo de colegiales en una escuela pública loretana. Protagonizan la serie los jóvenes Edward Noronha, Paola Saldaña y Kevin Reyes, además de Ruth Manrique. También forman parte del elenco Gladys Vásquez, Marina Díaz,  Rubén Manrique, Carlos Bardales, Teo Rojas, Martín Vela, entre otros.   En la producción figuran Breyson Huayllahua, Alicia Morey, Cinthia Reyes, Fabricio Linares, Luis Cachay, Patrick Murayari, Julio Guerrero. En post producción estuvo Leo Ramírez.

He aquí el trailer de la miniserie:

Hablamos con Leo Ramírez, editor de La Restinga  y uno de los más importantes artífices de este trabajo.

¿Cómo surgió en ti la vocación por los audiovisuales?

Es el resultado de un proceso de exploración que me lleva a experimentar, al principio por curiosidad hasta que me di cuenta de que  realmente podía hacer más de lo que yo mismo me creí capaz. En fin, creo que el audiovisual me permite hacer esto: hacer cosas que considero  IMPORTANTES sin tener que ser “yo” necesariamente el que se vuelva importante; algo así como hacer lo que a uno le gusta sin esperar o tener que ser reconocido por lo que se haga.

¿En qué otros proyectos audiovisuales memorables has participado?

Creo que aun soy un novato en este quehacer, pero al mismo tiempo debo admitir que tenido un gran oportunidad al empezar mi carrera en La Restinga, y considero que en lo personal, el proyecto más importante para mí fue el taller de video, que dio como resultado los recordados CHIKOMETRAJES, aunque el hecho de haber participado en la producción del Documental “Amazónico Soy”. Fue una gran lección, en muchos aspectos.

¿Qué propone Colegio Nacional, la miniserie que se emitirá a partir del lunes?

Tengo dos opiniones sobre la propuesta de este proyecto. La primera es sobre el resultado del trabajo de Luis Chumbe, en ese sentido diría que es una mirada reflexiva a la realidad local, desde un punto de vista fresco, joven – hasta me atrevería a decir- puro e inocente, pero muy consciente, que cree que aun se puede hacer algo para cambiar el mundo, sin sentir esa dejadez que con el tiempo, algunos de nosotros, llevamos como única realidad. La segunda, es el discurso institucional de La Restinga llevado al televisión local, en este caso teniendo a Luis Chumbe como portavoz al ser el guionista y director de esta miniserie. Básicamente sugerencias o soluciones  alternativas a los problemas de siempre, a los dramas sociales que todos vivimos.

¿Qué anécdotas han surgido con Colegio Nacional?

Creo que esta experiencia ha sido lo suficientemente fuerte en la vida de cada uno de los integrantes del equipo así que es muy difícil recordar o considerar alguna situación como la más importante, pero en realidad creo que en los días del rodaje fueron los que llevaron una mayor carga emocional. Pero solo por mencionar alguna; recuerdo que cuando tuvimos que grabar una escena en con Ruth Manrique y Gladys Vásquez, se tenía que hacer un brindis con “taperiba-souer” y lo más complicado de todo era que se tuvo que repetir tantas veces que cerca de la media noche ya casi no quedaba  más “taperiba-souer” y el ambiente en el lugar empezaba a calentarse, y no necesariamente por el stress al no poder terminar la escena, sino porque nos estábamos acabando el trago (taperiba-souer).

¿Crees que existe un movimiento importante audiovisual que se está gestando en Iquitos?

Creo que sí, pero muy aparte de lo que opine, he tenido la oportunidad de estar como oidor en algunos eventos en mi última estancia en la capital, y lo más grato que he podido percibir es precisamente el reconocimiento que se le da a esta llamada “movida” que se está gestando aquí en la Amazonía, desde el Alto Mayo o la región Amazonas, hasta el Ucayali o Madre de dios

¿Qué has aprendido en La Restinga?

En pocas palabras, media vida.

¿Cuál es tu opinión sobre el trabajo que hacen los líderes de La Restinga (Puchín, Ítala,Yoli, etc)?

Simplemente es de gran importancia, y además La Restinga hasta donde se puede ver hace más de lo que difunde. Así que, para mí al menos, es una humildad muy digna.

¿Qué películas sobre la Amazonía te gustan mucho?

Es bueno reconocer que cuando hablamos de Amazonía estamos incluyendo a muchos países, y la parte más grande de esta región es Brasil, creo que de ahí han salido muchas buenas producciones, que tal vez por la cuestión del idioma no ha podido llegar hasta nuestro territorio, pero si intentamos escudriñar más cerca de la ciudad de Iquitos sin duda la película corta que más me gusta es “Radio Belén”, o hasta “Fitzcarraldo”…
Aunque lamento que no se haya hecho más cosas desde el medio local, es decir hecha  por gente netamente amazónica, como loretanos y demás, a excepción claro del los filmes hecho por el señor Antonio Wong, que realmente muy poca gente (viva en la actualidad) ha visto.

¿Qué películas en general  han influido en tu vida y en tu desempeño profesional?

He visto muchas pelis asiáticas mi favorito es Wong Kar Wai, pero sé reconocer, que han marcado mucho en mí películas como “La Naranja Mecánica” de Stanley Kubrick, o “Brazil” de Terry Gillian… y seguramente muchas más que ahora no me acuerdo.

¿Cómo crees que los jóvenes de ahora están contribuyendo con la cultura amazónica?

De manera muy activa, y esto por supuesto es muy positivo, porque, sino ¿quiénes serían los protagonistas de nuestra generación?  No me parecería justo esperar que la gente mayor lo haga todo…

¿Qué proyectos personales o grupales tienes luego de Colegio Nacional?

El futuro es incierto, a raíz de tanta evidente crisis. Pero hay la posibilidad de un nuevo taller de video, con nuevas metas y seguramente con grandes expectativas. Espero que se llegue a realizar, por ahora solo es un proyecto, así que no se puede decir nada seguro. En este año he visto frustrarse muchos proyectos personales pero, creo que no he sido el único, seguramente es algo que pasa en muchas partes en el mundo de hoy; pero creo mucho en algo que dijo mi tío Albert Einstein: “la crisis no es más que una gran oportunidad para demostrar el verdadero poder de la creatividad” (no lo dijo así, pero esta es mi interpretación)

Conformistas

Publicado: 31 julio 2009 en Martín Wong
Etiquetas:, ,

vendedor+ambulante

Imagen: Volveré y seré millones

- Bueno. ¿Y qué hacemos ahora? – preguntó la mujer.

El hombre acaricio a su gato, miró a través de la ventana salpicada por la lluvia y suspiró.

- Pondremos un negocio, pues.

Tras varios años de vender maní tostado por las calles, al fin habían reunido un capital decente para tener lo que llamaban “algo propio”. Sus amigos siempre los creían conformistas y, después de tantos años sin progresar, empezaban a creerlo. Pero como pasa con la mayoría de cosas a las que le tomamos cariño, se resistían a romper el chanchito.

- ¿Y si pasa algo? Necesitamos esos ahorros. ¿Recuerdas cuando el Elmer enfermó de hepatitis y pudimos comprarle las medicinas?

- Pero Elmer ya no está, vieja.

- No sé. No quiero. Mejor no.

Le costó alrededor de un año convencerla de que sus huesos ya no estaban para esos trotes, y cuando alguna mañana no podía levantarse debido a sus piernas varicosas, se lo recordaba aún más. Al fin, una noche, Erlinda se acercó al oído de Miguel y le dijo:

- ¿Y qué quieres hacer con el dinero?

Cinco mil soles, reunidos a lo largo de quince años, tomaron forma en la cabeza del marido.

- Quiero poner una bodega.

Al día siguiente salieron a caminar, pero esta vez sin la bandeja de maníes sobre sus cabezas. Se sentían casi desnudos, relajados y desenvueltos. Se tomaron de la mano cuando pasaron por la cantina donde se conocieron, ella como mesera y él como parroquiano. Eran otros tiempos, pero la taberna no había cambiado nada. Hacía mucho que no salían a la calle solamente a caminar.

Alquilaron una covacha en la avenida más concurrida del mercado y la llenaron de abarrotes de toda clase. Miguel se encargaría de las compras y Erlinda, con su habitual carisma, atendería a sus nuevos clientes.

Uno de los primeros resultó ser un chico bien plantado, de gafas oscuras y maletín ejecutivo. Le hizo un pedido de treinta soles y cuando le extendió la boleta le dijo:

-Ahí no más señora. Soy de la SUNAT.

A Erlinda le tembló súbitamente la mano que sostenía el comprobante. El inspector examinó el pedazo de papel como si fuera un perito en busca de indicios de criminalidad: Nombres,RUC, descripción del negocio, pie de imprenta, numeración. Ya se resignaba a retirarse desalentado cuando decidió comprobar la dirección exacta. La boleta decía: Abtao 481-A, pero la placa en la puerta simplemente decía Abtao 481.

-¿De dónde salió esta letra “A”, señora?

- Ah, es que, joven, esta casa es tiene dos cuartos de alquiler, y para no confundirme con el de al lado, el dueño la dividió en A y B.

- Présteme la autorización de impresión de las boletas.

Erlinda buscó entre sus papeles y encontró lo que le pedía.

-¡Ajá! Dijo el muchacho con aire de triunfo, felicitándose por ser tan meticuloso. La dirección registrada en SUNAT no consigna esa letra A.

-Si, ya lo sé, pero para que los clientes nos puedan ubicar fácilmente y no nos confundan con la bodega de al lado…

-Usted debió poner la dirección tal y como lo indica la orden, señora.

Erlinda le clavó una mirada suplicante. Había escuchado que la SUNAT no reparaba en errores y cerraba tiendas con la misma rapidez con la que alguien dice ¡Dios mío!

- Esta bien -le dijo al fin el chico, luego de darse un pausa de suspenso- Por esta vez la voy a pasar, pero consígase algo para ocultar esa A de allí, o dígale al dueño del local que haga los trámites ante la Municipalidad para dividir su predio.

- Muchas gracias, joven.

- Bien, le voy a dejar esta constancia de descargo para que la lleve cuando tenga tiempo a la SUNAT. Que tenga buen día.

Cuando llegó Miguel, Erlinda le contó su primer encuentro con la autoridad. Este le avisó inmediatamente a su contador, un joven aficionado a empinar el codo. Al leer el documento, dijo muy suelto de huesos:

- ¡Ah, con que esas tenemos. No te preocupes. Así te quieren asustar esos cabrones, pero no pasa nada!

Dicho esto, se guardó el documento en el bolsillo y le anunció que iría mañana a primera hora. Erlinda y Miguel continuaron trabajando. Eran los únicos que abrían desde las seis de la mañana y ya empezaban a tener clientes entre algunas empresas importantes. De seguir así, Miguel pensaba abrir una sucursal en el mismo puerto Masusa para eliminar intermediarios y mejorar los precios.

Seis meses después, cuando ya contaban con dos empleados y habían alquilado la casa de al lado para no perder tiempo y dinero en transportes, les llegó una resolución que les partió por el eje.

Una multa de mil quinientos soles por haber consignado en el comprobante de pago una dirección distinta a la registrada en SUNAT, en flagrante violación del artículo ciento setenta y tantos del Código Tributario.

El contador se deshizo en excusas por no haber descargado el documento y se excedió en improperios contra el Estado, anunciando con mucha pompa que nunca había perdido un solo proceso con la Superintendencia y que con la reclamación que estaba preparando conseguiría la victoria final.

Dicha reclamación, llena de pleonasmos y carente de sintaxis, transcrita de un viejo libro de contabilidad y salpicada de argumentos no jurídicos; si bien para Erlinda y Miguel resultó incomprensible, para los funcionarios estatales resultó aún más abstrusa y resolvieron devolverla por no tener firma de abogado.

Miguel y Erlinda fueron a ver a un abogado que el contador les recomendó. El doc los recibió en su enorme oficina con una sonrisa de gato despensero. Al escucharlos, levantó las cejas y les dijo que no había por qué preocuparse, pues era un procedimiento de rutina y si ellos querían podía llevar el caso hasta el mismísimo Tribunal Fiscal, donde pasarían años antes de que expida sentencia, y mientras tanto el cobro de la multa quedaría suspendido. Les comentó que el error de ambos fue de estrategia, y que debieron consultarlo con un abogado desde el principio.

Cuando le preguntaron por sus honorarios, intimidados por la elegancia del estudio, el doctor les dijo que no se preocuparan, que cuando se trataba de una injusticia latente como ésta, en lo último que pensaba era en cobrarles por adelantado. Miguel y Erlinda respiraron aliviados.

El doctor reformuló la apelación y le dio un nuevo aspecto, con profusión de frases en latín y referencias históricas que llegaban hasta el mismo Justiniano. A su lado, la apelación del contador empírico lucía como una columna de chismes de un periódico de medio pelo. La pareja quedó satisfecha.

Al lunes siguiente, el enorme auto del abogado se estacionó frente a la bodega, y bajaron de él una mujer y dos adolescentes, diciendo que los había enviado el doc a cobrarles por el servicio. Sacaron, arroz, menestras, latas de conserva, salchichas, leche, huevos, jugo y azúcar por un monto de casi seiscientos soles. Miguel y Erlinda veían vaciarse sus anaqueles sin poder hacer nada porque, después de todo, el trabajo estaba hecho.

A estas alturas las rentas de la pareja empezaban a mermar. Tres meses después llegó la resolución de multa, que desestimaba la apelación del doctor. Debido al tiempo transcurrido, el monto de la sanción había ascendido a mil ochocientos soles. El abogado, fingiendo pesar, les dijo que esto agotaba la vía administrativa, mas no la judicial y que si ellos quisieran podrían seguir litigando. La pareja respondió al unísono: no gracias.

Volvieron entonces al contador, que les dijo que lo mejor que podían hacer era aceptar la sanción y acogerse al fraccionamiento. Ahora, aparte de pagar el impuesto mensual (que ascendía a ciento cincuenta soles aproximadamente), debían pagar ciento ochenta soles durante diez meses, lo que quiere decir que sus tributos se habían duplicado, aunque sus activos estén disminuyendo.

Luego de cuatro meses haciendo malabares para poder cumplir con el impuesto y la multa a la vez, vendiendo algunos muebles y deshaciéndose del gato que les hacía gastar mucho en comida, el quinto mes no pudieron cumplir con la obligación, e inmediatamente les llegó una nueva Resolución en la que les comunicaban que, por semejante incumplimiento, acababan de perder su derecho a fraccionamiento, por lo que debían abonar la totalidad de la deuda en el más breve plazo posible o se haría efectiva la cobranza coactiva.

Nuevamente desfilaron entre contadores y abogados, sin que nadie pueda o quiera ayudarles realmente. La bodega se descuidaba cada día más y a veces permanecía cerrada para esquivar al prestamista particular que los había socorrido hace unos meses para mantenerse a flote.

Finalmente, un día ingresó una señora muy elegante que se presentó como la ejecutora coactiva y, con un lenguaje bastante técnico y presuntuoso, les explicó su misión. Hizo un inventario de los artículos y luego cargó con ellos, comunicándoles que su cuenta estaba saldada.

Miguel Paredes y Erlinda Rengifo aún venden maní tostado por las calles, aunque evitan pasar por la calle Abtao. A veces se encuentran con el prestamista y reciben insultos, pero Miguel se reserva la furia para descargarla con el primer imbécil que les diga conformistas.

Huele a baja…

Publicado: 30 julio 2009 en Diario de IQT
Etiquetas:, , , , ,

cni iquitos

CNI volvió a perder, esta vez  por 2 a 1 ante José Galvez en Chimbote y faltando menos de 6 fechas para que finalice el campeonato descentralizado del fútbol peruano, su situación como antepenúltimo de la tabla lo compromete gravemente con la baja y el descenso a segunda división.

Jugando a nada, perdiendo partidos importantes, alejado completamente del buen juego o de la efectividad, CNI se ha convertido en triste víctima de las circunstancias. Parece que la leve esperanza generada a raíz de la llegada de César “Chalaca” Gonzales a la dirección técnica (luego del clamoroso fracaso del ex DT César Cubilla) ha tenido que dar paso a la resignación. Y al realismo.

CNI nunca fue verdadero protagonista del campeonato, pero hasta el más escéptico hincha local imaginaba que su campaña hubiese sido tan pobre y deficiente. Hace unos meses sugeríamos ideas para cambiar el panorama. Ahora, creemos que éstas sobran, porque el problema es tan generalizado, ya no solo del comando técnico, de los jugadores, de la dirigencia y de la misma afición.

Con 21 puntos, muy poco es lo que se podría hacer hasta el momento para cambiar los hechos.

En todo caso, ¿qué le podríamos sugerir a CNI para cambiar la historia en estas escasas fechas que restan al campeonato?

Sus comentarios, propuestas o p#teos  son bienvenidos.

Colonia_Penal_El_Sepa_52

En su mensaje anual de Fiestas Patrias, a pesar de toda la expectativa generada por acontecimientos recientes, el presidente Alan García ignoró una vez más a la Amazonía. Con concha, pana y elegancia, se desdibujo en su discurso cualquier atisbo de política de estado para los amazónicos (incluso la oportunidad de reconciliarse con nuestra gran región).

La única mención que podría llamarse subsidiaria del mensaje fue la construcción de una colonia penal en la selva para albergar a condenados por actos de corrupción. Aunque García había señalado que ya se estaba construyendo, su ministro de Justicia, Aurelio Pastor, se apuró en desmentirlo, en el sentido que es una propuesta que se espera tener lista para julio del próximo año.

Irónicamente, la propuesta de reestablecer una colonia penal para reos por corrupción fue una promesa electoral de Ollanta Humala, que ahora el APRA parece haber tomado como propia.

La reapertura de algo que podría ser el Sepa, legendaria colonia penal abierta en 1951 en el distrito de Sepahua, provincia de Villa Atalaya, a orillas del río Urubamba, en la región Cusco, ha sido catalogada como “antitécnica” por el ex director del INPE, Wilfredo Pedraza. 

Una muy sabrosa crónica escrita por Segundo Serrato para la revista Quinto Poder da cuenta de los años del Sepa y un ralato del ex parlamentario izqueridsta Genaro Ledesma, quien recuerda las anécdotas e inconveniencias de volver a un sistema penal tan arcaico como improductivo:

El Sepa era como el paciente que se retuerce de dolor y que gime por las noches en espera de medicinas, mientras los gallinazos y otras aves de rapiña y carroñeras rondaban por el cementerio esperando que los muertos se levantaran”.

“Por eso vivíamos en grupos durmiendo con un ojo abierto pues el perro de la selva, como se conoce a la serpiente shushupe, arañas mortales y otras alimañas, llegaban para hacer de las suyas sin estar invitadas a la fiesta”.

Cuando Ledesma llegó por primera vez, en 1963, al Sepa, el penal maldito ya tenía 13 años de creado. Sus compañeros de celda, fueron, entre otros, el desaparecido alcalde de Lima Alfonso Barrantes Lingán, el extinto líder comunista Jorge del Prado, Cesar Caravedo, Cesar Rojas Huaroto, entre otros. Pero El Sepa albergó en su peor momento más de 500 presos, la mayoría políticos. Entre ellos el ex senador Carlos Malpica Silva- Santisteban, el periodista trotskista Ismael Frías Torrico, el guerrillero Juan Pablo Chang Navarro-Lévano. También los médicos Hugo Pesce y Olinto Vesco, quienes operaron del apéndice a uno de sus camaradas de celda con una hoja de afeitar y con aguja e hilo, salvándole la vida.

Otro inquilino fue el famoso periodista Ernesto More, el líder político Ángel Castro Lavarello, el veterano comunista José Sotomoyor Pérez, el abogado Carlos Ferdinand Cuadros, el historiador y educador Carlos Núñez Anavitarte, el capitán de navío Eduardo Villa Salcedo, que llegaría a ser viceministro de Industria en el gobierno del general Juan Velasco Alvarado; los dirigentes obreros Emiliano Huamantica y Pascual Montaño. Otro sindicalista, Antonio Medrano, fue engullido por una boa en la intrincada selva, entre muchos otros, como Pablo Miota.

En otra ocasión, Ledesma y otros dos presos comunes fueron a contemplar el ocaso a orillas del río El Sepa, cuando de pronto de un tronco que navegaba sin rumbo, emergió una enorme shushupe hacia el grupo en un salto que los dejó con la boca abierta. Fue uno de ellos que cuchillo en mano tuvo que batirse a duelo con el reptil venenoso por media hora cortándole primero el rabo y luego la cabeza. Rememora también aquella acción irracional del jefe policial, que a machetazo limpio cortó los dos brazos de un preso muerto al que sus colegas querían enterrar excepcionalmente en un cajón angosto. Desde ese momento todo aquel que perdía la vida era envuelto en hojas de plátano y enterrado en el cerro que se retorcía de dolor cada vez que le entregaban un cadáver.

Al recordar estas trágicas, increíbles historias, Ledesma Izquieta considera que abrir nuevamente El Sepa para encarcelar políticos o funcionarios ladronzuelos, no vale la pena.”

yurimaguas-voley

María de Fátima Acosta Grandez es  integrante de la selección nacional de menores, y fue considerada como una de las tres mejores liberos en el reciente Mundial de Voley de Tailandia.

María de Fátima es loretana y ha cursado estudios secundarios en el Colegio Monseñor Atanasio Jáuregui de Yurimaguas. En dicha ciudad fue reconcida  como la voleybolista loretana más brillante de todos los tiempos, en un retorno de 8 años que terminó en felicidad y un orgullo regional que debe ser replicado en ciudades como Iquitos y en otras ciudades del país.

Toda la noticia en Delaselvasuwebón.

Incendio de Fiestas Patrias

Publicado: 29 julio 2009 en Diario de IQT
Etiquetas:, , ,

grifo

Hoy, en horas en que culminaba el Mensaje de Fiestas Patrias del Presidente Alan García,  la ciudad de Iquitos momentáneamente se puso en alerta ante un gran incendio que se dió a orillas del río Itaya.

El grifo flotante Acrolim, de propiedad de César Armas  ardió en llamas por una chispa de bateria, cuando otra embarcacion “La Cañita” se abastecía de combustible. El incendio se inició al  promediar la 1 de la tarde.

 La embarcación rápidamente fue consumida por las llamas, minetras que muchas de las chispas cayeron sobre la tienda y depósito de materiales El Huequito, ubicada aproximadamente a 100 metros. Los bomberos tuvieron que alejar a la embarcación  en llamas y usar una cisterna de los guardacostas a fin de evitar un incidente mayor

Como siempre la falta de implementación contra siniestros dificultó la labor de los de la Capitanía de Puertos en Iquitos.

6  son los heridos, entre ellos una trabajadora de embarcacion Acrolim resultó con quemaduras en el brazo derecho y tuvo que ser llevada de emergencia al Hospital Regional. Se calcula en 60 mil soles las pérdidas económicas que generó este incendio.